Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Puf o mesa de auxiliar de ratán

El ratán es un material que se ha puesto muy de moda en los últimos años por su aspecto simple y natural. Esta fibra, que se obtiene de palmeras de bosques tropicales, se utiliza en la fabricación tanto de muebles como de accesorios, y logra dar a los espacios un aire fresco, ligero y muy natural.

Las palmeras de ratán crecen muy rápido; por ello este material constituye una alternativa sostenible, junto con el bambú.

El ratán es algo más resistente que el mimbre, aunque este último es más flexible. Por esta razón, muchas veces se combinan ambos materiales en una sola pieza.

¿Qué es el ratán?

El ratán, como ya mencionábamos, se obtiene de las palmas de varias especies de palmeras trepadoras que crecen en bosques tropicales del este de Asia, las cuales pueden llegar a alcanzar los 200 metros de alto.

El ratán destaca por ser un material muy ligero, de gran resistencia y durabilidad. Es ideal para fabricar mobiliario y accesorios con un aire natural, que encajan con una gran variedad de estilos.

El ratán, ideal para múltiples estilos decorativos

  • Estilo nórdico

La predilección del estilo nórdico por los materiales naturales y los objetos cómodos y simples hacen del ratán un material idóneo para este estilo. Combina un bonito sillón de ratán con una colchoneta blanca y un mullido cojín de respaldo y crearás un rincón acogedor en el salón. Por otra parte, unas simples sillas de ratán serán las acompañantes perfectas para una mesa de madera de tono claro en el comedor; y en la cocina, unos modernos taburetes de ratán junto a una isla o una barra, pueden darle un toque chic.

  • Estilo ibicenco o exótico

El ratán es un material que aporta mucha frescura y ligereza; de ahí que sea idóneo para el relajado look ibicenco o para crear espacios con un aire exótico de lujo. Apuesta por asientos de ratán con formas originales: un gran sillón en forma de círculo, una bonita silla colgante… y combínalos con suaves colchonetas y cojines en blanco. La sensación de relax y de lujo están aseguradas.

  • Estilo boho o colonial

El ratán es uno de los materiales imprescindibles para el de estilo boho, así como para recrear un ambiente colonial. En una casa de estos estilos no puede faltar un cómodo sillón papasan, uno de los diseños asiáticos más clásicos elaborados en ratán, popularizado por los estadounidenses, quienes lo adoptaron tras su paso por el sudeste asiático durante las guerras mundiales. Son sillones con un mullido asiento circular extra grande que reposa sobre una estructura de ratán. ¡Estupendos para recostarse y relajarse!

Cesta de la ropa sucia de ratán

Detalles decorativos de ratán

Además de ser estupendo para el mobiliario, en la actualidad destacan, por su diseño y funcionalidad, los accesorios decorativos de ratán, los cuales aportan gran calidez al hogar.

Las estanterías con formas originales o cestas de pared de ratán son una bonita opción para almacenar y decorar las paredes del salón, del dormitorio e, incluso, del baño.

Las bandejas, cestas y vaciabolsillos de ratán también son un complemento decorativo de 10.

Y, asimismo, los salvamanteles de ratán, con una gran variedad de diseños, se han convertido hoy en día en un accesorio imprescindible para decorar la mesa en casi cualquier estilo decorativo.

Por otra parte, triunfan por su diseño y luminosidad, los espejos de ratán, que pueden incorporarse en cualquier habitación de la casa, así como las lámparas, que, aunando el ratán con un estiloso diseño, consiguen crear un ambiente de lo más acogedor.

El poliratán, una opción cómoda para exteriores

Si quieres decorar espacios exteriores con ratán, deberás tener en cuenta que este no es impermeable y puede verse afectado por las inclemencias del tiempo. Procura no exponer los muebles de ratán al sol intenso de manera prolongada ni a la lluvia y protégelos cubriéndolos o poniéndolos bajo techo cuando no los uses.

Si prefieres despreocuparte del mantenimiento, el poliratán es una alternativa cómoda y perfecta para exteriores. Se trata de una fibra manufacturada de polietileno, uno de los tipos de plásticos más comunes, y constituye una imitación del ratán natural. Algunas piezas tienen acabados tan bien conseguidos que poco difieren a simple vista del ratán original. Con mobiliario de este material no tendrás que estar tan pendiente de su mantenimiento, pues el poliratán es un material muy resistente a la lluvia, la nieve o los fuertes rayos de sol.