cocina blanca con isla

Las cocinas blancas son una apuesta segura, ya que aportan mucha luminosidad y son atemporales. Además, las cocinas blancas transmiten paz, armonía y bienestar. Este tipo de cocinas tienen muchas posibilidades y combinan con prácticamente todo. Te enseñamos cómo elegir una cocina blanca y algunos consejos para decorarla. ¡Apunta! 

¿Por qué debemos elegir una cocina blanca?  

El blanco es uno de los colores más luminosos, ya que refleja casi el 94% de la luz. Gracias a este color ganamos metros, calma, y bienestar. Por eso, es una de las opciones cada vez más utilizadas en la cocina, y en muchos espacios de la casa. Ya tengas un casa grande o pequeña, el blanco sigue siendo una de las opciones preferidas.  

Es cierto, que una cocina blanca también tiene una clara desventaja, y es que debemos duplicar su cuidado. Al ser un color claro, las manchas y desperfectos son mucho más visibles. Y más si apostamos por muebles de cocina y encimeras con acabado mate.  

Además de estas ventajas, existen otras:  

  • Más amplitud: gracias a la luminosidad del blanco, claramente ganamos metros tengamos un espacio mini o más grande.  
  • Más ligereza: el blanco ayuda a que los espacios, como la cocina, tengan menos peso visual. 
  • Atemporalidad: es otra de las ventajas del color blanco, que nos permite poder combinarlo con multitud de colores, y tendencias.  
  • Tranquilidad: el blanco es sinónimo de paz, tranquilidad y calma.  

Desventajas de una cocina blanca 

Aunque es cierto que las cocinas blancas tienen muchas ventajas, también cuentan con pequeños puntos en contra. Uno de los más importantes es la limpieza y el mantenimiento del color blanco. No es difícil mantener el blanco en los muebles de cocina, pero debemos ser constantes para que no aparezca un color amarillo. También, en algunas ocasiones, es la luz solar la que aumenta la aparición de este color amarillento.  

El truco para limpiar las manchas amarillas de los muebles blancos  

Uno de los remedios más utilizados es la mezcla de jabón líquido y agua. Cuando las manchas amarillas son más profundas, entonces debemos usar una solución de agua oxigenada. Eso sí, debemos limpiar las manchas poco a poco y de forma suave con la ayuda de un paño.  

¿Qué no debemos utilizar para limpiar los muebles blancos? 

Para evitar estropear los muebles blancos de la cocina, debemos evitar usar productos muy agresivos a menos que tengamos manchas muy destacadas. Lo ideal es que, de forma constante, vayamos limpiando los muebles con la ayuda de un paño y algo de agua. Así eliminaremos posibles manchas superficiales y cualquier resto de suciedad.  

Cocina blanca: 4 estilos diferentes 

Cocina moderna 

Una cocina moderna también puede ser blanca. Para darle el toque más moderno a este tipo de cocinas, puedes añadir una encimera de acero inoxidable o cambiar los tiradores. Otro de los efectos que ayuda a potenciar el estilo moderno en la cocina es el acabado brillo. Si quieres darle un toque más moderno apuesta por unas sillas de cocina originales o de diseño.  

Cocina escandinava 

Las cocinas escandinavas suelen estar diferenciadas por el blanco, pero también por otros tonos como el gris o materiales como la madera. Este tipo de cocinas son espacios muy tranquilos, abiertos y acogedores. Además, son cocinas atemporales que podemos combinar con prácticamente todo.  

Cocina rústica  

Como en las cocinas rústicas, la madera es la protagonista, y muchas veces en tonos muy oscuros, es necesario un color como el blanco para aportar luminosidad. Sobre todo, si apostamos por maderas muy robustas como el cerezo, el blanco es un color que nos ayudará a crear un espacio mucho más ligero.  

Cocina provenzal 

De estilo clásico, pero actual, así son las cocinas blancas de estilo provenzal. Todos los muebles de este estilo de cocina, suelen ser en blanco, e incluso algunos muebles cuentan con un toque de brillo. También los tiradores suelen ir a juego en blanco. El único toque de color podemos encontrarlo en los detalles decorativos de la cocina, o en las sillas del comedor.