dormitorio en buhardilla con pared gris de fondo

El color gris arrastra un aura de tristeza y de bajo interés muy injusta y que, afortunadamente, el mundo de la decoración ha logrado desmentir convirtiéndolo en uno de los colores favoritos de los interioristas. No es sorpresa que sea uno de los colores de moda para paredes 2022pues con él, todo son ventajas. Es un todoterreno que va bien con todo lo que le pongas; puede tener un aire fresco y juvenil o puede resultar sobrio y elegante; aporta luz y nunca, nunca, pasa de moda. Así que pintar una pared gris siempre será un acierto, tengas el estilo que tengas. ¿Quieres más detalles? Aquí te los damos.

1. El gris es el nuevo neutro

El beige, durante mucho tiempo, fue el neutro estrella. Hasta que llegó el gris, que lo desbancó con un aire más moderno y luminoso. La pintura gris, tanto en sus tonos más claros como en los más profundos, consigue un espacio en el que cualquier estilo decorativo queda bien, porque se convierte en una especie de lienzo sobre el que todo tipo de mueble y de material destaca y se vuelve protagonista. Además, es la bisagra cromática perfecta para armonizar colores entre sí. ¿Por ejemplo? Un verde gris y un naranja quedarán perfectos en un ambiente con paredes grises. Un rosa y un amarillo, también. Un azul y un verde, por supuesto. Y así podríamos estar dando la vuelta al círculo cromático una y otra vez, haciendo combinaciones maravillosas con el gris como telón de fondo.

2. Una pared gris irradia luz

Así es. El blanco es capaz de reflejar el 80% de la luz que recibe, pero no es el único. El gris, en sus tonos más claros, también tiene esta capacidad y, a la vez, con su punto de color, resulta un color más envolvente y con más carácter para decorar la casa. Pero ¿qué pasa si hablamos de pintura gris más intensa, como el gris plomo? Pues que también puede multiplicar la claridad. ¿Cómo? Pinta una pared gris plomo y deja el resto del salon blanco. O bien pinta las paredes en un gris intenso y decora con muebles y textiles blancos. El efecto que crearás es que el espacio, a pesar de tener una pintura gris en las paredes subida de tono, se verá muy luminoso. Esto sucede gracias al contraste que se crea entre los dos colores, porque el gris ayuda a que el blanco se perciba mucho más claro.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

3. Pintura gris: el color de los mil matices

Un mismo gris puede coger distintos matices en función del color al que lo unas. Se puede decir que es un tono mimético. Y es que si, por ejemplo, pintas una pared del salón en gris claro y el sofá que se apoya en ella está decorado con textiles en azul y blanco, el gris virará a azulado. Mientras que si el sofá está tapizado en tonos más cálidos como los arenas y los cojines también comparten color tostado, el gris de las paredes se percibirá más cálido. Tenlo en cuenta según lo que quieras conseguir en cada estancia. Un ejemplo: si la estancia recibe poco sol y quieres pintar la pared gris, apuesta por muebles cálidos y la pintura gris también se verá más cálida y acogedora.

4. Pared gris: de juvenil a elegante

El gris es realmente un color muy camaleónico porque, dependiendo de su tonalidad, puede hacer que los espacios se vean más juveniles o más elegantes. Si utilizas pintura gris muy rebajada con blanco, como el Northern Droplet, uno de los colores de moda para paredes del 2022 (URL por determinar), según Pantone, conseguirás un color gris suave muy juvenil, limpio y fresco, que quedará bien tanto en salones de estética nórdica o incluso pop, como en cocinas, baños y, por supuesto, en los dormitorios, desde el principal al de los niños, porque encajará con colores más sobrios como azules, verdes o tostados, y con otros más alegres como rosas, amarillos o azules pastel, por ejemplo.

Por otro lado, si apuestas por un tono más subido para pintar tus paredes de gris, como el Poppy Seed, otro de los colores estrella elegidos por Pantone para este año, el ambiente que conseguirás será muy distinto: más elegante, sobrio y sofisticado.

5. Amplía los espacios con pintura gris

Si eliges pintura gris para tus paredes en su versión más suave, estarás apostando por un color que dará personalidad a tu casa a la vez que ampliará los espacios, porque, al ser un color luminoso, hará que las estancias se perciban más amplias. Si, además, eliges blanco para el techo y un color claro en el pavimento, y la pintura gris tiene un acabado satinado, el efecto multiplicador de la luz se potenciará. Solo te quedará decorar con mobiliario y detalles que sigan sumando luz. Nos referimos a piezas en blanco o con perfiles dorados y cristal, por citar algunas, y no te olvides de colgar algún espejo estratégicamente para que el sol incida en él y rebote la luz a todos los rincones de la estancia. Será el combo luminoso ideal.

6. Las parejas perfectas de una pared gris

Lo hemos dicho y repetido: el color gris queda bien con todo. Pero hay unos materiales y unos colores con los que brilla mucho más. ¿Los vemos?

  • Gris y madera natural: crea espacios actuales, naturales y con mucha personalidad, de carácter entre boho y nórdico.
  • Con blanco: 100% luminoso, es una combinación tan clásica como eterna.
  • Gris y metal negro: para estilos industriales. Un color potencia al otro y ganan personalidad y elegancia.
  • Gris y dorado: para ambientes clásicos o muy sofisticados.
  • Gris y terciopelo rosado: chic y glamuroso, un mix que no deja indiferente a nadie.

7. Un color que te lo pone fácil

Si eres de los nuestros y te apasiona la decoración, con cada nueva estación puede que te apetezca cambiar el aire de tu casa renovando los textiles con nuevos colores y estampados, substituyendo algún auxiliar por otros más acordes con la nueva moda… en fin, dándole a tu casa un aire más actual y personal. En este caso, haber elegido pintura gris para tus paredes te lo pone muy fácil porque se adaptará a cualquier nuevo estilo en un abrir y cerrar de ojos regalándote espacios armónicos y equilibrados. Así que no lo dudes y di sí a una pared gris.

Encuentra los accesorios más elegantes en gris