Sobre rosa con rosa encima

Cuando llega el Día de los Enamorados muchas parejas deciden darse un pequeño regalo. Si eres todo un romántico que les gusta sorprender en este día, entonces además del regalo que hayas preparado deberás añadir una tarjeta. Las tarjetas de San Valentín son muy habituales y permiten ayudarnos a expresar lo que sentimos fácilmente. Toma nota de estas ideas y conquistaremos a nuestra pareja.

¿Qué es el Día de los Enamorados?

El 14 de febrero se celebra el dia de San Valentín en muchos países del mundo, pero es cierto que no en todos de la misma forma. Por ejemplo, en Finlandia y Estonia durante este día se homenajea la amistad y recibe el nombre de ‘Sobrapäev’ y ‘Ystävän Paiva‘ respectivamente. Incluso, muchos parejas eligen esta fecha tan importante para pedir matrimonio o para casarse.

Otro caso curioso es el de Dinamarca y Noruega. En estos países existe una tradición donde los hombres envían a mujeres de forma anónima pequeños poemas. La mujer deberá acertar mediante el poema quién se lo ha mandado. Si acierta, ella conseguirá un huevo de Pascua, y si pierde debe dárselo a él.

En Alemania, la tradición también es distinta. El regalo de los ‘cerdos’ como se conoce en Alemania, consiste en añadir cinco hojas de laurel en la almohada. Se colocan las hojas una en cada esquina y la última en el centro de la almohada para intentar atraer una pareja.

Tarjetas con estilo para San Valentín

Además, de la clásica tarjeta existen otras variedades con las que podemos sorprender a nuestra pareja durante este día.

  • En forma de caja: estas cajas son muy habituales tanto en San Valentín como en otras celebraciones como cumpleaños. Para ello, adquirimos una pequeña caja de cartón e introducimos mensajes bonitos. Es importante que intentemos pensar en lo que más nos gusta de esa persona. Además de los mensajes podemos añadir una fotografía o un dibujo hecho por nosotros.
  • Tarjeta personalizada: en lugar de comprar la clásica tarjeta de San Valentín podemos hacerla nosotros mismos. Compramos cartulina, recortar y dale forma de tarjeta. Una vez la tengamos hecha es hora de decorarla como más nos guste. Añadimos todo lo que se nos ocurra para decorarla.
  • Tarjetas con movimiento: esta es una de las tarjetas más originales y divertidas para regalar por San Valentín. Su estructura es muy fácil de hacer y además nos permitirá ir descubriendo de una forma mucho más amena la felicitación.
  • Tarjetas con mucho brillo: hay muchas personas que les encanta el toque glitter. Es muy fácil ya que tan solo tendremos que añadir lentejuelas o brillo de colores sobre la tarjeta. Te recomendamos hacer una prueba en otra tarjeta ya que el brillo suele ensuciar bastante y luego es difícil de retirar.
  • Tarjeta con guirnaldas: una felicitación también muy original es la de guirnaldas. Podemos hacerla con forma de corazón para que cuando tiremos de él aparezca un mensaje bonito. El objetivo de esta tarjeta claramente es sorprender a tu pareja.

Materiales para decorar una tarjeta de San Valentín

Decorar una tarjeta de San Valentín es sencillo. Simplemente debemos tener clara la temática que queremos seguir a la hora de decorarla. Te aconsejamos hacer una pequeña prueba o al menos un boceto con lo que tenemos pensado. De esta forma, a la hora de montar la tarjeta de San Valentín seremos mucho más rápidos y no gastaremos de forma innecesario material.

Para hacer una tarjeta de San Valentín bonita, te recomendamos usar algunos de estos materiales:

  1. Papel: es uno de los materiales más habituales. Puedes darle un toque diferente con relieve o técnicas como el troquel.
  2. Cartulina: es un material muy resistente y usado para felicitaciones de San Valentín. Otra opción para darle un poco más de encanto es añadir un bonito marco o pintarlas con corazones u otros motivos decorativos. Te aconsejamos que para decorarla usemos materiales algo más resistentes.
  3. Washi tape: el washi tape es ideal para hacer manualidades de San Valentín. Podemos darle más o menos protagonismo dependiendo del dibujo que queramos hacer. Quedará ideal si queremos hacer por ejemplo, corazones.
  4. Sellos: podemos decorar nuestra tarjeta de San Valentín con ellos. Hay sellos que ya vienen hechos y con frases muy bonitas para San Valentín. También puedes hacer pegatinas o dibujos propios.

Tarjeta de San Valentín made with love

Te mostramos cómo hacer hacer tu tarjeta de San Valentín personalizada. Para ello, necesitas:

  1. Cartulina
  2. Bolígrafo rojo (combinado con el dorado y el plateado queda especialmente elegante)
  3. Pegamento multiusos
  4. Caja de cerillas
  5. Llave
  6. Velas para tartas de cumpleaños
  7. Cochecito de juguete
  8. Un rey o una reina de corazones de una baraja inglesa

Sigue los siguientes pasos:

  1. Escoge el estilo que quieres
    • Con cerillas: You are my perfect match!
    • Con llave: You hold the key to my heart!
    • Con velas: You light up my life
    • Con el naipe: King of my heart / Queen of my heart
    • Con el cochecito: You make my heart race!
  2. Corta la cartulina
  3. Consejo: utiliza una tarjeta que tengas en casa como plantilla
  4. Pega los accesorios a la tarjeta
  5. ¡Tachán!

En el interior puedes escribir un poema, pegar una foto de un momento significativo, esconder unas entradas de regalo para un concierto, un espectáculo… o los tickets para un viaje sorpresa.