-20% adicional en todas las ventas

Un cuarto de baño sofisticado, inspirado en la naturaleza, se consigue utilizando un color: el verde. Es uno de los tonos más usados en el baño, junto con el blanco y el azul, porque dichas tonalidades transmiten paz y calma. Un baño verde se asocia con el mar y los ríos, de ahí que muchos interioristas y decoradores apuesten por él en espacios de la casa donde fluye el agua. ¡Vamos a poner verde al baño!

Los tonos de verde más adecuados para el baño

La paleta cromática del verde es rica y variada. Dependiendo del tono que elijas, conseguirás un efecto u otro, por lo que te servimos en bandeja los tipos de verde que más le van a un baño:

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

  • Verde lima o manzana: crean escenas brillantes y ayudar a dar amplitud y luminosidad a baños pequeños con escasa luz natural.
  • Verde oliva o salvia: son tendencia en decoración y sirven para dar calidez a los espacios. En el baño, aportan mucha sensualidad y elegancia.
  • Verde vivo, hierba o selva: nos recuerdan a la vegetación más exuberante. Si los usas en el baño, respirarás un ambiente fresco y natural, que te relajará. Son tonos que favorecen la conexión con nosotros mismos.
  • Baño verde agua: este tono, luminoso y alegre, surge de la mezcla entre el azul y el verde pálido. Es un color frío, que representa al agua, el cual se lleva de maravilla con el mármol y la madera. Serenidad elevada a la máxima potencia.
  • Baño verde y blanco: esta es la combinación más habitual en el baño, ya que ambos tonos juntos se equilibran a la perfección.
  • Greenery: fue elegido el color del año por Pantone hace un tiempo, pero sigue vigente gracias a las tendencias decorativas más eco. Es un verde hoja que introducirá la naturaleza en tu casa como ninguno.
  • Verde esmeralda: intenso y sofisticado, este verde encaja tanto en estilos modernos como clásicos.
  • Turquesa: es ideal para cuartos de baño infantiles, ya que proporciona alegría, vida y luminosidad.
  • Verde inglés: si te va el estilo vintage y romántico, este es el color adecuado para tu baño verde.
  • Verde caqui: crea escenas muy naturales si lo combinas con los tonos tierra. Conlleva estancias muy cálidas y acogedoras.

6 Tips para aplicar el color verde en el baño

Existen diferentes modos de recurrir al verde en un baño. Si eres fan de este color, te aconsejamos que lo introduzcas en el aseo de estas formas:

  1. Con azulejos, en mosaico y dibujos geométricos: dentro de esta categoría encontramos un sinfín de posibilidades. Puedes recurrir a un suelo de mosaico en blanco y verdes de distintas intensidades, baldosas en blanco hasta media altura de la pared y pintura plástica en verde-grisáceo para el resto del muro, hasta el techo. Los azulejos en forma de escamas, tipo sirena, en verde, evocan directamente al mar.
  2. Otra alternativa para añadir verde a tu baño es a través de plantas y vegetación natural.
  3. Toallas, albornoces, alfombras y demás textiles en verde mint, reforzarán la imagen de tu baño verde.
  4. Los papeles pintados con motivos vegetales están de plena actualidad. Si empapelas una pared de tu baño con un modelo selvático o tropical, verás de inmediato el efecto ‘wow’ que produce.
  5. En los accesorios: una cortina de baño en verde o con estampado de hojas, jaboneras y complementos en verde añadirán pinceladas muy naturales.
  6. Los muebles: puedes añadir el color verde a tu baño a través de su mobiliario. Si tienes un mueble de lavabo antiguo y blanco, prueba a pintarlo con chalk paint en verde oscuro y verás qué cambio.

Cómo combinar el color verde en un baño

Ya hemos dicho que un baño verde y blanco es siempre un acierto. Pero existen otras tonalidades y materiales que funcionan perfectamente en conjunto y sintonía.

  • Griferías en níquel, latón o negras: aportan un estilo vintage o industrial a baños donde predomina el color verde.
  • Los espejos con marcos en dorado, así como apliques en este acabado, son la combinación perfecta sobre paredes en verde esmeralda, por ejemplo.
  • Los detalles en rosa empolvado crean escenas muy armoniosas, junto al verde.
  • Prueba con este mix: 60% de verde, 20% de blanco y 20% de negro. Son proporciones aproximadas, pero un baño que se compone en dichas medidas por estas tonalidades resulta atemporal, diferente, original, elegante y equilibrado. Es una combinación que le dará distinción a tu baño.
  • La madera natural es otro elemento que encaja en un baño verde. Si tu aseo es pequeño, prueba con revestimientos en verde mint y muebles de madera clara.
  • Las cestas de fibras vegetales coordinan con los revestimientos en verde, intensificando el efecto natural de tu baño.
  • Toques en amarillo limón suman vitaminas a los ambientes en verde. Tenlo en cuenta también para tu baño.
  • El gris es el color que matiza al verde con gran elegancia. Es una unión realmente chic.

Y es que el verde puede utilizarse de dos maneras: una predominante, donde va a generar mucha fuerza y positividad, o bien como complemento, mediante estampados, plantas o detalles deco. Esta última opción resultará muy equilibrada. ¡Súmate a la corriente green!