sartenes y ollas doradas en encimera de cocina

El óxido y las manchas pueden hacer que nuestros electrodomésticos y utensilios de acero inoxidable parezcan viejos y pasados de moda. Sin embargo, limpar el acero inoxidable no es tan difícil. Podemos aprovechar para limpiarlo rápidamente con remedios caseros cuando limpiamos la cocina, o hacer una limpieza en profundidad de todas las cosas de la casa que sean de acero inoxidable cuando hagamos la limpieza de primavera. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo limpiar el acero inoxidable!

Cómo limpiar acero inoxidable fácilmente y hacer que brille

El acero inoxidable es quizá más conocido por su capacidad de resistir el óxido y la corrosión, lo que lo convierte en una opción popular en baños y cocinas. Sin embargo, si tienes electrodomésticos de acero inoxidable, probablemente sepas que las huellas dactilares y las manchas de agua tienden a permanecer en las superficies de lavavajillas, frigoríficos y hornos.

El polvo y la suciedad pueden hacer que los electrodomésticos de acero inoxidable corran el riesgo de oxidarse. Los productos de limpieza químicos agresivos prometen devolverles su belleza original, pero a menudo no ocurre esto sino lo contrario. Sin embargo, mantener limpios sus electrodomésticos de acero inoxidable es fácil de hacer, y puedes hacerlo con remedios caseros.

Nuestro consejo: empiece por lo básico y vaya subiendo de nivel según sea necesario. A continuación le presentamos diez formas de limpiar sus electrodomésticos de acero inoxidable para conseguir un acabado impecable.

En primer lugar, hay que entender la dirección del grano. Al igual que la madera y algunos tejidos, el acero tiene un grano. Son las tenues estrías que se pueden ver en la superficie de los electrodomésticos. De hecho, toda una lámina de acero tendrá la misma dirección de la veta. Los electrodomésticos suelen tener otras piezas de acero adheridas, como pomos y tiradores. Ten en cuenta que estas otras piezas pueden tener un grano de dirección diferente.

Si limpias en sentido vertical a la veta, es posible que se introduzcan más residuos de limpieza en las pequeñas grietas de la veta. Para obtener un brillo óptimo, lo mejor es limpiar al contrario de la dirección de la veta.

Lee nuestros consejos para saber cómo limpiar acero inoxidable para que brille y tenga un aspecto limpio y nuevo.

1. Limpiar acero inoxidable con jabón y aceite

Utiliza dos trapos de limpieza no abrasivos, preferiblemente los que son 100% de algodón porque casi no dejan pelusas residuales. Puedes utilizar toallas de papel, pero no es tan efectivo. Además, coge un poco de jabón para platos y aceite mineral o aceite para bebés.

Primer paso

Pon un poco de jabón para lavar platos en un trapo y humedécelo con un poco de agua (lo suficiente para humedecer el trapo). Pasa el trapo a lo largo de la veta de su electrodoméstico. En el caso de huellas dactilares muy resistentes, es posible que tengas que repasar la zona varias veces.

Segundo paso

Cuando termines de limpiar el acero de una zona, seca los restos de agua con una toalla limpia.

Tercer paso

Aplica una pequeña cantidad de aceite mineral o de bebé en el segundo trapo. Un par de gotas serán suficientes. Al igual que en el proceso de limpieza, sigue el grano del acero, moviéndote en cualquier dirección. Al pulir el acero de esta manera se obtendrán resultados óptimos. Tira los trapos a la lavadora y guárdalos para la próxima vez.

2. Limpiar acero inoxidable con vinagre blanco y aceite de oliva

Primer paso

Aplica vinagre blanco directamente sobre un paño de microfibra, o rocíalo directamente sobre la superficie de acero inoxidable. Deja que se asiente un momento y luego limpia en la dirección del grano. Aplica el vinagre tantas veces como sea necesario para eliminar la suciedad.

Segundo paso

A continuación, moja una toalla limpia con un poco de aceite de oliva y pule la superficie recién limpiada en el sentido de la veta. Si quedan restos de aceite de oliva, límpialos con un paño limpio. Este método funciona de maravilla porque el vinagre elimina toda la suciedad, mientras que el aceite de oliva le da un pulido fresco y brillante.

3. Limpiar acero inoxidable con tónica

Rocía tónica directamente sobre los electrodomésticos y luego limpia en la dirección de la veta. Esto no solo ayudará a limpiar la superficie de huellas dactilares y residuos de comida, sino que también le dará un brillo agradable. Límpialo con un paño suave de microfibra.

4. Limpiar acero inoxidable con limpiador de limón para muebles

Primer paso

Simplemente aplica un poco de tu limpiador o abrillantador de muebles sobre una toalla limpia y frota sobre el acero inoxidable.

Segundo paso

Una vez que lo hayas aplicado uniformemente, límpialo con una toalla de microfibra diferente. No se recomienda aplicar el abrillantador de muebles directamente sobre la superficie de acero inoxidable, ya que es posible que no se aplique de manera uniforme, lo que le dejará más trabajo tratando de limpiar el exceso.

5. Limpiacristales para limpiar las huellas dactilares del acero inoxidable

Las huellas dactilares son la principal queja sobre el acero inoxidable. Sin embargo, se pueden quitar fácilmente con cualquier limpiacristales común.

Rocía el limpiador en un paño de microfibra y aplícalo uniformemente con movimientos circulares para eliminar las huellas. Repite según sea necesario. Asegúrate de enjuagar bien y secar con una toalla. No se recomienda rociarlo directamente ya que puede crear marcas de salpicaduras.

Uno de los lugares en los que más marcas de agua aparecen es, sin duda, en el baño. Aprende a limpiar el baño como un profesional y descubre cómo puedes limpiar la bañera y otras partes del baño fácilmente.

6. Limpiar acero inoxidable del fregadero con harina

Lo primero que debes hacer es limpiar el fregadero a fondo para eliminar cualquier tipo de grasa o suciedad. Una vez que se haya secado, cúbrelo con harina. Usa tanta harina como necesites. A continuación, coge un paño suave y, con un movimiento circular, frota el fregadero para que comience a brillar como nuevo. ¡Es así de simple!

Consejo: utiliza la harina también para limpiar acero inoxidable de ollas y sartenes más grandes y hazlo en el fregadero para no ensuciar tanto.

7. Agua y un paño para limpiar el acero inoxidable

Se sorprenderá de la cantidad de limpieza de rutina que puede lograr con solo agua tibia y un paño que no suelte pelusa. Esta es la opción menos arriesgada para limpiar acero inoxidable. El agua corriente sirve para limpiar la mayoría de superficies. Seca el acero con una toalla o paño para evitar manchas de agua. Esto es fundamental porque los minerales en el agua pueden dejar depósitos en el acero inoxidable.

Los paños de limpieza de microfibras son una excelente opción para usar cuando queremos limpiar acero inoxidable porque absorben todo el agua sin rayar la superficie.

8. Limpiadores comerciales de acero inoxidable

Si su electrodoméstico tiene manchas, arañazos o necesita una limpieza en más exhaustiva, otra opción es usar un limpiador comercial diseñado para acero inoxidable.

Muchos de estos limpiadores especializados quitarán las manchas más resistentes y le darán un brillo duradero. Asegúrate de leer las instrucciones y pruébalo antes en un lugar poco visible antes de limpiar el acero inoxidable de todo el aparato. Asegúrate de enjuagar bien y secar con una toalla.

Nuestros productos de acero inoxidable favoritos