Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Cocina negra con elementos en blanco y negro

Tradicionalmente, la cocina se concebía únicamente como un espacio de preparación de comidas; podía ser un espacio en el que nuestras abuelas y madres pasaban muchas mañanas y tardes. Con el paso del tiempo, esta zona de la casa se ha convertido en punto de encuentro entre amigos y familiares, un lugar en el que picar algo y tomar una cervecita mientras se prepara la cena. Por eso, es muy importante que tu cocina sea un espacio acogedor y que tus invitados se sientan como en la suya. Desde cocinas industriales hasta otras más vintage. Te damos algunos consejos para que apliques las últimas tendencias en decoración de cocinas y des el salto a la fama.   

Cocina como punto de encuentro

La cocina se hace un hueco como punto de encuentro en el hogar, y más si es abierta. Los muebles y accesorios deben ser funcionales, aunque eso no implica que no sean estilosos. El almacenaje es fundamental, con vitrinas, cestas y cajas de diferentes tipos: además de estas a la última, tendrás todos tus utensilios bien organizados y a la vista. Para ello, los módulos extraíbles son muy útiles, ya que en ellos podrás guardar ollas, sartenes o botes de especias. En los estantes de pared puedes exponer tu vajilla y utensilios para que, además de utilizarlos, sean elementos decorativos. Si buscas redondear la decoración de tu cocina, considera la idea de incluir plantas en ella, creando así un ambiente más cálido. No descartes la pintura en tonos pastel en una de las paredes, o incluso jugar con el papel de pared pintado con diferentes y alegres estampados.

Materiales de cocina que son tendencia

La mezcla entre estilo rústico y estilos más modernos para la cocina está en boca de todos. Los consumidores eligen encimeras de hormigón, de mármol, con tablas de cortar de madera o cerámica. Para un estilo más chic, decídete por materiales basados en metales como el cobre, el oro, el latón, o el acero inoxidable, tanto para accesorios como para muebles.

Destaca, sobre todo, el uso del mármol, que encandila a todo el mundo. Las encimeras de mármol tienen un mantenimiento bastante fácil, y además de encontrarlo en colores más clásicos como el blanco o el gris, también tendrás mezclas más glamurosas, como negro, blanco y gris. Combinan muy bien con, por supuesto, suelos de madera y, en un sentido más innovador, suelos de mosaico (también llamado suelo hidráulico), con formas geométricas o motivos muy variados.

Si buscas darle un aspecto más natural a la cocina, opta por la madera. Arce, roble escandinavo, o roble viejo dan lugar a tonos de madera claros y con tonos próximos a la arena. Con el roble volcánico, se consiguen maderas ligeramente más oscuras. Puedes combinarlas todas y lograr un estilo único. Si añades decoración metálica y le das un toque industrial, estarás sumándote a la moda escandinava.

Muebles de cocina para todos los estilos

Junto con las industriales, las cocinas rústicas están triunfando bastante. Para emular este estilo, deberás hacerte con una mesa maciza natural, unida a materiales como el algodón o el lino. El blanco para los armarios de cocina y los fruteros de cerámica artesanal completan estas particulares cocinas. Por otra parte, el estilo nórdico también triunfa considerablemente. Es muy versátil y luminoso, utilizando como base colores más bien neutros. Admite algunos toques de color pastel, pero la línea general es la neutra. Emplea la monocromía en todas partes, también en sillas y encimeras, e incluye muebles industriales que tan bien encajan en este estilo.

Seguro que con estas ideas dejas de pensar que la cocina sea un espacio al que solo accedas para preparar un plato de comida rápida y salirte rápidamente. ¡Querrás estar todo el tiempo allí!