¿Eres un amante de la madera? Si buscas una casa que te transporte directamente a la montaña, entonces necesitas un estilo rústico de decoración. Las casas de estilo rústico son muy habituales, incluso muchas de ellas las encontramos en la ciudad. Son las que también conocemos como estilo rústico moderno. En Westwing conocemos bien ambos estilos de decoración, y por eso, queremos enseñarte algunas claves para decorar. ¿Te vienes? 

Características clave de este estilo

La decoración rústica es una de las más utilizadas, no solo en la montaña, sino también en grandes ciudades. Este estilo de decoración tiene unas características muy concretas. En el estilo rústico se mezclan los elementos que nos recuerdan a la naturaleza, con otros algo más prácticos.  

Si buscas un espacio relajado, natural y al mismo tiempo, con toques tradicionales, este es el estilo que necesitas. Dentro del estilo, hay algunas variantes que luego te explicaremos. Antes te enseñamos algunas características que comparten todos los estilos rústicos:  

  • Materiales. Lo más habitual es decorar las paredes con piedra, lo que proporciona un efecto impresionante decorativo. También es común encontrar chimeneas forradas de piedra. Otro tipo de materiales que podemos encontrar en las casas es el barro o el mármol.  
  • Colores. Este estilo destaca por colores neutros, azules, marrones, verdes o tonos cálidos. En las paredes se suele apostar por tonos claros.  
  • Piezas antiguas. En las casas de estilo no pueden faltar las piezas vintage. Este tipo de muebles aportan un toque antiguo, y dan mayor calidez a la estancia.  
  • Puertas y baldosas. En el estilo rústico las baldosas son muy típicas, tanto en el interior como en el exterior. Por otro lado, las puertas que suelen añadirse en las casas de estilo rústico son de madera, ya que aportan ese toque clásico y natural.  
  • Flores. En las casas no deben faltar las flores y plantas. Estas plantas y flores podemos añadirlas en cualquier espacio de la casa. De esta forma conseguiremos un espacio más natural, y un toque rústico al instante.  
  • Muebles desgastados. El mobiliario se caracteriza por tener un toque antiguo, y desgastado. Si no conseguimos una pieza vintage, también podemos hacerlo nosotros mismos aplicando, por ejemplo, una pintura a la tiza.  
  • Accesorios. Relojes antiguos, mecedoras, cuadros con imágenes de flores…Son solo algunos de los accesorios que pueden aportan a la casa un estilo rústico.  

¿Qué no debe faltar en la decoración rústica?

Decorar una casa al estilo rústico es sencillo. La clave para acertar es contar con muchas piezas de madera. En el suelo, en el techo, en las puertas, en los muebles…La madera está en todas partes, y además aporta mucha calidez.  

Otro elemento que no deben faltar son los muebles al natural, como el suelo de madera de pino, las sillas de lino rústico, o las mesas robustas. Para que este tipo de muebles no pierdan calidez, lo más adecuado es añadir textiles o cojines en colores pastel, o con un estampado muy sutil, como por ejemplo flores.  

Tipos de estilos rústicos

El estilo rústico tiene varias versiones. Dependiendo de qué materiales y colores elijamos, conseguiremos una mexcla de estilos muy original.

Estilo rústico moderno 

Si no quieres caer en la versión clásica del estilo, puedes apostar por una versión algo más moderna.  

  1. Color blanco de base: En el estilo rústico moderno hay mucho blanco, y luz natural. Es clave que las paredes, y el techo deben tener una base neutra para que ilumine todas las estancias.  
  2. Más madera: Aunque vayamos a añadir un estilo rústico moderno, la madera no puede faltar. Eso sí, tenemos la opción de combinar diferentes estilos de madera: más oscuras, con otras más claras. El suelo, los tabiques, las ventanas, o las puertas, admiten cualquiera de estas posibilidades.  
  3. Líneas básicas y limpias: En el estilo rústico moderno, los acabados son muy limpios y naturales. Eso sí, a pesar de contar con muebles más sencillos, la madera tampoco falta pero con un diseño más minimalista.  
  4. Paleta de colores: Los tonos más vivos entran en las casas de estilo rústico. Conviven tonos más neutros con otros más vibrantes en sofás, textiles de cama, e incluso detalles en la zona del baño o la cocina.  
  5. Accesorios naturales: Al añadir más colores en algunas zonas de la casa, los accesorios se mantienen algo más sutiles, y en tonos neutros, o materiales como la madera. El toque más moderno lo suelen añadir las lámparas. Los complementos suelen ser muy básicos, como cestas, butacas, alfombras o grandes alacenas de colores pastel.  

Estilo rústico industrial 

En el estilo rústico industrial destacan las lámparas grandes en acabados de metal. Son, sin duda, las grandes protagonistas de este estilo. También la madera, que vuelve a estar muy presente. Sobre todo en el estilo industrial, vemos más madera en casi todos los espacios, y muebles.  

En cuanto a los colores que mejor combinan están los tonos grises, el beis, o la gama de los pasteles. También suelen estar muy presentes los granates, y marrones oscuros. Otra de las combinaciones estrella son los colores blancos, y los acabados en azul que se integran muy bien con la madera en cualquier época del año.  

Estilo rústico chic 

Si te gusta el estilo rústico, pero quieres darle un toque más joven y contemporáneo, prueba con el estilo chic. En este estilo se llevan las líneas afrancesadas, textiles florales, tonos neutros, o elementos ‘vintage’. Ten en cuenta que el estilo rústico chic es menos sobrecargado, y también menos oscuro. En este estilo destaca la sencillez, y las líneas claras en muebles para conseguir un espacio más ligero y tranquilo.  

Ahora que ya sabes cómo decorar una casa al estilo rústico, echa un vistazo en Westwing al resto de estilos de decoración. Hay un sinfín de opciones para que puedas aprender a decorar tu casa, o incluso el exterior, con el estilo que elijas.  

Sigue leyendo: Si te ha gustado esta guía de estilo, descubre cómo conseguir una decoración de estilo clásica o incluso retro en nuestros artículos.

Consigue una decoración rústica de moda