-20% adicional en todas las ventas

recibidor rustico

¿Te gusta la montaña, el campo, lo natural y la sensación de calidez? El estilo rústico es perfecto para ti. Puede que la primera imagen que se te viene a la cabeza sea una casita de piedra en plena naturaleza, con la chimenea encendida, alfombras y mantas de pelo. Y es que, la decoración rústica es de las más acogedores y hogareñas que existen. Capaz de hacerte sentir en tu hogar de la forma más agradable y cálida. En Westwing te invitamos a descubrir todas las ventajas de este estilo. Déjate inspirar por nuestra guía de estilo para decorar tu casa con mucho estilo y personalidad. ¿Te lo vas a perder?

¿Por qué decorar en estilo rústico?

La decoración rústica gana cada vez más adeptos. Más allá de ser un estilo únicamente reservado para los ambientes rurales, se trata de una decoración que ha evolucionado para adaptarse a los ambientes urbanos, como los chalets rústicos, capaces de dar un toque de naturaleza a los hogares más cosmopolitas. Su estilo consigue acercarte a la naturaleza mediante el uso de tonos acogedores, materiales naturales y una estética cuidada y funcional. Si vas a empezar a decorar tu casa o quieres darle una vuelta a la decoración que ya tienes, te contamos algunas de las ventajas de elegir el rústico como estilo predominante en tu hogar:

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

  • Sensación de hogar: de manera indiscutible, el estilo rústico es capaz de conseguir que nada más entrar por la puerta, sientes esa paz y tranquilidad de sentirte en casa. Su encanto y decoración hogareña, así como el uso de los colores y los materiales naturales hacen que cualquier rincón se convierta en un lugar muy especial. Ya que no solo puedes tener un salón rústico, sino que puedes llevar este estilo a cualquier lugar de la casa, como convertir un baño cualquiera en un baño rústico.
  • Versatilidad: el rústico se adapta perfectamente a las casas de campo y rurales. Pero lejos de ser un estilo apagado y triste, la versatilidad de este tipo de decoración de interiores ha hecho que la decoración rústica evolucione, siendo uno de los principales estilos utilizados en zonas urbanas gracias gran variedad de combinaciones que pueden implementarse.
  • No pasa de moda: se trata de un estilo que no dejará de sorprenderte ya que cada vez surgen nuevas tendencias y variantes dentro de él. No importa el tiempo que pase ya que contará los detalles que lo hacen únicos, como la madera o la piedra que encontramos en los suelos rústicos. Son elementos atemporales que podrás seguir disfrutando durante años sin que se queden desfasados.
  • Te permite reciclar y renovar muebles: este es sin duda uno de los estilos que más juego puede darte a la hora de decorar. Además de ser combinable con otros estilos e incluso con variantes del rústico, te permite recuperar muebles antiguos y darles una nueva vida, creando un espacio lleno de piezas únicas que dotaran tu casa de una personalidad inigualable.

Sin duda uno de los estilos que mejor combina con el rústico es el vintage. Ambos estilos están presentes tanto en comedores como en baños rústicos vintage.

5 Consejos para decorar en estilo rústico

Es difícil no amar la decoración rústica. Los materiales naturales, los colores cálidos y sus acabados desgastados lo hacen un estilo único y con una fuerte personalidad que no deja a nadie indiferente. Si quieres decorar tu espacio para una digna casa rústica, te damos 5 consejos para hacerlo con mucho estilo:

  1. Opta por las superficies desnudas e imperfectas

    Al contrario de otros estilos que buscan la perfección y los materiales impolutos, el rústico opta por los materiales nobles, con irregularidades, vetas y un efecto desgastado o envejecido. Esto se aplica tanto en muebles como en elementos estructurales, tales como vigas y paredes, que suponen gran parte de la superficie visual de una habitación y por tanto es importante no dejarlos de lado. ¿Cómo conseguir el efecto de habitación rústica? Decídete a dejar las superficies desnudas y con rugosidades, potenciando la aparición de texturas y jugando a combinar caras desnudas con otras pintadas de blanco puro o en algún tono tierra.

  2. No te olvides de las texturas naturales

    Estas serán tu principal apoyo para crear ambientes cálidos. Desde el recibidor rústico que da la entrada a la casa, apuesta por muebles y elementos decorativos repletos de naturalidad como por ejemplo: alfombras de yute o lana, lámparas de mimbre o cestas y capazos de tejidos naturales, sillones de cuero…

  3. La madera como protagonista

    La madera juega un papel fundamental y es imprescindible para crear un estilo rústico. Desde sus tonos más oscuros hasta los más claros, siempre está presente tanto en suelos y paredes, como en muebles y otros elementos estructurales y decorativos. La encontramos en interiores como en exteriores, donde encontramos incluso en porches rústicos con encanto.

  4. Que no falten los detalles

    El principal objetivo para conseguir una decoración rústica es crear una atmósfera donde la tranquilidad, el confort, la simplicidad y la elegancia estén presentes. Los detalles retro harán por ejemplo de un salón rústico vintage un lugar con personalidad. Lejos de ser un estilo frio o aburrido, el rústico busca llenar cada rincón de elementos que te hagan sentir como en casa: plantas, flores, velas, mantas de lana, marcos vintage, candelabros…

  5. La iluminación para crear ambientes acogedores

    Una buena iluminación es un aspecto muy importante, pero no solo la luz natural, en el estilo rústico la disposición de la luz artificial tiene un papel fundamental en la decoración especialmente si tienes un baño rústico pequeño. Al buscar crear estancias acogedoras, es importante llenar el espacio de lámparas, luces colgantes, velas… Todo para crear ambiente y un lugar acogedor y de lo más hogareño.

Una decoración rústica para cada estilo

Seguramente hayas oido hablar del estilo rústico colonial, o el rústico industrial. No es necesario buscar el clásico estilo rústico ni abusar de él. Dentro de este estilo puedes encontrar distintas variantes o tendencias que comparten la misma base de armonía con la naturaleza, calidez y luminosidad, pero con toques diferentes que pueden dotar a tu casa de un estilo único. ¡Te contamos todo!

Estilo rústico mediterráneo

Se caracteriza por ser una decoración relajada y cálida, basada en la luminosidad gracias al predominio de los tonos blancos junto con las fibras naturales. Para transmitir ese aire vacacional, se suelen combinar estos colores con otros beige y azulados, típicos del cielo y el mar que baña las costas mediterráneas. Además, es muy común utilizar materiales naturales como la piedra y la madera es sus tonos más claros.

Los beiges y tonos tierra se utilizan habitualmente en complementos y accesorios decorativos como alfombras, lámparas, mesas de madera… Mientras que los tonos azulados y turquesas suelen utilizarse en estructuras como puertas, marcos de ventanas o vigas, así como en textiles.

El estilo rústico mediterráneo está muy presente en los exteriores. Tanto en los jardines rústicos pequeños como en los patios rústicos pequeños, es posible crear una atmósfera vacacional y relajada que nos transporte a esos cálidos días de verano.

Otra característica muy típica de este estilo es que busca las formas redondeadas. Por eso, los arcos y esquinas se moldean para crear una estética más suave y relajada.

Estilo rústico escandinavo

Países como Suecia, Dinamarca o Noruega también hacen uso de la decoración rústica, inspirada en las casas de campo tradicionales y las cabañas de madera de los bosques.

Una característica muy fuerte que une ambos estilos es el predominio del color blanco. El blanco cubre tanto paredes como techos, así como en los muebles. Es muy habitual verlo combinado con madera. Eso si… ¡No le tengas miedo a los contrastes! Prueba con un suelo de madera oscura al estilo más rústico y combínalo con paredes y techos blancos. Incluso puedes añadir algún elemento de aire industrial si quieres crear un salón nórdico rústico. Esto ayudará a resaltar esa sensación de campo que se quiere provocar, por ejemplo unas lámparas de metal o sillas de hierro. 

También puedes combinar los colores de base de estos estilos, utiliza la gama de grises y blancos del nórdico con los colores tostados y beiges del rústico, el aspecto es muy acogedor y son colores esenciales para multiplicar la sensación de amplitud y luminosidad. No te olvides de añadir alguna nota sutil de color, por ejemplo, a través de los textiles. Y si por ejemplo tienes un baño rústico moderno de estilo nórdico, ¡no olvides las plantas!

¡Y a decorar! Decora el espacio de flores, láminas, velas, mantas de pelo… en pequeñas dosis para no recargar demasiado el espacio, ya que la clave es crear un espacio natural y donde todo tenga una utilidad.

Estilo rústico chic

El rústico chic es un estilo rústico moderno. A diferencia del rústico más tradicional, en el chic los colores se aclaran mucho más, predominando el blanco y los tonos beiges combinados con pequeñas pinceladas de tonos pastel. Este estilo no pretende sobrecargar, si no que se acerca más a una decoración y líneas minimalistas. La madera sigue presente pero en puntos determinados, como vigas, marcos de puertas o ventanas, suelos o algún mueble.

Los muebles de un salón rústico moderno son más ligeros visualmente y siguen una estética mucho más fina. Para los complementos y textiles, ganan mucho terreno las fibras naturales y la chimenea deja de ser un elemento indispensable. También incorpora elementos como el metal o el cristal, que hacen que el peso visual sea más ligero y crean un ambiente más estético.

Estilo rústico moderno

El rústico clásico tiene como base una madera un poco más oscura. Sin embargo, el rústico moderno opta por espacios mucho más luminosos y con tonos de madera claros combinados con paredes y techos de color blanco impoluto. Las casas rústicas modernas son la perfecta combinación y equilibrio entre los acabados y contornos depurados junto con otros envejecidos y con un look vintage. Claro que los muebles de diseño y líneas finas, deben ir acompañados de tejidos naturales, de madera. Y por supuesto, de toques de luz para crear un ambiente cálido, especialmente necesario en dormitorios rústicos modernos.

La paleta de colores también cambia. Se huye de los colores marrones y oscuros del rústico, apostando por toque más vibrantes que salpiquen algunos puntos de la casa. No tengas miedo de incluir colores atrevidos como el fucsia, el turquesa o tonos mostaza.

¡Y no te olvides de las cocinas! Las cocinas rústicas modernas están de moda este año y las puedes encontrar en todas las casas de los famosos e influencers.

Sigue leyendo: descubre más sobre cocinas en nuestros artículos sobre cocinas rústicas blancas o en nuestros consejos para decorar una cocina rústica pequeña.

Haz de la decoración rústica tu oasis de relajación

Ahora ya tienes todas las claves para crear la decoración rústica perfecta. Sigue inspirándote con nosotros y descubre más trucos e ideas de decoración para tener una casa con mucho estilo. ¡Hazte miembro de nuestro club de ventas de Westwing y entérate de todas las novedades!