¡Ya es CYBER MONDAY! ¡Consigue hasta un -70% en las ventas de WestwingNow! >

exterior comedor

Con el verano, el balcón más pequeño se convierte en nuestro rincón favorito en casa. Tenemos ganas de sol, ganas de sentir sus cálidos rayos sobre la piel, pero también de relajarnos con el frescor de la noche bajo las estrellas. ¿No te apetece redecorar el exterior de tu casa para disfrutarlo al máximo este verano? Te proponemos hacerlo al más puro estilo ibicenco. ¿Por qué? Porque no hay look más veraniego que este y porque nos encanta la calma, la alegría y la belleza que genera. ¿Preparado para traer el estilo de los patios ibicencos a tu casa? ¡Vamos a ello!

El color, tu aliado

Ibiza es el blanco de sus casas, el turquesa del mar y el color arena de sus playas y de la piedra seca de muros y casas de campo tradicionales. Si estos son los colores que definen la isla pitiusa, llévalos también a tu patio, terraza o balcón y consigue un look ibicenco solo a nivel cromático.

Aplica el blanco

Desde las paredes hasta el suelo, siempre que tengas un pavimento de microcemento o de lamas de madera que puedas pintar de color blanco. Pero no te agobies si no puedes conseguirlo. Una alternativa también muy ibicenca son los suelos de barro y, en última instancia, una gran alfombra de fibras vegetales que cubra aquellos pavimentos oscuros que no respiren chalet ibicenco.

Los toques azul turquesa

Como también toques añil, podrás darlos a carpinterías o, si no quieres o no puedes hacer una intervención tan directa en la fachada de la casa, a detalles como el estampado de cojines para sillas, butacas o sofás; el mantel y las servilletas del comedor de exterior, o bien jarrones y otros complementos decorativos con los que adornes el ambiente.

El color arena

Para crear un balcón, terraza o patio propio de las casas ibicencas, el color arena no puede faltar de ninguna manera.

Puedes aplicarlo a mobiliario, a alfombras, a lámparas, a adornos de pared y también a textiles, ya que, un exterior decorado en blancos y beiges, sin entrar otro color en juego, también es muy ibicenco y es una combinación que le aportará un toque boho más moderno y elegante.

El mobiliario ibicenco

¿Qué piezas de mobiliario son las ideales para los patios ibicencos? Dependiendo de tu gusto puedes optar por:

  • Muebles de madera raw: sin pintar o bien a medio decapar. El estilo vintage y las piezas recuperadas encajan muy bien en los patios de estilo ibicenco.
  • Muebles de bambú: tienen ese toque entre cálido y fresco que aporta ligereza a los exteriores.
  • Muebles de madera y rejilla vienesa: aunque tienen un look menos informal de lo que, en principio, el estilo ibicenco reclama, también quedan muy bien en patios ibicencos de corte más actual, porque apuestan por una estética boho sobria y elegante.
  • Mix de piezas étnicas: el estilo ibicenco de los 70 mezclaba colores y muebles de distinta procedencia como podían ser sofás de la Índia, lámparas marroquís o mesitas recuperadas de casas de campo ibicencas, por ejemplo. Este eclecticismo es 100% estilo ibicenco.
  • Mobiliario de fibras vegetales: ratán, mimbre, yute, sisal, algas marinas… Las piezas realizadas con este tipo de material, junto con las de madera, son las estrellas de los patios de estilo ibicenco. Puedes combinar los distintos tipos de fibras con la madera y conseguir espacios frescos y acogedores a la vez.
  • Mobiliario realizado con palets: grandes sofás a modo de chill out, mesitas con ruedas, tumbonas, biombos para separar ambientes… ¡Hay tantas piezas que puedes realizar con palets para tu patio de estilo ibicenco! Complétalas con textiles en algodón o lino de colores azules; con estampados coloristas de tipo étnico o geométrico, o bien con otros de colores tostados y beiges de corte más boho. Con un mobiliario así te parecerá estar en el mítico Café del Mar.

Las plantas claves de los patios ibicencos

El estilo ibicenco está muy conectado a la naturaleza, así que no pueden faltar las plantas en la decoración del espacio. Hazte con macetas tradicionales de barro cocido de color terracota, macetas de hormigón o también con jardineras de madera –teka o iroco, principalmente, aguantarán bien a la intemperie–. En ellas, podrás plantar, por ejemplo, buganvillas junto a la pared o junto a una pérgola, para que trepen y tapicen los muros o las estructuras con flor fucsia o blanca. También apuesta por aloe vera y por otras plantas crasas porque aportarán color verde tan especial que tienen los patios ibicencos durante todo el año. Y, cómo no, cualquier planta de hoja grande, que crezca a lo alto y regale al espacio un punto selvático.

La luz mágica de Ibiza

Ibiza también es sol. El sol brillante de la mañana y el dorado y cálido del atardecer. Lleva su magia lumínica a tu balcón, patio o terraza a través de lámparas, farolillos y guirnaldas de luz. ¿Algunas ideas?

  1. Lámparas de fibras vegetales: aliadas perfectas para iluminar tu mesa de comedor exterior.
  2. Farolillos de fibras: ideales para colocar por el suelo e iluminar desde abajo, una fórmula que genera ambientes súper acogedores.
  3. Guirnaldas de luz: una ristra de bombillas blancas será ideal para colgar por encima de la zona de descanso o en la baranda de tu balcón o terraza.
  4. Velas: crea un centro de velas blancas para un rincón de tu terraza o balcón. 

¿Tienes suficientes ideas para darle un vuelco a tu exterior y transformarlo con esta guía de patios ibicencos ? Si quieres seguir inspirándote, descubre con nosotros el jardín mediterráneo.