¡Ya es CYBER MONDAY! ¡Consigue hasta un -70% en las ventas de WestwingNow! >

arboles de interior

Los tonos verdes nos trasladan a la naturaleza aportándonos una sensación de estabilidad, armonía, frescura y calma. Mucha calma. La versatilidad de este color hace que la idea de decorar con plantas y árboles de interior siempre sea más que bienvenida. Y cuanto más grandes y bonitos, mucho mejor.

En los últimos años, hemos visto cómo la decoración con árboles de interior ha ido ganando protagonismo. Al no necesitar muchos cuidados, ser resistentes y muy, muy decorativos, los árboles de interior son la opción perfecta para tener un auténtico jardín dentro de casa.

Ideas de árboles de interior

Los árboles de interior se han convertido en un elemento decorativo capaz de transformar y realzar la belleza de cualquier habitación de nuestro hogar. Si a su bonito follaje y su porte majestuoso y elegante le sumamos un macetero o contenedor de lo más decorativo y especial, trasladaremos la naturaleza del exterior al interior de nuestro hogar de un momento a otro. Son muchos los árboles y plantas grandes (del tamaño de árboles) que pueden prosperar en el interior de nuestra casa si se cuidan adecuadamente. Toma nota de las siguientes ideas y consigue unos resultados increíbles gracias a los siguientes tips:

Cuatro árboles grandes de interior

Entre los árboles grandes de interior, encontramos una larga lista de maravillosas opciones para tener dentro de casa. Sin embargo, hemos reducido dicha lista hasta conseguir los cuatro que nunca fallan. ¡Allá vamos!

  1. El olivo:

Los olivos, de origen mediterráneo, destacan por ser uno de los árboles más valorados y especiales de la cultura mediterránea. Sus ramas son el símbolo universal de la paz y su tono verde grisáceo hace de este bonito árbol un elemento decorativo que encaja a la perfección tanto en estilos más minimalistas como en estilos rústicos o vintage.

Te alegrará saber que se pueden cultivar con relativa facilidad en interiores. Sin embargo, debemos asegurarnos de que el olivo reciba, al menos, seis horas de luz natural directa al día. Y como consejo, mucho mejor si está cerca de una ventana con dirección sur.

2. La kentia:

Si eres una amante de las palmeras y te mueres por tener una en casa, la kentia (también llamada como ‘palma del Paraíso’) es la solución ideal. Y es que, esta sencilla y estilosa palmera es muy fácil de cuidar, siendo la opción perfecta para tener una palmera en el salón de tu casa.

Puede alcanzar los dos metros de altura en maceta y les encanta el sol, por lo que deberás poner tu kentia en zonas cerca de ventanales o terrazas. En cuanto al riego, mucha agua.

Recuerda que los árboles tropicales de hojas generosas son tendencia y aportarán a nuestro hogar ese toque exótico tan buscado y venerado.

3. La pata de elefante:

Aunque su nombre científico sea Beaucarnea Recuvata, seguro que lo reconoces perfectamente por pata de elefante. De crecimiento lento y hoja perenne, este árbol necesita de sol o mucha luz natural y escaso riego.

Es originario de México y aguanta muy bien el clima templado, siendo muy tolerante a la sequía. Su singular tronco, de un marrón grisáceo, contrasta a la perfección con las largas hojas acintadas que surgen en la parte superior.

4. La pachira:

También llamada castaña de agua se suele encontrar con los tallos entrelazados y es de esos árboles que no necesitan mucha luz, ya que el sol puede quemar sus hojas. Y para sorpresa de muchos, tampoco necesita mucha agua cuando es cultivado en interiores.

Originario de México y norte de Sudamérica, es muy apreciado por sus brillantes y palmeadas hojas verdes. En cuanto a su altura máxima, en interiores puede alcanzar los dos metros, muy lejos de los 18-20 metros que alcanza en la naturaleza. De hoja perenne, es toda una delicia como elemento decorativo y el árbol perfecto si buscas árboles de interior con poca luz.

Elige los maceteros de tendencia

Árboles pequeños de interior

Si no tienes mucho espacio para un gran árbol, pero quieres tener tu pequeño arbolito en casa, los árboles pequeños de interior se convertirán en tu aliado perfecto para introducir la belleza de la naturaleza en casa.

Si bien antes habíamos hablado de los olivos como grandes árboles de interior, es cierto que pueden ser la opción perfecta como árbol pequeño. Al ser de crecimiento lento, durante mucho tiempo tendrán un tamaño contenido muy fácil de manejar. Entre otras opciones, encontramos los árboles frutales. Una tendencia muy utilizada en la decoración de interiores y muy fácil de cuidar y mantener. El color de sus frutos y frutas aportará ese toque de color y vitalidad a nuestro hogar. Entre ellos encontramos desde naranjos, limoneros o el Kumquat hasta el peral, el manzano o el melocotonero.

Y como no podía ser de otra forma, no podemos olvidarnos de los maravillosos bonsáis. Aunque requieren de una cuidada y precisa poda para su supervivencia, son toda una obra de arte que aportará un toque del estilo zen a tu hogar.

Elige tus árboles de interior favoritos y hazles sitio en casa. Puedes ubicarlos en el recibidor para dar una bienvenida de lo más acogedora, en el comedor, en una de las habitaciones o incluso en el baño. No olvides que, dependiendo del tipo de árbol que elijas, deberá disponer de una buena y adecuada iluminación natural.