Shelfie-estanteria-minimal

Es la nueva tendencia de decoración que se ha vuelto viral en Instagram. Dice mucho de tu personalidad y no es un autorretrato… ¿O sí? Del famoso “selfie”, los amantes del interiorismo han pasado al “shelfie”, el retrato de sus estanterías que, de alguna manera, es también un retrato de sí mismos. De sus gustos, de su criterio decorativo y, en definitiva, una pequeña muestra de su estilo de vida. En Westwing nos encanta esta moda que llena de inspiración y personalidad las redes sociales. Si quieres saber cómo poner en orden tus estanterías de la forma más creativa, muy atento a estos consejos que hemos elaborado para ti. ¡Únete a la fiebre del “shelfie”!

Hashtag #shelfie, la moda deco viral que habla de ti

Pinterest, Instagram y Twitter se han llenado de este hashtag que arrasa en las redes sociales. Hasta ahora, habíamos mantenido en secreto nuestras estanterías o, peor aún, habíamos descuidado su diseño, dejando que el polvo se acumulase o que los objetos se apilasen sin criterio y con desorden. ¡Esa época ha terminado!

Por suerte, la tendencia de crear tu propio “shelfie” pone en valor tus pertenencias y accesorios por lo mucho que cuentan de ti y llega preparada para inspirarte con miles de ideas con las que hacer de tus estanterías verdaderos altares de la decoración de interiores, plenamente adaptados a tus gustos y a tu modo de vida. Seas como seas, hay un “shelfie” para ti. ¡Te traemos algunos de los más populares en redes sociales!

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Shelfie para los amantes de la lectura

Por supuesto, los fanáticos de la lectura tienen en la moda viral del shelfie una auténtica oportunidad de lucir sus bibliotecas, reconvertidas en todo un valor estético. Y es que pocos elementos más decorativos hay que los libros, llenos de color, con infinitas posibilidades de colocación y orden y con ediciones cada vez más cuidadas y especiales que los convierten en una pieza de diseño por sí mismos en muchas ocasiones.

El primer paso para crear tu propio shelfie, como es lógico, es elegir una estantería abierta o, si incluye puertas, como sucede con muchos muebles librería que incorporan un cerramiento para proteger los libros del polvo y otros agentes externos, que éstas sean de cristal y dejen ver el contenido. Y es que en el shelfie la apuesta está en el mostrar y hacer de ello un valor. ¡No hay que ser vergonzosos, sino lucir nuestro pequeño motín lector con todo el orgullo!

Los coleccionistas de vinilos y películas, los amantes de la lectura y aquellos que llevan toda una vida seleccionando en rastros de todo tipo preciados objetos de anticuario o selectas piezas de arte van a poder enseñar sus pequeños tesoros al gran público. Eso sí: no olvides incluir, después de tomar la instantánea de tu estantería, el hashtag #selfie.

Cómo ordenar tus libros

Vayamos al detalle: cómo conseguir el acabo perfecto con nuestras colecciones. Las estanterías decoradas con libros, lo cierto es que admiten muchas opciones. El efecto de estantería rebosante nos encanta: aquella en la que todos los libros están perfectamente apilados y en distintas direcciones, en horizontal y en vertical. Los criterios de clasificación son muy diversos: crear gamas cromáticas, seleccionando los libros por colores, es uno de los más agradecidos en diseño, pero también puedes colocarlos por secciones temáticas (filosofía, novela, poesía…) como si de una auténtica biblioteca de consulta se tratase.

Otra de las alternativas para decorar estanterías de este tipo es hacer que los libros “respiren”. En este caso, perseguiremos un efecto contrario al anterior, en lugar de llenar todos los huecos con libros, buscaremos aligerarlos, mezclándolos con otros accesorios decorativos, como pequeños jarrones, plantas, piezas de arte, marcos de fotos, flores secas… La variedad de alturas, formas, tamaños y texturas consigue, también, un efecto fascinante para tu shelfie.

#Plantshelfie para ordenar una pequeña gran jungla

Si adoras las plantas como elemento decorativo tanto como nosotros, no pueden faltar en tu shelfie. Todo al verde en una estantería salvaje que es una auténtica fantasía. ¿Llenarla solo de plantas? ¡Sí! Es todo un acierto. Elige bien las macetas: en barro, esmaltadas, en cerámica… La opción ganadora será combinar todo tipo de plantas y flores en la estantería, con un efecto muy fresco y lleno de color que te transportará a la calidez de los patios andaluces.

El estilo scandi es una gran fuente de inspiración, a su vez, para quienes busquen recrear un plantshelfie lleno de glamur. Baldas de madera clara al natural, de líneas rectas y acabados lisos, con plantas en macetas sobrias y tonos suaves; terracota, beige, blanco y algún tono verde oliva. ¡Nos encanta! Para completar y ofrecer un contrapunto a esta estantería, puedes probar a introducir algunos adornos en fibras vegetales, desde las propias macetas, hasta algún accesorio de diseño, como cestas de mimbre o pequeños elementos textiles que dialoguen con el verde.

Todo un jardín vertical que dejará boquiabiertos a tus invitados ¡y a tus seguidores!

De objeto de anticuario al shelfie más vintage

¿Eres un fanático de los rastros? ¿Viajas por todo el mundo buscando ese objeto único que llevas contigo a casa para aportar a tu decoración un valor insustituible? ¡Estás de suerte! Tu estantería lo tiene todo para ser un expositor de accesorios increíbles.

Un mueble recuperado con vajillas de época, vinilos, máquinas de escribir antiguas o cualquier otro objeto que nos traslade al glamur de épocas pasadas acabará por convertirse en un auténtico hito vintage si sabemos cómo combinarlo.

¿Quién ha dicho que el shelfie es solo cosa del salón?

Una de las cosas que más nos gusta de esta tendencia es que es una auténtica todoterreno y se adapta absolutamente a todo. El shelfie no es, ni mucho menos, solo cosa de las estanterías del salón. Si no que este mimo por hacer de cada estantería del hogar un rincón perfecto se extiende mucho más allá. Las estanterías del dormitorio, del baño o de la cocina son también selectos espacios para lucir nuestros diseños. Y es que cada una de ellas aporta una estética distinta. En el shelfie de cocina causa furor el orden, la pulcritud y la limpieza, con bonitos estantes llenos de botes de cristal en los que las especias y los frutos secos pasan a ser un elemento decorativo; el shelfie en baños nos enseña suaves toallas, cestas de mimbre y velas que nos transmiten una sensación de paz y calidez en un espacio pensando para el relax.

¡Lánzate a este juego divertido y atrévete a crear, en todas las habitaciones de tu casa, combinaciones múltiples! ¿Por qué quedarte con un solo shelfie? Disfruta ordenando ese rincón y haciéndolo único.