patio de luces andaluz

Los patios interiores permiten abrir la vivienda al exterior desde el interior de casa. Son ideales para aportar luz y una ventilación óptima a las estancias que conectan con ellos. Así que si tu hogar cuenta con un patio interior, ¡sácale todo el jugo! No te dejes desanimar por su posible aspecto desangelado. Con nuestros trucos para decoración de patios, tu estancia ¡brillará!

Consejos para aprovechar al máximo los patios interiores

Cuando se habla de patios interiores, solemos imaginarnos espacios pequeños, oscuros, meras piezas de la arquitectura de una construcción sin alma. Pero en realidad son grandes oportunidades para tener un oasis en casa donde leer, practicar deporte, hacer cenas íntimas o cócteles con amigos. Para darle una entidad y funcionalidad dentro de nuestro hábitat, deberías seguir estos tips:

Concreta su uso

¿Qué cometido tiene el patio interior dentro de tu vivienda? Al no ser un espacio grande, como una terraza o jardín, con acceso al exterior, sino que es una zona cerrada, que suele dar al interior de un edificio con cielo abierto, deberás definir su uso a uno o dos cometidos como máximo. Puedes dedicarlo a pulmón del hogar, montando un pequeño vergel, o a área para la colada, con tendedero incluido. O bien, poner una hamaca y esterilla para practicar deporte y descanso o meditación. Así que, en primer lugar, pregúntate a qué deseas dedicar tu patio interior y después equipa en consecuencia.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

¿Dónde está ubicado el patio interior?

Este aspecto te ayudará a decidir su uso. Es decir, si está cerca de la cocina, podrás crear una zona exterior de comidas o un lavadero completamente organizado. Si se encuentra conectado con el salón, puedes decorarlo como una extensión más del estar, con sofás o bancos de obra. Si lo tienes anexo a un dormitorio, piensa en dedicarlo a área de relax, lectura o deporte.

Establece el estilo

Una vez hayas determinado su utilidad, el siguiente paso es definir su estilo. Un patio andaluz, zen-oriental, mediterráneo, rústico, minimalista, boho… Ten en cuenta este punto sobre todo si conecta visualmente con el interior de tu casa, ya que entonces será importante que se mantenga un estilo coordinado y coherente.

Ve al blanco

Combate su punto débil, que suele ser la falta de luz natural. Para esto, te aconsejamos que lo pintes de blanco y uses piezas en tonos neutros, como beige o arena para darle calidez. Una gama de color clara, hará que tu patio interior sea más luminoso.

Piensa en el espacio

Ante la falta de espacio, aplica soluciones ingeniosas, como muebles plegables, huertos o jardines verticales, sistemas de organización y orden para paredes, jardineras perimetrales o hamacas textiles o de red de quita y pon.

Cuida la privacidad

La única parte descubierta de un patio interior es el techo. Si vives en una casa independiente, no hará falta que pienses en cubrirlo para tener intimidad, pero si tu vivienda con patio interior está dentro de una comunidad de vecinos, lo más seguro es que quieras cubrirlo con un sistema práctico y estético para evitar miradas indiscretas, por ejemplo. Más delante te damos opciones para cubrir tu patio interior.

Piensa en los materiales

Existen muchas alternativas para la decoración de un patio interior. Si recurres a un mismo pavimento y revestimiento que el de su sala anexa, le darás más amplitud y continuidad al conjunto. Utilizar los mismos materiales o gamas afines es buena idea para un buen diálogo in & out.

Decora con creativad

Decorar un patio interior pequeño puede suponer todo un reto por la limitación de metros. Algunas sugerencias pueden ser desde plantar un árbol, que sirva de elemento decorativo para un salón, por ejemplo, hasta pavimentarlo con una capa de grava o cantos rodados en blanco, con alguna fuente, plantas o escultura que se vea desde el interior gracias a un cerramiento acristalado.

Dale vida con los complementos

Recurre a cojines de estampado botánico o étnico, pon farolillos y velas, adorna paredes con carteles o espejos, incluye una alfombra de fibra vegetal y maceteros decorativos. Al fin y al cabo, la decoración de un patio interior debe concebirse para crear un lugar cómodo donde apetezca quedarse.

Piensa en almacenaje

Utiliza sistemas de almacenaje que oculten bien todo lo que quieras guardar. En un patio interior es primordial que reine la organización y el orden, para que se vea lo más despejado posible.

7 Tips deco para patios interiores

Ahora que tienes las claves principales, nos queda compartirte los consejos de nuestros interioristas que marcarán la gran diferencia.

  • Apuesta por materiales naturales y resistentes, como el ratán, el algodón orgánico, el lino (en tapicerías aptas para exterior) o la madera tratada.
  • Las plantas ideales para patios interiores son las trepadoras como los rosales, la hiedra, el jazmín o la buganvilla. Darán color y olor a tu patio interior. ¡Crea un jardín interior!
  • Otra idea para decorar un patio interior muy pequeño es pintar uno de sus muros de forma original. Puedes usar pintura tanto acrílica como al agua. Si lo tuyo no es el dibujo, puedes encargar esta tarea a algún ilustrador.
  • ¿Y si usas tu patio interior como zona de juegos? Bastará con cubrir los suelos con mullidas alfombras lavables en la lavadora y poner un tipi.
  • Y, sobre todo, recuerda incluir un sistema de drenaje para evacuar el agua de la lluvia.
  • Las guirnaldas de luces pueden ayudar a darle un ambiente más alegre, así como los farolillos y lamparitas portátiles. Obtendrás un patio de luces low cost.
  • No lo uses solo como trastero, aunque sea una tentación. Para evitar caer en ella, decóralo con gusto.

Las mejores opciones para cubrir patios interiores

Si por la situación de tu patio interior quieres cubrirlo para tener tiempos de sol y de sombra o evitar miradas de vecinos y que lo puedas disfrutar hasta cuando llueva, tienes múltiples y efectivas opciones. Aquí van algunas ideas para techar un patio interior:

  • Sombrillas o toldos: es la manera más fácil de proteger tu patio sin llegar a cerrarlo por completo. Existe una gran variedad de diseños e incluso propuestas controladas eléctricamente que minimizan el esfuerzo a la hora de desplegarlos. Toldos motorizados, con sensores de lluvia y viento, a pared o sobre tejadillo… tienes un amplio abanico de posibilidades.
  • Pérgola con toldo de tela: su principal ventaja es que, cuando cae el sol, puedes recoger las lamas de tela por completo para disfrutar de las estrellas. La pérgola puede tener cuatro apoyos a suelo o solo dos si nace en la fachada. Puede ser de madera o metal y el toldo manual o automático.
  • Techos de cañizo o bambú: son ideales para dar un toque rústico al espacio. El cañizo o el bambú -de venta en rollos- son apropiados para instalar sobre casi cualquier estructura. Eso sí, deberás fijarlos para que no se levanten con el viento. Procuran un efecto sol-sombra muy agradable.
  • Velas de sombreo: las velas textiles son otra opción para dar sombra y cobertura al patio. Similar a un toldo en tejido, se fijan en varios puntos de anclaje hasta que quedan tensas. Las hay cuadradas y triangulares, ya confeccionadas, o hechas a medida.
  • Tragaluz de cristal: son un tipo de ventanas o fijos para superficies horizontales, herméticas y resistentes. Facilitan el aislamiento térmico y acústico, y normalmente se realizan en PVC.
  • Techo de láminas de acrílico: estas lamas se componen por metacrilato de metilo; un material plástico de gran resistencia, que podemos encontrar en distintos grosores, con una apariencia muy similar al vidrio. También ofrece una variedad de colores interesante.
  • Vigas de madera: una alternativa al hermetismo del cristal son los techos de madera. Aportan mucha calidez pero no son tan resistentes a los agentes climatológicos como la lluvia o el potente sol.
  • Techo con planchas de policarbonato: pueden instalarse sobre diferentes tipos de estructura y formar cerramientos eficientes. Es un material translúcido y, al ser un plástico, permite el paso normal de la luz. Es moldeable, permitiendo la configuración de techos de muy diversas formas y diseños. Además, muy resistente, más que el vidrio, liviano y duradero. Ofrece aislamiento térmico.

En Westwing encontrarás todo tipo de mobiliario y complementos para decorar patios interiores y convertirlos en una estancia más de la casa. Ya sabes, la belleza está en el (patio) interior.