sala de estar moderna con plantas

A veces los patios interiores pequeños nos deja una gran preguta de cómo aprovechar este espacio. Si este es tu caso, no desesperes, porque tenemos soluciones para que puedas habilitarlo gracias a una estilosa decoración de patios. La clave está en ajustarse a lo básico y elegir piezas ligeras y con carácter. Tu mini patio será ¡grande!

Posibles usos para un patio interior pequeño

Las limitaciones de espacio de los patios interiores pequeños hacen que tengas que decantarte por darles un uso único. Aquí tienes algunas opciones:

  • Un comedor exterior: especialmente si tu patio interior pequeño es alargado y estrecho, podrás utilizarlo como comedor a cielo abierto, colocando una mesa ligera alargada, sillas plegables pero estilosas (o de forja, si quieres darle un estilo más vintage), una guirnalda de luces como techo y una alfombra de fibras vegetales como base para todo el conjunto. Completa el look con una mantelería de lino, una vajilla original, un jarrón con flores y unas velas.
  • Un chill out: para crear una zona de estar en un patio interior, valora la colocación de cojines de suelo o puffs, una mesita baja, cojines, velas, asientos realizados con palés o un banco de obra esquinero.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

  • Un jardín: será el pulmón verde de tu casa, con grandes macetas o jardineras perimetrales con plantas que aguanten bien en semisombra.
  • Mini-huerto urbano: otra opción es instalar un pequeño huerto urbano, con macetas en un muro de madera con estantes o bien con una estructura de madera con tierra donde plantar aromáticas y pequeñas especies vegetales para crear tus recetas en la cocina.
  • Un práctico (y bonito) lavadero: instala lavadora y secadora, una encima de otra, dentro de un mueble con puertas para proteger las máquinas. Un práctico tendedero y estantes para los productos de limpieza, bien ordenados y etiquetados, y un letrero que rece “laundry room”, convertirá a este patio es todo un desahogo.

Tips para que tu minipatio sea un superpatio

Te damos consejos para que no tengas que renunciar al espacio, a la comodidad ni al estilo. Crea un patio para comer, relajarte o ajardinado, por pequeño que sea:

  • Para dar amplitud a un patio interior pequeño entre cuatro paredes, pinta sus muros de blanco y recurre a las puertas de cristal. Estará más conectado y parecerá más grande.
  • Un sofá-banco (con almacenaje) en L aprovechará una de las esquinas al máximo. Si le añades colchonetas y cojines de distintas tonalidades y estampados, aportarás estilo.
  • Una alfombra de fibras vegetales o de tejidos aptos para exterior cubrirá las posibles irregularidades del suelo y sumará elegancia y confort.
  • Si no puedes tener macetas en el suelo, porque quitarían espacio de paso, ¡cuélgalas! En cestas o soportes de macramé, esta solución es ideal para tener verde sin perder ni un centímetro de tu patio interior pequeño.
  • Los suelos de grava o piedras son perfectos para patios interiores pequeños de estilo rústico. Si quieres algo más moderno, opta por un pavimento de hormigón pulido o tarima de resina epoxi imitación madera. Las baldosas de barro cocido vuelven a estar de moda, para patios interiores bucólicos.
  • Cíñete a un estilo. Aquí el mix&match no tiene mucho sentido, debido a las limitaciones espaciales. Así que, escoge una estética y mantenla en todo el patio.
  • Las fibras naturales siguen estando de actualidad. Recurre a piezas realizadas con materiales y tejidos como el mimbre o el sisal para darle calidez y un sentido acogedor.
  • La iluminación es fundamental en cualquier espacio. Al ser un patio interior, a cielo abierto, puedes crear un techo estrellado con guirnaldas de pequeñas bombillas, entrecruzadas.
  • Si tu patio interior pequeño está en mitad de tu casa, atrévete a plantar un árbol en él y rodéalo de paredes de cristal.
  • Crea un buen diálogo con el interior anexo a él. ¿Cómo? Usando la misma gama cromática, incluso un mueble que puede nacer en el salón, tipo banco, y continuar en el patio, separado por una sutil lama de vidrio fija.
  • Los muebles a la medida son grandes aliados en los patios interiores pequeños. Son la fórmula más eficaz para sacarle provecho hasta el último milímetro.
  • Oye, abre tus ojos, mira hacia arriba… como dice la canción, en un patio interior pequeño deberás sacarle el máximo partido a la verticalidad. Una manera de hacerlo es mediante lámparas de suspensión de diseño especial o un frondoso jardín vertical.
  • Una pared con textura dará mucha riqueza a tu patio interior pequeño. Ladrillo visto, piedra natural o trepadoras en el muro principal, transformarán el aspecto de todo el conjunto.
  • Ponle techo. Puedes optar por un diseño tipo pérgola, con vigas de madera de pared a pared, que puede servir para colgar plantas, enredaderas, luces y hasta brindar un poco de sombra en los días de mucho calor.
  • Añade espejos. Los tipo sol, con marcos de mimbre, por ejemplo, quedan perfectos en exteriores y añadirán luminosidad y amplitud a espacios mini como estos.
  • Una simple hamaca colgante, que puedes guardar fácilmente cuando no la uses, convertirá tu patio interior pequeño en un rincón de relax.

Y por último, ten el cuenta que el principal cometido de un patio interior pequeño es mejorar la ventilación y luminosidad de una vivienda, así que es importante no obstaculizarlas. Contar con un patio de luces interior es como tener un tubo de aire dentro de la casa que genera un microclima interno muy confortable.