Flores de jazminen un florero

Delicada y aromática, el jazmín es una de nuestras flores de jardín  favoritas. Al ser una planta arbustiva y trepadora, es ideal para tapizar muros de casas, terrazas y por supuesto pérgolas. ¡Nada como una velada veraniega en el jardín, envueltos por el perfume de un jazmín! Si tú también quieres protagonizar esta escena y disfrutar de esta planta originaria de Oriente, estás en el lugar adecuado. Aquí podrás aprender cómo plantar un jazmín en casa. ¿Listo? 

¿Por qué necesitas un jazmín en tu vida?  

Plantar un jazmín es una buena idea tanto decorativamente hablando como a nivel de los beneficios que aporta. El aroma de jazmín es calmante, con lo que ayuda a controlar la ansiedad, el estrés e incluso combate la depresión. Si eres un amante de las plantas medicinales y cuentas con un pequeño jardín de hierbas aromáticas, añadir un jazmín será una buena idea.  

Pero a parte de sus beneficios como calmante, también ayuda a controlar el sueño porque potencia la producción de melatonina, la hormona necesaria para dormir bien. Por otro lado, el jazmín también ayuda a tratar problemas de músculos y estómago, evitando las contracciones, y, como la lavanda, parece que también tiene propiedades antisépticas y ayuda a limpiar y desinfectar heridas poco profundas. Solo percibiendo su aroma, en forma de infusión o de aceite, el jazmín puede ayudarnos mucho. 

Cómo plantar un jazmín en maceta  

La primera pregunta que debes hacerte es cuándo plantar tu jazmín. Si va a estar en el interior, no es relevante en qué momento del año lo hagas. Ahora bien, si va a estar en el exterior, en una terraza o en un huerto en el jardíncuándo plantar el jazmín será clave: en primavera u otoño será el momento ideal porque es cuando las temperaturas son más suaves y los jazmines pueden adaptarse mejor al terreno o al clima. 

  1. Necesitarás una maceta con agujeros para que drene bien el agua. En Westwing encontrás modelos preciosos para plantar tu jazmín y decorar tanto la casa como el jardín. Colócala en un área en la que reciba sol o sombra parcial. Si vas a poner el jazmín dentro de casa, hazlo junto a una ventana a la que llegue la luz solar directa. 
  2. Rellénala con tierra de calidad. Compra una tierra enriquecida con abono en tu tienda especializada en jardinería y le darás todos los nutrientes que necesita. 
  3. Haz un agujero en la tierra y planta una semilla o una plántula de jazmín. Si es una semilla, cúbrela con una fina capa de tierra y si es una pequeña planta, asegúrate de que la tierra queda bien nivelada y cubre las raíces por completo. En el caso de las plántulas, un truco para que arraiguen mejor es soltar las raíces con las manos un poco. 
  4. Riega la maceta hasta que salga el agua por los agujeros del drenaje y, si la maceta tiene plato, no dejes el agua encharcada en él porque podría pudrir las raíces. La plántula puedes regarla con un atomizador para humedecerla la primera vez, pero luego ya no será necesario que vuelvas a hacer.  

¿Sabías que puedes plantar un jazmín por esquejes? 

Puedes conseguir un jazmín a través de semillas, a través de una plántula (una pequeña planta) o con un esqueje. Si ya tienes un ejemplar de jazmín bonito en casa, te convendrá aprender cómo plantar un jazmín por esquejes para crear un nuevo jazmín igual de bello. Aquí tienes el mejor método para que el esqueje arraigue sin problema:  

La mejor estación para hacerlo es la primavera o justo al empezar el verano. A primera hora de la mañana, cuando el jazmín tiene más humedad, será el momento oportuno para cortar un esqueje de tu jazmín favorito que tenga entre 13 y 15 cm. Deberás eliminar las hojas más grandes con tijeras de podar y dejar solo las más pequeñas y que acaben de brotar. Luego, sumerges el tallo en una solución con hormona de enraizamiento –también la encontrarás en tu establecimiento experto en jardinería de referencia– y siembras el esqueje en una maceta, a unos 5 cm de profundidad. Para plantar el jazmín, haz un hoyo con el dedo previamente, así le evitarás daños al esqueje al presionarlo para que se clave en la tierra. Después, solo quedará compactar la tierra alrededor del tallo para que quede bien sujeto, regarla y colocar la maceta en un espacio que reciba sol parcial, puesto que, si el sol le diera directamente, la tierra podría secarse enseguida y no permitir que el jazmín creciera correctamente. 

4 trucos para cuidar tu jazmín 

  • Una vez al mes, tírale fertilizante líquido rico en potasio. Lo encontrarás en tu vivero o tienda especializada en plantas y herramientas de jardinería
  • Tras plantar el jazmín, ¿con qué frecuencia puedes seguir regando tu jazmín? Un truco para saberlo: mete el dedo en la tierra a unos 5 cm de profundidad. Si la notas seca, querrá decir que tendrás que regarla. Lo que debes tener en cuenta es que la tierra esté siempre húmeda. 
  • Ve eliminando las hojas y las flores marchitas porque así lo mantendrás bonito y sano. Puedes hacerlo con las manos o bien con tijeras de podar. 
  • Si tu jazmín no está plantado en la tierra directamente, sino que lo está en una maceta, trasplántalo a una más grande si ves que la tierra se seca pasados dos o tres días desde que lo regaste por última vez. Si esto sucede, puede que las raíces estén demasiado apelotonadas y no tengan espacio para desarrollarse con normalidad. 

Ahora que ya sabes todo lo que necesitas para plantar un jazmín, desde cuándo plantar el jazmín hasta cómo cuidarlo, solo te falta hacerlo y empezar a disfrutar de su belleza y de todos sus beneficios. Pon un jazmín en tu vida y respira hondo. ¡Puro placer!   

¿Te ayudamos?