“Menos es más”. Esta es la regla más importante del minimalismo, una tendencia que combinada con el estilo moderno es capaz de crear espacios limpios y con un aire vanguardista que todo hogar necesita. Si eres fan de los acabados depurados, las líneas rectas y la armonía visual, un salón minimalista moderno debe ser un must en la decoración de tu casa. Este estilo decorativo cuenta con un diseño que se centra en lo esencial, sin muebles ni elementos decorativos que no tengan un uso específico, útil y totalmente funcional. Se trata de una decoración que destaca las formas, colores y materiales, por eso la simetría tiene un papel fundamental a la hora de decorar.

Características principales de salones minimalistas modernos

El minimalismo y el modernismo unidos pueden conseguir entornos tranquilos, funcionales y enriquecedores. Algo que se hace especialmente atractivo en salones, donde solemos pasar más tiempo con familia y amigos. Aunque huye de todo lo sobrecargado, lejos de ser un tipo de decoración fría y sin personalidad, este estilo combinado de la manera adecuada puede ser una buena opción de crear espacios acogedores, cálidos y que aporten paz visual. A continuación, te damos algunos trucos para aprender a decorar un salón minimalista moderno como todo un interiorista:

Espacios abiertos

Tanto si tu salón es muy amplio como si dispones de pocos metros, una de las claves para decorar en estilo moderno minimalista es apostar por espacios diáfanos. Ayuda a que el ambiente sea más fluido, con mayor amplitud visual y más luminoso, ya que no hay obstáculos o paredes que impidan el paso de la luz de unos espacios a otros.

Blanco y negro, la mejor combinación

Cuando optamos por este estilo, una de las principales opciones a las que recurrir es al binomio de colores. Sobre una base blanca damos pequeñas pinceladas para crear contraste con el color negro a través de los accesorios y los muebles. El resultado es un salón mucho más elegante y sofisticado. Por supuesto también puedes introducir elementos naturales como la madera o el mármol, para dar un toque más personal y acogedor.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Iluminación

Una buena iluminación natural es la base de un salón minimalista moderno. unos grandes ventanales y la iluminación artificial necesaria para las horas de oscuridad son pilares fundamentales en este tipo de decoración, ya que recrean espacios más armoniosos e ideales para nuestro bienestar.

Colores en salones modernos minimalistas

Además del blanco y del negro, los colores neutros son los que mejor combinan con el estilo moderno y minimalista. Tonos como el beige, gris, crudo o tonos tostados proporcionan una elegancia atemporal al espacio y otros colores más vibrantes y llamativos como el burdeos, el verde botella, el amarillo mostaza, azul índigo o frambuesa pueden introducirse a modo de pinceladas en pequeños detalles.

La importancia de la simetría para un salón minimalista moderno

La simetría es uno de los pilares básicos de cualquier arquitecto, interiorista o decorador. Existen muchos tipos de simetría, pero en definitiva lo que buscan está siempre relacionado con el equilibrio y la armonía de los espacios.

Adquiere especial importancia para un salón minimalista moderno. Pero… ¿por dónde empezar? Lo primero es la pieza base, el sofá, una vez lo tengas debes empezar a colocar distintas piezas creando un efecto espejo: plantas, butacas, la mesa de centro, alfombras, taburetes, cuadros y todos los elementos decorativos que te puedas imaginar.

Una teoría a tener en cuenta para amueblar es la regla de los tres o de los impares. Esta teoría sostiene que las personas vemos más atractivo y armónico aquello que contiene tres elementos, o las composiciones que son impares. Es cierto que son más dinámicas y fluidas que las pares, por lo que no dudes en utilizar este truco a la hora de decorar. Por ejemplo, colocando juntos tres objetos o piezas decorativas sobre la mesa de centro, o si tienes un jarrón con flores, mejor poner tres flores que únicamente dos. También ocurre lo mismo en las paredes, si haces composiciones con fotografías o con cuadros u obras de arte, mejor colocar un número impar.

Esta regla también se puede aplicarse a loscolores, texturas o materiales. Por ejemplo, puedes probar a juntar una pieza de madera, con una de metal y otra de cristal. 

¿Cómo hacer que un salón minimalista moderno sea acogedor?

Normalmente asociamos el estilo moderno y el minimalista a espacios fríos y poco acogedores. Y si es cierto que si no se combinan adecuadamente el resultado puede ser una casa sin vida y apagada. Por esto te damos unos trucos para que aprendas a crear espacios hogareños con una base minimalista. ¿Cuáles son las claves? Te las contamos:

  • Los colores, texturas y accesorios juegan un papel fundamental a la hora de decorar un salón minimalista moderno.
  • Un sofá de cuero junto a unas butacas de madera.
  • Tonos tierra en alfombras, cortinas y otros elementos decorativos pueden crear un ambiente mucho más comfy.
  • Añade el toque minimalista con una mesa de centro de lineas depuradas y rectas y unas lámparas de estilo moderno.

Otro aspecto muy importante es jugar con las texturas. ¿Dónde? Fundamentalmente en alfombras, cojines (pero sin abusar) y cortinas y mantas. Elige tejidos naturales como el algodón, el lino o el borrego y no dudes en introducir cestas de mimbre para guardar las mantas y que el espacio quede totalmente ordenado. El resultado puede ser de lo más hogareño.

Salón minimalista moderno en clave nórdica

El minimalismo y el estilo nórdico o escandinavo van en muchas ocasiones de la mano y es que, no lo vamos a negar, los resultados son excelentes, ambos comparten muchos aspectos, entre ellos la base de sus composiciones: “Menos es más”. Lo más importante es que todos los elementos del espacio cumplan alguna función, nada debe de estar por estar, sino que cada objeto, mueble o complemento es funcional. La sencillez de los muebles nórdicos combina perfectamente con la simpleza del minimalismo y del modernismo. También la base de colores es similar, blanco, tonos tostados, beige… No dudes en dar un toque único a tu salón minimalista moderno y añadir piezas nórdicas para mejores resultados.

Si te han gustado todos nuestros consejos e ideas, no te pierdas mucho más en el club de compras de Westwing, donde te enseñamos los mejores muebles y decoración para crear el salón de tus sueños, con mucha personalidad, calidez y estilo.