manualidades de invierno

Con la llegada del frío, oscurece más pronto y apetece hacer planes caseros a buen resguardo. Además, los niños tienen vacaciones de invierno y los adultos nos hemos de inventar mil historias para entretenerlos. Descuida, desde Westwing te traemos uno de los trucos para el invierno que promete diversión para todos. Nada mejor que unas manualidades de invierno para potenciar su creatividad ya que son actividades lúdicas y tranquilas, ¡una tarde de manualidades súper divertida!. Con estas creaciones DIY que te sugerimos, fáciles y muy resultonas, ocuparás su tiempo libre con diversión e imaginación.

Nuestras 5 manualidades de invierno

Hemos hecho una lista con las manualidades de invierno para hacer con niños o tú solo para que te diviertas estos meses de frío desde tu casa.

1. Un farolillo de papel de seda

Necesitarás:

  • Un globo de color blanco
  • Papel de seda
  • Un pincel mediano
  • Hojas
  • Agua y cola blanca
  • Tijeras
  • Un par de agujas
  • Alambre
  • Un palo

Paso a paso:

  1. Hincha el globo hasta que te quede una bola, ni grande de pequeña, y ponlo en una superficie para que se sostenga, como un cuenco por ejemplo.
  2. Haz una mezcla de cola líquida con agua, muy diluida.
  3. Corta el papel de seda en cuadraditos. Si escoges papel de varios colores, quedará más gracioso.
  4. Pega los trocitos de papel de seda por toda la superficie del globo, con la ayuda del pincel.
  5. Pon varias capas de papel de seda y déjalas secar. Mejor si pasan 24 horas.
  6. Una vez seco y duro, añade pequeñas hojas que hayáis recogido y pégalas sobre las capas de papel de seda.
  7. Deja secar de nuevo. Una vez esté completamente duro, recortamos la obertura del farolillo hasta que nos quede como un cuenco. Hacemos dos agujeros con ayuda de agujas en cada extremo del farolillo, para poder pasar un alambre entre ellos.
  8. Por último, atamos el alambre con un par de vueltas a una caña o un palo que tengamos para hacer el mango y poder sujetar nuestro farol.
  9. Para mantener la vela dentro del farol y que no se mueva, podemos poner un poco de cera o incluso una gotita de pegamento.

2. Guirnalda con frutas deshidratadas

Necesitarás:

  • Un cordel
  • Hojas de eucalipto
  • Cítricos deshidratados
  • Canela en rama
  • Cascabeles
  • Bolas decorativas
  • Agujas
  • Silicona

Paso a paso:

  1. Extiende sobre la mesa el cordel rústico y corta según la medida que deseéis para vuestra guirnalda.
  2. Enfila los distintos materiales decorativos con una aguja lanera, intercalándolos para que quede una guirnalda variada.
  3. Para poner las ramas de canela, anúdalas o dales un toque con la pistola de silicona para que se queden enganchadas al cordel.
  4. Para la fruta, puedes usar naranjas, mandarinas, pomelo, limón… Corta en finas rodajas y deshidrátalas en casa o bien puedes comprarlas ya secas en gardens.
  5. Cuelga vuestra guirnalda bajo un estante o en el friso de la chimenea.

3. Muñeco de nieve con piña y algodón

Necesitarás:

  • Algodón
  • Trozo de tela para hacer la mini bufanda
  • Botones
  • Pegamento
  • Una piña

Paso a paso:

  1. Pon la piña sobre una superficie firme y pon puntitos de pegamento en los huecos de los piñones.
  2. Aplica bolitas de algodón en dichos huecos hasta que queden rellenos.
  3. Haz una bola de algodón y pégala sobre la piña. Será la cabeza del snowman.
  4. Entre el cuerpo de piña y la cabeza de algodón, anuda la mini bufanda en el cuello del muñeco de “nieve”.
  5. Pon tres botones a modo de ojitos y nariz, pegados con un toque de cola sobre la bola de algodón.

4. Pingüinos con caja de huevos

Necesitarás:

  • Una caja de cartón de huevos
  • Pintura negra y blanca
  • Pincel
  • Fieltro o cartulina naranja
  • Pegamento
  • Tijeras
  • Ojitos móviles

Paso a paso:

  1. Coged la caja de huevos y separad cada huevera con la ayuda de las tijeras.
  2. Pintad cada huevera de color negro. Añadid un poco de pintura blanca para la parte del vientre del pingüino.
  3. Recortad unos pedazos de fieltro naranja, con forma de triángulo para el pico y de corazón para las patas. Pegadlos en el cuerpo del pingüino.
  4. Para finalizar, pegad dos ojos móviles encima del pico.

5. Copos de nieve con filtro de café

Necesitarás:

  • Filtros de café desechables (que puedes sustituir por moldes de papel para magdalenas o folios)
  • Tijeras
  • Perforadora de papel

Paso a paso:

  1. El primer paso es doblar los filtros por la mitad y, a continuación, repetir la operación y volver a doblar por la mitad.
  2. Después, realiza agujeros con la perforadora y cortes con las tijeras, siguiendo el patrón que hayáis definido para que queden copos de nieve de diferentes formas.
  3. Al desdoblar, veréis el resultado. Podéis colgar los copos de nieve frente la ventana, haciendo un agujero en la parte superior de los copos y pasando un cordel rústico.

En esta época del año nos gusta sorprenderte con ideas más cálidas y acogedoras, con trucos para el invierno como estas manualidades entretenidas, fáciles y chic. Tienen muchos beneficios: fomentarás la imaginación, reciclaréis, es una buena forma de entrenar la psicomotricidad, estaréis juntos y propiciarás el trabajo en equipo.

Cintas para tus manualidades de invierno