Sofá con tapicería azul

No importa la época del año, siempre nos gusta acurrucarnos en nuestros cómodos sofás. Basta con comer un pequeño aperitivo o beber un vaso de vino, para que ocurra un pequeño percance. Las migas se cuelan en el sofá o el vino deja una gran mancha. Limpiar un sofá, sillones y otros muebles que están expuestos a todo tipo de manchas y desgaste no es tarea fácil. Pero no te preocupes, te contamos cómo limpiar la tapicería para que no tengas que comprar un sofá nuevo. Nuestros expertos en interiores han recopilado para ti los métodos más eficaces para limpiar la tapicería de tu casa.

Limpieza básica de tus muebles tapizados con una aspiradora

El requisito básico para la limpieza a fondo un sofá es aspirar la tapicería. Esto te permitirá eliminar la suciedad, la pelusa y el polvo más exterior y, a continuación, hay que elimiar las manchas. Piensa que también debajo de los cojines y en los bordes hay migas, trozos de comida…

Los cojines deben ser golpeados y hay que darles la vuelta de vez en cuando, lo que te permitirá que se desgasten menos. ¿Puedes quitar las fundas de tu sofá tapizado? Si es así, podrás lavarlas en la lavadora después de pasar la aspiradora.

Los 3 mejores productos para limpiar tapicería

  1. Espuma de afeitar

    Seguro que lo tienes en tu cuarto de baño: espuma de afeitar. Rocía la espuma sobre la mancha y déjala actuar durante unos diez minutos. Luego cepilla la espuma con un cepillo suave. Muy importante: ¡Limpia sólo en una dirección! La espuma de afeitar hace maravillas, especialmente con manchas de vino tinto.

  2. Bicarbonato

    Se puede limpiar maravillosamente el olor y las manchas fuertes en tapicerías con bicarbonato de sodio. El sodio tiene un efecto desinfectante, elimina las manchas y neutraliza los olores. Simplemente espolvorea sobre la mancha y deja que actúe durante la noche. Limpia a fondo al día siguiente.

  3. Sodio líquido

    También puedes usar sodío líquida para limpiar tu tapicería. Si tu tapicería está especialmente sucia, este producto puede utilizarse incluso sin diluir. Sumerge un paño de algodón suave en agua tibia y luego agrega un poco de sodío. Ahora puedes limpiar el sofá tapizado con él, humedeciendo la tela una y otra vez. De esta manera se pueden eliminar con gran facilidad las manchas oscuras.

Limpiar la tapicería con limpiadores especiales

¡Cuando ningún remedio casero ayude, se necesita ayuda profesional! Con productos comerciales de limpieza de tapicería puedes limpiar tu sofá en cuestión de minutos y a fondo. Los productos especiales son algo más caros pero llegan a todas las fibras y elimina de forma fiable la suciedad y las bacterias.

Consejo: Antes de usar un producto, pruébalo en una pequeña zona de tu sofá. Si el material reacciona con manchas permanentes, el limpiador no es adecuado para tu sofá. Ponte en contacto con el fabricante con antelación para conocer la sensibilidad del material en cuestión.

Limpiar tapicería con un limpiador a vapor

¿Un limpiador a vapor es la elección correcta para mi tapicería? Estos dispositivos no tienen función de succión, como resultado, se genera una gran cantidad de agua.

Hay que tener cuidado a la hora de limpiar con vapor, ya que los cojines pueden empaparse y deformarse debido al calor e incluso romperse. Por esta razón, los limpiadores a vapor para tapicería se recomiendan hasta cierto punto.

Sólo se debe usar vapor para manchas o suciedad ligera. Debes programarlo con la menor cantidad y fuerza de vapor, esto evitará una humedad excesiva. Además, puedes cubir la boquilla con un paño de microfibra antes de usarla y luego limpia con un trapo de algodón seco.

A pesar de limpiar la tapicería a fondo, ¿te gustaría cambiar por fin tu viejo sillón por un modelo en terciopelo? ¡No importa! Mantén tus cómodos muebles tapizados en buen estado con nuestros consejos y trucos.

Sentirse como en las nubes: muebles tapizados muy cómodos