recibidor rustico

Si tienes una de esas viviendas de estilo rústico ubicadas en el campo, probablemente tengas la suerte de disfrutar de un recibidor amplio y lleno de posibilidades. Para que explores al máximo lo que esta habitación tiene reservada para ti, desde Westwing hemos hecho una selección de las mejores ideas para crear un recibidor rústico lleno de glamour que invitará a entrar hasta la cocina y quedarse. Vamos a ello, toma lápiz y papel y permanece muy atento.

Un recibidor rústico que apuesta por el barro

Dar una calurosa bienvenida a tu hogar es un asunto de lo más importante. Cada vez que alguien pone el pie en nuestra casa, es el recibidor el espacio encargado de generar una primera impresión en el visitante. Y ya sabemos lo que sucede con las primeras impresiones: llegan para quedarse. Por eso, a pesar de ser un espacio de tránsito, el recibidor cobra una importancia crucial y debe ejercer como buen embajador del hogar.

Además de hacer sentir cómodos a nuestros invitados, es fundamental que el recibidor ocupe el papel que merece a efectos decorativos: esto es, que sea un fiel anticipo al estilo del resto del hogar. Por eso, un error imperdonable no solo es descuidar la decoración del recibidor, sino también construir un espacio impersonal o ecléctico que no respete el estilo que reina entre nuestras paredes.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Elemento clásico de este estilo, el barro es un material lleno de calidez y con tonos muy naturales, perfecto para fusionarse con el ambiente campestre. Hacer que el recibidor se revista de este material es toda una declaración de intenciones y un gran acierto para configurar una entrada rústica y muy agradable.

Te recomendamos que lo combines con madera y fibras vegetales. Las flores en el mueble recibidor tampoco pueden faltar: si son silvestres y recién recogidas, mejor que mejor. ¿Quién no quiere adentrarse en un hogar así?

Un recibidor rústico en madera

No podía faltar aquí la mención al otro material fetiche de la decoración rústica. Como si de una cabaña campestre se tratase, forrar el espacio en madera consigue un efecto inmediato de calidez, por no mencionar las bondades de este material a la hora de salvar el calor del interior del hogar en los días más crudos del invierno.

Recibir una bienvenida cálida en todos los sentidos será un verdadero gusto si te decantas por esta opción: acabados que se prolongan de suelo a techo recubriendo las paredes y los muebles. ¿Los detalles? ¡También en madera! Que no salten los marcos de fotos, los marcos de los muebles y hasta pequeños elementos, como el paragüero o el perchero de la entrada. Abriga el suelo rústico con una generosa alfombra de pelo y ¡voilà! Ya tienes listo tu auténtico refugio de montaña. ¿Te apetece pasar y tomarte un té calentito?

Un toque muy fresco para tu recibidor rústico

Innovemos, fusionemos, es decir: ¡divirtámonos! Introduce colores que alegren el recibidor, lo actualicen y combinen a la perfección con la madera. Desde un verde limón a un suave tono aguamarina. Los colores eléctricos, para los más atrevidos o los tonos pastel, para quienes buscan un efecto más relajante, son ideales para ventilar la estancia, hacerla ganar en ligereza y engrandecer el espacio con un aroma de flores frescas.

Recibidor rústico para espacios pequeños

Vamos con el reto número uno de todo recibidor: el espacio. Si tu recibidor tiene pocos metros cuadrados, hacer que tenga todo lo necesario sin que el efecto sea de saturación, puede suponerte todo un dilema.

Primer consejo: quédate solo con lo imprescindible. Un banco y un perchero son dos elementos que no pueden faltar en tu recibidor para hacerte sentir en casa desde el primer momento. Además, son fácilmente adaptables: si tienes poco espacio en casa haz que sean multiusos. ¿Qué tal un banco que, además, tenga espacio de almacenaje para dejar las botas de montaña en cuanto entres por la puerta? ¿O un perchero de pared integrado en un mueble con almacenaje que, a su vez, ejerce de paragüero? ¡Las posibilidades son muchas cuando nuestro ingenio vuela!

Vale, pero ¿y si el recibidor, directamente, no existe? Incluso en los casos en los que tu vivienda no cuenta con un espacio propio para desempeñar esta función, puedes decidir que una parte del pasillo se encargue de ello e instalar en la zona elegida un banco y un perchero que crearán ese efecto recibidor en tu entrada.

Para ayudar a la delimitación de espacios cuando no existen tabiques, elementos decorativos como las alfombras, resultan de gran ayuda. Si el espacio es realmente reducido, recuerda que siempre podrás “decorar en vertical”: encastrar el mueble recibidor en la pared es una excelente opción para cualquier recibidor mini. Los tonos claros serán tus aliados en paredes y mobiliario, ayudan a engrandecer visualmente el espacio. Pero si lo que buscas es una perfecta fusión entre interior y exterior, ¡el color verde oliva es para ti!

La importancia de los detalles en tu recibidor rústico

Podrías copiarlo directamente: hacer que luzca de revista, replicar miméticamente cada paso y, sin embargo, que el efecto no fuese el deseado. Por la calidez, el valor de la artesanía y el espacio acogedor que solo el chalet rústico sabe integrar así, no sería el mismo sin el toque de autenticidad que hace que funcione. Para ello, debes hacer el espacio tuyo y, como avanzábamos, el recibidor ejerce como aperitivo de lo que el visitante se va a encontrar en el resto de lo hogar. Por ello, ha de ser la primera estancia que anuncie cuál es la personalidad de la casa. Llenarlo de detalles que dicen mucho de ti es lo que lo conectará con tu verdadera esencia y conseguirá que marques la diferencia.

Por ejemplo, ¿qué tal si te atreves con un papel pintado con una textura insólita, como la piel? Recoge bien el estilo campestre y le da un toque único. ¿Algún trofeo de pared en madera, un banco tapizado con textiles de motivos atrevidos o ese objeto de decoración tan especial que saluda a los visitantes nada más llegar?

Las piezas de diseño, los cuadros, las esculturas y los espejos majestuosos que son en sí mismos toda una obra de arte son también elementos perfectos para cumplir este distinguido papel. Lo importante es que elijas cuál va a ser el punto de fuga del espacio y el lugar al que quieres que se dirijan las miradas de tus invitados tan pronto como pongan un pie en tu recibidor rústico.

Muebles y accesorios rústicos para tu entrada