sillones en patio jardin

Cuando escuchamos lo de ‘patio inglés’ se nos puede venir a la cabeza un espacio al aire libre, semicerrado, para tomar el té de las cinco. Pero es mucho más que eso. Si quieres conocer los secretos que esconden, las ventajas que aportan a una vivienda y cómo es la decoración de patios ingleses, ¡sigue leyendo… So lovely!

¿Qué es un patio inglés?

Un patio inglés es un espacio al aire libre, abierto por su área superior, situado ante la fachada de un edificio y semienterrado. Sirve para proveer de iluminación, acceso y ventilación a una planta situada a nivel de sótano o semisótano. Técnicamente no importa la cota del suelo del patio, siempre que esté bajo la rasante del terreno o acera se denominará inglés.

Suele ser estrecho y alargado y situarse en la fachada principal. Tradicionalmente, su acceso se ha cerrado con una verja.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Ventajas de tener un patio inglés en casa

Si la arquitectura de tu vivienda posee una pieza así, congratulations! Tienes todo un tesoro con múltiples virtudes:

  • Su principal función es la de regular la temperatura del interior de la casa. A nivel energético, este tipo de patios son excelentes reguladores bioclimáticos, ya que hacen de barrera natural, evitando que suba la temperatura durante los días más calurosos del año.
  • Además, es un espacio que proporciona contacto con la naturaleza. Esta estancia al aire libre es perfecta para llevar vegetación y verde a tu vivienda. Podrás plantar lo que te apetezca, colocar una fuente de agua o caminos de piedra o madera.
  • También ayuda a la correcta distribución de las estancias de la casa. Lo más habitual es que el patio inglés se sitúe en el centro o a un lado de la vivienda y el resto de las habitaciones a su alrededor. Esto aporta una salida al exterior del salón o del dormitorio.
  • Ofrecen un sinfín de posibilidades a nivel de decoración y arquitectura, ya que su diálogo entre exterior e interiores conlleva riqueza visual y calidad de vida.
  • Por último, pero no menos importante, fomenta la socialización. Es un lugar ideal para celebrar encuentros familiares o con amigos y también te permite tener un huerto doméstico, incluso una pequeña piscina.

¿Cómo decorar un patio inglés pequeño?

El patio inglés posee la peculiaridad de estar ubicado en un nivel más bajo del terreno donde se asienta la casa. Esto hace que goce de una privacidad y una sombra que son sus puntos fuertes a la hora de crear una estancia de bienestar, ya sea como jardín o como lugar íntimo al aire libre donde practicar deporte o relajarse. Estas son nuestras propuestas para decorar un patio inglés pequeño:

Todo un vergel

Si tu patio inglés está ubicado frente a la fachada de la casa, te recomendamos transformarlo en un jardín pequeño, que será la mejor de las entradas. Los jardines ingleses, también conocidos como cottage, se caracterizan por un aspecto silvestre que puedes lograr plantando las siguientes especies: rosas, lavanda, árboles de hojas perennes o frutales, hierbas aromáticas, medicinales y silvestres.

Antes de ponerte a plantar, pregunta en el vivero las variedades más adecuadas para el tipo de clima de la región donde vives. La opinión profesional, en base al clima y al tipo de suelo, es básica para que tu jardín luzca en todo su esplendor. Otro buen truco es darle continuidad al patio inglés repitiendo patrones de colores, creando franjas o parcelas.

Un pequeño salón exterior

Al estar bajo el nivel del terreno, un patio inglés es perfecto para crear una sala de estar al aire libre, con total privacidad. Si deseas darle un aire british, adquiere un conjunto de mesa y sillas de forja, donde poderte sentar cómodamente a tomar el té.

Los textiles para tu patio inglés deberán transmitir la esencia del lugar. Si quieres conseguir una estética inglesa, opta por tejidos cálidos, estampados de cuadros o flores.

El punto de reunión

Si tu oasis inglés es un patio trasero, puedes organizar un área para los encuentros familiares y con amigos. Si las limitaciones de espacio te bloquean, piensa en poner un pequeño grill con patas para hacer comidas informales, con una mesa estrecha y alargada, más alta, tipo barra, para comer de pie. Unas guirnaldas luminosas, flores y velas harán el resto.

¿Y una mini piscina?

Son más fáciles de mantener y más económicas de construir, así que no hay mal que por bien no venga. Si las vas a usar para nadar, apuesta por modelos alargados y estrechos. Si es para que chapoteen un poco los niños o mojar los pies, puedes seleccionar minipiscinas cuadradas y con poca profundidad. Mejor si escoges un estilo minimalista y que se adapte al terreno, que al estar semienterrado, te permitirá tener una pequeña piscina elevada. Adorna sus bordes con farolillos y pon algún puf para sentarte.

Un espacio de almacenaje

Cuando el espacio es pequeño, el orden es primordial para sacarle todo el partido, tanto estético como funcional. Apuesta por módulos de almacenaje que queden camuflados, para tener tu patio inglés despejado. Para que el lugar se vea perfectamente organizado a primera vista, traza zonas bien definidas, con alfombras de plantas combinadas con áreas libres, enlosadas o con gravilla.

Consejo Westwing: Añade un punto de atención, bien puede ser una estatua o bien un árbol solitario.

Un patio de luces

La iluminación es crucial para patios sombríos como estos. Si bien es cierto que gran parte de su encanto reside en conservar la semipenumbra para que transmitan misterio, también debe resultar acogedor. Para ello, ilumina siempre desde abajo hacia arriba. Así resaltarás el volumen, el color y el juego de luces y sombras de las plantas. Los diferentes puntos de luz han de estar escondidos o disimulados: leds, fibra óptica, fuentes de luz enterradas o focos direccionales te ayudarán a lograr un patio de luces muy elegante.

Y recuerda, si no tienes tiempo para dedicarte mucho al cuidado de tu patio inglés, es preferible que te decantes por una decoración sencilla, plantando especies que requieran un bajo mantenimiento.