Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Escritorio de madera de nogal sobre el que hay un ordenador portátil y una pantalla

Cuando trabajamos en casa debemos tener un espacio especialmente dirigido para trabajar. Una oficina o un pequeño rincón donde nos sintamos plenamente cómodos para poder trabajar de forma adecuada y sobre todo aumentar nuestra concentración. Si no tenemos pequeñas cosas que nos ayuden a sentirnos cómodos, no podremos trabajar correctamente. La iluminación, los archivadores…son algunos de los elementos más importantes. Como ves, organizar el escritorio nos hará ser mucho más eficientes en el trabajo. Te contamos todos los detalles para tener una oficina de diez.  

Establece un orden en el escritorio 

El orden es una de las bases de poder contar con un escritorio de diez. La organización del escritorio es muy importante para mejorar la concentración. Si contamos con un escritorio ordenado podremos efectuar el trabajo mucho mejor. Te damos algunos consejos:  

  • Elimina cualquier elemento que te genere distracción.  
  • Solo mantén las libretas o documentos que vayas a usar.  
  • Añade algunos accesorios como lapiceros o archivadores para tener documentos y bolígrafos a mano.  
  • Añade algún objeto decorativo coqueto pero que no estorbe como una vela o un pequeño jarrón con flores.  
  • Intenta siempre deja un espacio para una lámpara de sobremesa. Es un fundamental para cuando ya no tengas luz natural 

Muebles extraordinarios para organizar el escritorio 

Las cajoneras o las estanterías laterales te ayudarán a mantener el escritorio más vacío y con los materiales imprescindibles. Estos muebles son muy eficaces y nos ayudan a mantener de una forma más sencilla el orden.  Es cierto, que algunos escritorios ya cuentan con cajonera, pero aún así te recomendamos que cuentes con aunque sea una pequeña. Estos muebles te servirán para guardar de todo, desde libretas, documentos, lápices, auriculares, teclados, y todo lo que pudieras necesitar en tu oficina.  

¿Dónde organizar el escritorio en casa? 

A la hora de trabajar es importante tener un espacio que nos ayude a concentrarnos. La luz natural, sin duda, es uno de los elementos claves. Además, de ayudarnos a mejorar nuestro rendimiento hace que evitemos posibles problemas de visión. Si contamos con poca luz natural tendremos que estar forzando la vista de forma constante. Si nos pasa en una ocasión, no pasa nada pero trabajando todos los días en las mismas condiciones sí que puede ser perjudicial para la salud.  

Por eso, te recomendamos que instales el escritorio cerca de una ventana que de al exterior y que por lo general tenga siempre buena luz natural. Si no tienes bastante espacio para crear tu propia oficina, busca un rincón donde sepas que podrás encontrar calma y sobre todo concentración. Añade un escritorio que al menos tenga más de 120 cm de largo. Esto es vital para que al menos puedas trabajar cómodamente, ya sea con un ordenador o con lo que necesites.  

Cómo elegir el escritorio adecuado

Los escritorios son las piezas centrales en las oficinas, en los que colocar el ordenador o el portátil, y guardar diferentes documentos de trabajo en archivadores o cajones. Los más usados y preferidos son los escritorios grandes, con una amplia superficie para trabajar y suficiente espacio de almacenaje. Sin embargo, todavía se pueden encontrar pequeñas mesas de ordenador en muchas oficinas y casas.

  • Material del escritorio: los materiales de alta calidad como la madera maciza son la elección ideal para un buen escritorio. Sin embargo, los metales y plásticos de calidad suelen ser materiales frecuentes en la producción de escritorios. La combinación de diferentes materiales es también una buena opción, sobre todo para conseguir un estilo más personal. Los escritorios con superficie de cristal son uno de los modelos preferidos. Colocada sobre patas metálicas o una base fuerte, la superficie de cristal es una elegante alternativa a los típicos tablones de madera o plástico.
  • Tamaño del escritorio: El tamaño de la superficie de trabajo de los escritorios debe tener unas medidas mínimas, garantizando un desarrollo de las tareas lo más cómodo posible, ya que pasamos muchas horas al día en la oficina sentados frente al escritorio y desempeñando nuestro trabajo. Estas medidas mínimas son de 120 x 80 centímetros, dispuestos sobre escritorios con una superficie clara y mate. Con respecto a la altura adecuada de los escritorios, la medida estándar varía entre los 74 y los 76 centímetros. Como es de entender, las sillas de oficina deben adaptarse a la altura de los escritorios, asegurando total comodidad para llevar a cabo la jornada de trabajo.
  • Superficie de trabajo ajustable: La altura correcta de la superficie de trabajo depende de nuestra estatura y de la altura del asiento. Para trabajar de la forma más cómoda posible, muchos escritorios permiten ajustar la altura, de forma que se pueda adaptar de modo individual a cada persona. Este tipo de escritorios están especialmente recomendados cuando se comparte el lugar de trabajo con otra persona, eligiendo la altura más cómoda para cada uno.
  • Compartimentos y cajones: Muchos escritorios incorporan cierto espacio de almacenaje en forma de cajones, y compartimentos abiertos o cerrados. Especialmente en despachos pequeños, es muy práctico poder colocar y guardar los archivadores y demás material de trabajo directamente en la mesa. Además, las pequeñas cajoneras con ruedas son perfectas para colocar debajo de los escritorios. Otra buena opción para disfrutar todavía de más espacio, es utilizar escritorios esquineros. Al utilizar la zona de la esquina, el espacio de almacenaje que queda disponible bajo la mesa es mayor, y además no se dejan espacios desaprovechados al utilizar todo el perímetro de la oficina.

Tipos de escritorio según tu estilo 

Además de la organización del escritorio, debemos conocer qué tipo de mueble vamos a añadir para nuestro espacio de trabajo. Existen multitud de escritorios y varían según el estilo y el gusto personal. ¿Cuál es tu favorito? 

  • Escritorios para amantes del estilo nórdico: si te encanta el estilo escandinavo, te recomendamos que apuestes por un escritorio sencillo. Por ejemplo, un escritorio de madera maciza en tonos claros, o totalmente en blanco. Este tipo de escritorios nos dará tranquilidad y mayor concentración. Según, algunos estudios los tonos claros ayudan a concentrarnos mucho más en nuestras tareas que las tonalidades más oscuras.  
  • Escritorios para amantes del estilo clásico: si te gustan los muebles de toda la vida, entonces el escritorio que necesitas debe ser de madera maciza robusta. Este tipo de escritorios combinan con todo y además, son muy resistentes al paso del tiempo. Un escritorio con dos patas por los laterales y algunos cajones sería más que suficiente.  
  • Escritorios para amantes del estilo moderno: si te gusta el estilo moderno y minimalista, cuenta en casa con un escritorio con una superficie de cristal. Este tipo de escritorios necesitan un cuidado especial. El cristal se puede rayar con mucha facilidad, y más en un espacio donde estamos muchas horas, y lo más importante ponemos sobre esta superficie demasiados objetos. Para que esto no te ocurra, te aconsejamos poner un protector que ocupe al menos la zona en la que vas a trabajar del escritorio. Así, te evitarás un susto.  
  • Escritorios para amantes del estilo colonial: la madera de tonalidad más oscura es una de las mejores soluciones para darle un toque elegante a la oficina. Un escritorio de oficina fabricado en madera de nogal o de caoba es la elección perfecta para recuperar la elegancia del estilo colonial. Combínalo con una silla de oficina que incluya un asiento de cuero y parecerá que estás en una oficina sacada de la época colonial inglesa.
  • Escritorios para amantes del estilo Shabby chic: si por lo contrario te sientes más cómodo en un ambiente más romántico y carismático hazte con un escritorio de oficina en estilo Shabby chic. Para ello puedes escoger una elegante mesa de trabajo vintage que presuma de las marcas que ha ido adquiriendo con el paso de los años.

Escritorios de madera, un clásico

La madera maciza tiene unas propiedades que la hacen completamente resistente y por lo tanto duradera. Quizá sea este el secreto de su éxito en la decoración, que acompañado de su precio asequible la hacen irresistible para muchos. En el caso de los escritorios, la robustez de este material hace que un escritorio de madera maciza sea perfecto para cualquier tipo de habitación, desde dormitorios juveniles hasta dormitorios clásicos o despachos con mucha clase.

Para que consigas el resultado deseado para tu escritorio de madera, hemos pensado para ti estos sencillos consejos que te servirán de ayuda:

  • ¿Cómo escoger un escritorio de madera para un espacio infantil?: opta por una mesa o escritorio de madera natural y decóralo con elementos de colores vivos o motivos divertidos para añadir un punto alegre al espacio. ¡A los niños les encantará!
  • Un escritorio de madera natural para decoraciones inspiradas en la naturaleza: si tienes un dormitorio rústico o nórdico acertarás de lleno con un escritorio de madera en tonos naturales. No dudes en escoger algunas flores silvestres para conseguir un punto extra de encanto.
  • Consigue un dormitorio de madera de lo más funcional: consigue sacar el máximo partido a tu escritorio añadiendo cajones, baldas o archivadores para tener todos tus documentos bajo control, ¡no te arrepentirás!