El baño es una estancia que debe dar energía por las mañanas y transmitir calma por las noches. Además, no suelen sobrarle los metros cuadrados ni la luz, así que a la hora de escoger sus colores, deberás apostar por combinaciones con eficacia probada. Un baño verde y blanco te dará amplitud, luminosidad y equilibrio.

4 combinaciones de moda para un baño verde y blanco

Si no sabes por dónde empezar en tu nuevo cuarto de baño verde y blanco te proponemos 4 combinaciones que quedarán perfectas:

  1. Verde oliva + blanco

    El verde militar o verde oscuro oliva puede ser aplicado como acento en una sola pared o en los azulejos. Mantiene un ambiente fresco y natural, perfecto para combinar con plantas. También lo puedes introducir a través de elegantes papeles pintados. Sea como sea, el verde oliva está de rabiosa actualidad.
  2. Verde menta + blanco

    Este mix resulta limpio y refrescante. El verde menta se caracteriza por ser ligero, luminoso, dulce y conectarnos con el exterior. Y, como no, combina bien con blanco o grises claros. El mint se lleva desde que el estilo nórdico ha colonizado nuestros interiores.
  3. Verde grisáceo + blanco

    Si deseas un baño sofisticado, esta es tu combinación ganadora. El gris verdoso o verde grisáceo puede parecerte un poco oscuro de primeras, pero es un tono que si lo unes con el blanco, no resta luz y gana presencia.
  4. Verde claro + verde musgo + blanco

    Otra alternativa de tendencia es combinar dos tonos de verde diferentes con blanco. Te proponemos el verde claro, en contraste con el musgo y acompañados por el blanco. Este juego dará mucha profundidad y vida al espacio.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

12 Toques de estilo para un baño verde y blanco

Si ya has decidido poner un revestimiento en verde y blanco para tu baño, ya sea en forma de azulejos y/o pintura, te damos algunas pistas para que sigas con buen pie su decoración:

  1. Dorado: en el marco del espejo, en los apliques, en los tiradores de los muebles y puertas… Dale pinceladas de dorado a tu baño verde y blanco y ganará en luz y estilo.
  2. Madera: si un mueble en verde te parece “too much”, apuesta por un mobiliario en madera natural, que encajará a la perfección en un entorno bicolor. El roble o la haya serán maderas adecuadas en un baño verde y blanco.
  3. Mármol: otro material de tendencia que te ayudará de subir el nivel de tu baño. Una encimera en esta piedra natural tan noble será el colofón perfecto. Sus vetas grises se llevan a la perfección tanto con el blanco como con diferentes tonos de verde. Conseguirás naturalidad.
  4. Lino: añádele textiles de lino o en tonalidad lino, blanco roto o gris topo. Entre el verde y esta elección, será como llevar la naturaleza al interior de tu baño.
  5. Griferías en negro: supondrán el toque moderno en un baño regido por el patrón verde y blanco.
  6. Plantas y flores: no pueden faltar en un baño con esta pauta cromática. Reforzarán el poder del verde, continuarán con su esencia y resaltarán sobre un fondo blanco. Si tu baño tiene luz natural, apuesta por los helechos y las hiedras. En el caso de tener poca luz, puedes poner un aloe vera. Otras apuestas seguras de plantas para el baño son los potus o la monstera deliciosa. Coloca las plantas en un estante, sobre la encimera del lavabo o bien en una bandeja de madera en la bañera.
  7. Velas: son otros elementos indispensables para un baño elegante. Un par de velas, una en blanco y la otra en verde, serán un guiño decorativo a conjunto. Si quieres contraste, atrévete con una vela en amarillo o naranja.
  8. Accesorios en blanco y verde o… ¡coral! Dependerá si persigues coordinación o contraste. El color coral puede suponer un contrapunto muy boho en el ambiente.
  9. Cestas de mimbre: organiza los diferentes utensilios y productos de aseo en bonitas cestas de fibras vegetales o recipientes de metacrilato. La primera opción será para un look más natural, mientras que si usas organizadores transparentes, lograrás modernidad.
  10. Papel pintado: si tu baño blanco moderno pide a gritos calidez, da el paso y empapela una de sus paredes con un papel pintado en verde oliva o con estampado selvático o campestre. El cambio será inmediato.
  11. Suelos de mosaico: los baños con suelos de baldosas decoradas ganan en personalidad. Si quieres dar un toque verde y blanco a tu aseo, coloca este tipo de pavimentos  de piezas cuadradas en tonos verdosos y blancos.
  12. Una lámina enmarcada en tonos verdes y blancos: nada más fácil para reforzar el binomio cromático elegido que colgar un cuadro o lámina en la pared más visible del baño que siga los mismos patrones de color.

Aplica la regla del 60-30-10

Puede que hayas oído hablar de ella y en este caso, nos servirá para obtener un baño verde y blanco armónico. En decoración, la regla del 60-30-10 consiste en elegir un tono predominante y otros dos en las proporciones indicadas. ¿Qué tal un 60% de blanco, un 30% de verde y un 10% de otro color, como el negro o el gris, para tu baño?

Pon verde a tu baño blanco (en el mejor sentido) y comprobarás como el ambiente gana vida. Además, el verde es un color muy apropiado para estos espacios, según el Feng Shui. ¡No dudes en introducirlo en tus baños!