Devoluciones ampliadas hasta el 31 enero 2022

árbol de navidad moderno en tonos rosa

En Navidad, toda casa debe tener su árbol. Porque no hay ningún otro adorno navideño que nos transporte tan rápido a las fiestas más mágicas del año. Pero no todos los árboles sirven para todos los pisos. Quizás tengas un estudio pequeño y no te puedas permitir comprar un árbol de Navidad natural. O tal vez, lo tuyo es sorprender y huyas de los árboles más tradicionales. Quizás, simplemente, te guste cambiar y cada año quieras probar con un árbol distinto. Sea cual sea tu caso, aquí estamos para ayudarte y que este año consigas un árbol de Navidad original que deje a todos (incluido tú) con la boca abierta. ¡Empezamos!

Un árbol de Navidad blanco

De madera y verde. Así es el árbol de Navidad tradicional. Pero hay quien prefiere un árbol de Navidad blanco porque produce un efecto sofisticado y luminoso. Si te gusta este tipo de árboles te proponemos un conjunto de adornos que le darán magia y lo convertirán en un árbol de bosque de hadas:

  • Bolas textiles en distintos tonos de blanco, beige y arena.
  • Piñas que puedes pintar (no completamente) de blanco.
  • Estrellas metálicas o también textiles, como las bolas de colores claros.
  • Una estrella de fibras naturales.
  • Guirnaldas sencillas de luz LED cálida.

Christmas que se convierten en árbol

Esta es una idea muy simple y económica para conseguir un árbol de Navidad original, único y personal de verdad. Si eres de los que reciben bonitos Christmas en Navidad de amigos o familia lo tendrás muy fácil. Y si no es tu caso, ¡no hay problema! Te proponemos hacer el mismo árbol con un sistema distinto: mensajes que te inspiren y hagan sonreír a tus invitados. Se trata de acumular un buen grupo de Christmas o de mensajes escritos en papeles bonitos (reciclados de color claro son una bonita opción), y colgarlos de tal manera que acaben creando un árbol de Navidad en la pared. Puedes coronar tu composición con una estrella, por supuesto y seguir el contorno de la figura con una guirnalda mini de lucecitas blancas. Es un árbol perfecto, además, para casas donde faltan los metros y hay que exprimir la imaginación para decorarla sin llenarla.

Con madera para estilos boho

Si hay un árbol de Navidad original que nos encante es el hecho con pequeños troncos de madera. Una idea facilísima para amantes del DIY… ¡y de las excursiones! Ve al bosque, recoge unos cuantos troncos o ramas gruesas y córtalos de manera que, puestos en paralelo uno sobre otro, consigas la silueta de un árbol. Para fijarlos, tienes un sistema muy fácil y económico: un cordel rústico. Quedará muy bonito si los troncos cuelgan en paralelo con espacio libre entre ellos. Y ¿cómo decorar un árbol de Navidad de este estilo? Anuda a los troncos pequeñas ramas verdes, alguna piña, algún adorno navideño textil en color blanco o arena, y no mucho más. Conseguirás un árbol de Navidad original, discreto y de estilo muy boho. 

Un árbol lleno de historia

Todos tenemos libros en casa, bien colocaditos en sus estanterías. Pero estas navidades te proponemos que los saques y les des una misión: convertirse en un árbol de Navidad original y elegante. Empieza colocando sobre el suelo unos cuantos libros creando un círculo. Sepáralos un poco, que no queden pegados. Luego, como si colocaras ladrillos, haz otra circunferencia más pequeña encima de esta y un poco metida hacia adentro. Y así, hasta llegar a la cúspide de tu árbol literario. Una estrella coronándolo y una guirnalda de luz alrededor en espiral, ¡y tendrás el árbol de Navidad más ilustrado!

Un árbol de Navidad original de fieltro

¿Quieres un árbol de Navidad pequeño que puedas colgar en cualquier pared o incluso en una puerta? ¡Haz un árbol de fieltro! Recorta una silueta de abeto en fieltro y lo tendrás. Y para decorarlo, si tienes niños, ¡no lo puedes tener mejor! Déjate ayudar por ellos. Que recorten sus creaciones navideñas en fieltro de colores y, con tiras pequeñas de velcro, las vayan pegando donde quieran. ¡Genial!  

Un árbol en un cuadro

Otra idea para conseguir un árbol de Navidad haciendo manualidades. Necesitarás un marco de cuadro. Puedes elegirlo sencillo, de madera clara, por ejemplo, o bien rococó, en dorado y con relieves. Tú eliges el estilo. Elimina la trasera y deja solo la estructura. Ahora, trata de anudar en el marco, de un lado a otro, varios trozos de cordel separados entre ellos por un espacio de unos 15 cm. Una vez creado el entramado de cordel, solo tendrás que colgar adornos creando la silueta de un árbol. ¿Qué adornos para árbol de Navidad te proponemos? Mantente en una misma gama de colores y no mezcles más de tres para que te quede un cuadro armónico: gris, blanco y azulado; teja, madera y beige; cristal, blanco y plata envejecida; blanco roto, arena y dorado envejecido… ¡Elige la gama que va más con tu casa y contigo!

Adornos muy originales para el árbol de Navidad

Para espíritus eco: árboles de Navidad originales y reciclados

Vamos a acabar nuestra lista de ideas estupendas y facilísimas para conseguir un árbol de Navidad original con materiales reciclados:

• Con unas latas vacías de distintos tamaños puedes crear un pequeño árbol de Navidad muy original. Píntalas todas iguales y coloca las más grandes debajo y las más pequeñas –en orden de más grande a menos– unas encima de otras. Decóralas enganchando borlas de lana de colores, una estrella en lo alto, una guirnalda sencilla alrededor ¡y ya lo tienes!

• ¿Tienes partituras de música o papeles de diario antiguos? Úsalos para hacer pequeños conos. Solo tendrás que coronarlos con una estrella y tendrás unos árboles de Navidad pequeños y encantadores para cualquier aparador o cómoda de la casa.

• ¿Un último árbol de Navidad reciclado? Aquí lo tienes: ¡con botones! Si tienes en casa un montón de botones desparejados, de distintos colores y tamaños, crea una composición con forma de árbol de Navidad con ellos en la pared. Verás qué divertido y colorista queda. Una idea genial para amantes del DIY con estilo vintage. ¡Nos encanta!