Sucede siempre. Llega la primavera y sentimos unas ganas tremendas de cambiarlo todo. De cuidarnos más, de hacer más ejercicio, de quedar con los amigos… ¡y también de llenar de color nuestro día a día, incluida nuestra casa! Flores, textiles, detalles frescos… Toma nota de nuestras ideas y apuesta por una decoración de primavera que llenará tu vida de luz y energía positiva.

Textiles: cambio exprés pero efectivo

Una forma fácil, rápida y económica para llenar de primavera tu casa es cambiar los textiles más invernales por otros más frescos y coloristas. Fundas de cojines, mantelerías, plaids, sábanas o incluso cortinas, pueden hacer que el espacio cambie radicalmente sin necesidad de pintar paredes o renovar los muebles.

Los tejidos ideales para la decoración de primavera son ligeros y naturales como el algodón y el lino. Pueden ser lisos en colores claros y luminosos como el blanco roto o el rosa empolvado, presentar patrones étnicos o estampados florales –la flor pequeña de colores suaves, tipo vintage, son un must de esta primavera– en tonos llamativos como el amarillo vibrante o el verde esmeralda, olivo o verde azulado. Olvídate de los colores oscuros, que apetecen en invierno, pero en primavera dan sensación de pesadez, y mezcla materiales, lisos y estampados para conseguir una decoración de primavera vitalista, alegre y muy personal.

¿Te gustaría tener una casa primaveral? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Decoración de primavera con materiales naturales

Además del lino y el algodón, entre las tendencias de primavera verano del 2022 se encuentran otros materiales naturales como la madera sin tratar y, sobre todo, las fibras vegetales. La decoración de esta primavera nos anima a utilizar estas fibras no solo en detalles decorativos sino también en piezas más importantes como el mobiliario: cabeceros, sofás, aparadores o armarios con puertas de rejilla vienesa y, por supuesto, alfombras y pantallas de lámparas.  

La selección del color en primavera

La variedad de colores para la primavera es muy amplia. Además del verde –uno de los colores estrella de la temporada– y el Very Peri, los tonos pastel siguen siendo los reyes indiscutibles en la paleta cromática. Combinados adecuadamente con detalles en plata, el resultado será ¡brillante!
No obstante, siempre puedes apostar por una decoración de primavera clásica eligiendo rosas y amarillos intensos. Hazlo en la mesa para vajillas, textiles, cristalería o detalles. Llenarán tu comedor de buen humor.
Los cojines decorativos o los plaids en estos tonos también aportarán una energía muy tranquila al sofá o a tu cama. Y si tienes tapicerías blancas o grises, añade también cojines en color mora: son un buen fichaje.

Las flores más bonitas para tu casa

¡El color llama a tu puerta! La primavera pide a gritos flores de colores que no recuerden a los tristes y apagados días invernales. Renueva tus jarrones y crea composiciones de flor con jarrones de distintas alturas y colores, o crea centros de flor con cuencos o con pequeñas macetas. Estas son las flores más bonitas con las que llenar de color tu casa esta primavera:

  1. Narcisos. Son una de las flores de primavera por excelencia por su potente color amarillo, y el mejor mes para plantarlos y que posteriormente florezcan es septiembre. También presentan tonos blancos y anaranjados intensos.
  2. Azafranes. Son el anuncio más evidente del comienzo de la primavera. Su fácil cuidado los convierte en perfectos candidatos para estar en casa durante esta época del año. Es mejor que los plantes en grupo para que puedan desarrollarse bien.
  3. Jacintos. En marzo ya florecen los jacintos; son, por lo tanto, flores bastante tempranas, al igual que los azafranes. Son muy resistentes, y su color azul los hace inconfundibles.
  4. Tulipanes. Como ocurre con los narcisos, es imposible imaginarse una primavera sin tulipanes. A finales de enero empiezan a florecer. En cualquier mesa como centro decorativo, o en un bello jarrón sobre el aparador, quedarán perfectos.
  5. Ranúnculos. Solos o mezclados con otras flores y hojas verdes abundantes, son también una flor imprescindible en tu casa.
  6. Margaritas. ¿Y quién no conoce las margaritas? Dulces y coloridas, alegrarán cualquier casa en la que estén. Ponlas en la mesa, en la cómoda, en el recibidor o incluso en la cocina.

3 ideas DIY con flores para tu decoración de primavera

Llegó el momento de hacer algo diferente con las flores de temporada. Si las manualidades de primavera son lo tuyo, disfruta de estas tres ideas para decorar con flores.

  1. Una corona de flores. Las rosas pequeñas o las ramas (tamaño mini) de zarzamora son ideales para hacer una corona con la que decorar puertas, sillas, ventanas o paredes. Si te decantas por las hortensias, conseguirás una corona en tonos pastel hermosa, delicada y elegante. Para una corona más pequeña, opta por hierbas diferentes; sin embargo, para una corona en la puerta, las ramas de abedul o la euphorbia son la mejor opción.
  2. ¿Algo más fácil? ¿Qué te parecería un centro de mesa con un cuenco bajo y redondo con un poco de agua y unos pétalos de rosa de distintos colores flotando en él? Tu mesa parecerá otra con este centro.
  3. Y ahora un detalle floral para decorar un brunch primaveral dentro de casa o en la terraza. Coge unos tarros de conserva de cristal transparente, sácales la tapa y enrosca un cordel de tal forma que puedas colgar cada tarro del respaldo de una silla. Ahora, haz un pequeño ramillete con paniculata, por ejemplo, y colócalo dentro. Voilà!

Ya tienes algunas ideas en tu poder para darle la bienvenida a la nueva estación como se merece. ¡Que disfrutes con la decoración de primavera!