decoracion de patio rustico

Te traemos propuestas de patios rústicos que te dejarán sin aliento y querrás imitar de inmediato. Y es que pocas cosas más placenteras se nos ocurren que contemplar la puesta de sol desde tu hamaca en el jardín. Haz florecer el exterior de tu casa de campo tomando buena nota de estos consejos que hemos preparado especialmente para ti.

La decoración que querrás copiar en patios rústicos

Nos fascinan los espacios de exterior adosados a la casa rústica. Los porches y jardines nos tienen conquistados, ¡pero los patios! Los patios suman un plus de intimidad y nos invitan a pasar largas tardes de verano leyendo o contemplando el paisaje. Mimar este rincón tan preciado de la vivienda es imprescindible para configurar un espacio plenamente adaptado a nuestro estilo de vida. Comodidad, encantado, familiaridad y frescura. ¿Cómo no nos van a gustar los patios rústicos si consiguen tenerlo todo?

En la decoración rústica de patios hay infinidad de opciones. Caminos empedrados de adoquines, delimitados en otras ocasiones por tejas y ladrillos, muebles en madera al natural, accesorios atrevidos en metales oxidados que dan cuenta, con solemnidad, del paso del tiempo. Estantes, mesas y sillas de forja, telas de tacto suave y motivos florales, piezas de diseño únicas y muy románticas al puro estilo shabby chic. Bancos minimalistas que te reciben a tu llegada al patio, fuentes centrales que te roban la mirada y te transportan a otro lugar e, incluso, se ven flanqueadas por pérgolas y macetas colgantes, enredaderas que trepan por las paredes exteriores y alejan las miradas indiscretas cubriéndolo todo de un manto verde que invita al relax… ¡Ay! Queremos que nos invites a pasar la tarde en un lugar así.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Las texturas que vas a acariciar en los patios rústicos

¿De qué están hechos los muros que salvaguardan la intimidad en estos patios? ¿Y los techos? ¿Qué materiales son los que confieren esa estética única?

Simplifica y ve a lo más natural del estilo rústico: el barro, la madera y la piedra, sí. Pero también el ladrillo rojo, con rudeza, si trabajar, lucirá espectacular acompañando el conjunto. Si decides construir un muro de piedra y crece en sus fisuras la maleza, no te preocupes. ¡Es parte del encanto que abraza este estilo y recreará la verdadera fusión que pretende con el espacio natural!

La iluminación en patios rústicos

Que no falte la luz que ilumine tu sendero… Tampoco en el patio. Un reguero de luces creará un efecto inmejorable a la caída del sol. En Westwing nos encantan las propuestas combinadas para iluminar tu pati y crear un ambiente en armonía con el espacio natural. Mezcla sin temor la luz que emana la chimenea cuando las llamas crepitan con la luz artificial de lámparas y faroles.

Para una estancia todavía más bohemia y natural, deja que sean las velas las que marquen el camino. Ahora sí: apodérate de tu manta y disfruta del espectáculo en tu patio rústico bajo un manto de estrellas.

Muebles de forja para patios rústicos

En exterior, un conjunto de mesa y sillas de forja es resistente a las inclemencias del tiempo y consigue un efecto estético uno.

Disfruta de tus ratos libres a la intemperie con muebles que confieren elegancia, sobriedad y toda la funcionalidad que tu patio requiere. Es el momento de las grandes barbacoas con amigos. Incluso, cuando los materiales comienzan a oxidarse con el paso del tiempo, los conjuntos de exterior en forja son de lo más agradecido y suman la belleza del deterioro con una elegancia inimitable.

Un rincón chill out para patios rústicos

Si hablamos de relajación en un espacio exterior, debemos contar con muebles que nos inciten al descanso. Para los patios rústicos nos encanta el aprovechamiento de cada centímetro disponible que hacen posibles los muebles con palés.

Modulares y versátiles por excelencia, estos conjuntos low cost son también muy fáciles de elaborar y lucirán en tu patio con todo el valor añadido de la artesanía y de algo realizado con tus propias manos.

Lo cierto es que menospreciar los palés es un error grave. Y es que con ellos puedes hacer de todo en tu patio: jardineras, sofás sobre los que colocar colchonetas y cojines a tu gusto, bancos con espacio libre para almacenaje en los que incluir coquetas cestas de mimbre, un columpio para los más pequeños de la casa, una hamaca colgante abrigada con cojines de pelo, mesas de centro muy versátiles, con o sin ruedas y espacio para almacenaje… ¡Únete a la fiebre del palé y sácale el máximo partido a los patios rústicos con el mínimo presupuesto!

No sin plantas: las mejores especies para patios rústicos

Llevar el exterior al interior de tu hogar en pequeñas dosis y a tu estilo. Este es uno de los propósitos con esta pretendida fusión con el campo. Y para ello las plantas, tanto de interior como de exterior, no pueden faltar en tu hogar y mucho menos en tu patio.

Las especies más lucidas y resistentes son la bungavilla, una de las opciones que nos conquistan en Westwing por la intensidad de su color violeta y el hecho de que sea una planta trepadora que crece en busca del sol y abriga los muros de porches rústicos con encanto, patios y terrazas; por su parte, continuando con el efecto violáceo que nos fascina en exterior, la lavanda aporta además un riquísimo y característico ahora muy fresco. Llenar los patios rústicos de estilo y de aroma nunca fue tan sencillo: una especie ideal, sobre todo, para climas amables con abundante luz. Pero no te preocupes: resiste bien también las inclemencias del invierno y requiere poco riego.

La última de nuestra selección, pero no por ello menos importante, es la hortensia: necesita vivir en sombra o semisombra, pero, y aquí está la clave de su cuidado, en un lugar en el que exista a su vez mucha luz que le llegue de forma indirecta.

Por ello, la hortensia resulta perfecta para adornar los rincones de los patios rústicos y dejar que disfrute y crezca majestuosa con la luz del exterior.