salones modernos blancos

Ya seas amante del estilo nórdico y minimalista, de la sobriedad de un estilo clásico y colonial o de la frescura de un ambiente sureño y mediterráneo en el que siempre hay espacio para el verano, la decoración en blanco es para ti y, sobre todo, para tu salón. Si estás pensando en dejarte invadir por la fiebre del blanco, desde Westwing te traemos las mejores ideas para que te quede un salón de revista. ¡Prepárate para descubrir los salones blancos modernos más alucinantes!

Salones modernos blancos: una apuesta absoluta

Blanco perla, marfil, blanco roto, blanco hueso… Quien crea que el blanco es solo uno y no entiende de matices es que todavía no se ha sumergido en este universo apasionante.

Y es que pocos colores van a ser capaces de actualizar el diseño de esta estancia como este. Los salones modernos blancos son una tendencia que no puedes perderte en tu hogar. Con rupturas de llamativos toques de color, combinados con sutiles escalas de grises o blanco sobre blanco… Las posibilidades son infinitas sobre una buena base blanca, una de las múltiples ventajas que tiene este color.

Son muchas las posibilidades que nos ofrece este color y sus diferentes tonos de blanco en materia de interiorismo y muchas sus ventajas: combina con cualquier color, es perfecto para establecer una base atemporal que nunca jamás pasará de moda, ayuda a iluminar y engrandecer visualmente cualquier estancia y aporta ese toque de frescura y calidez a cualquier ambiente. Desde luego que si lo que buscas es un efecto de limpieza, asepsia y pureza, debes dejar que el blanco entre de lleno en tu salón.

Look total white

¿El blanco puede combinar con más blanco? ¡Por supuesto que sí! Acabamos de ver todos los matices que admite esta tonalidad, los cuales se harán aún más sutiles con los juegos de luces y sombras según la hora del día.

Una apuesta absoluta por el blanco en paredes, pavimientos y acabados de mobiliario será un acierto para hacer de tu salón un espacio amplio, fresco y luminoso. Como contrapunto, te sugerimos madera para los suelos y algunos pequeños matices: por ejemplo, si tu salón cuenta con vigas de madera dejarlas al natural en contraste con el blanco, creará un efecto raw de lo más irresistible.

Si quieres que la paleta se vaya llenando poco a poco de matices suaves puedes probar con pequeñas introducciones de grises, beiges pastel y tonos, en general, muy pálidos que apenas arranquen algunos destellos al blanco dominante.

La decoración siempre es en estos casos la gran aliada para decidir si queremos añadir notas rompedoras de color o si, por el contrario, preferimos dejar que el blanco sea el rey absoluto de un relajante salón.

Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Salones modernos blancos con grises y negro

La luz y la sombra, su día y su noche, al ying del blanco, le sentará de maravilla el yang del negro o de una amplia escala de grises como contrapunto decorativo.

El blanco ya nos tiene seducidos por su capacidad para recrear espacios elegantes, casuales y modernos, sí, pero si queremos añadir un punto de desenfado y renovación absoluta es ahí donde entran en juego los contrastes.

En el estilo nórdico encontraremos una fuente absoluta de inspiración: las escalas de grises de distintas intensidades que se confunden muy habitualmente con el negro son las opciones de combinación preferidas del scandi chic, un estilo que, no hace falta decirlo, sabe mucho de cómo diseñar un espacio minimalista y, desde luego, de cómo emplear el blanco.

Recuerda que no solo el color, también la textura está llamada a sumarse a este juego de contrastes y podrás emplearla en elementos textiles y en elementos decorativos en otros tonos para romper el dominio uniforme del blanco. La elegancia está servida con estas apuestas ganadoras y armoniosas.

Salones modernos blancos con beige y marrón

Otra conjunción que en Westwing nos fascina por la sutileza y la sofisticación que hace posible es la combinación de blanco con beige y marrón para salones modernos y elegantes.

Será ideal que introduzcas estos tonos en el mobiliario y los suelos, pero no solo: también en las mesas, las sillas, las lámparas, las alfombras o las mesitas auxiliares que puedas tener en el salón. Nuestra recomendación: que lo consigas apostando por materiales naturales como el mimbre, el lino, la madera, el yute o el bambú.

Quienes no pueden resistirse al encanto auténtico de una casa en el campo, encontrarán deliciosa la fusión que un salón de estilo shabby chic con clara predominancia del blanco hace posible. Queda de maravilla en combinación con los tonos terrosos, con la textura de la piedra y de la arcilla y con pequeños detalles que adornen cada rincón, como coloridos jarrones de flores secas o piezas de porcelana.

La versatilidad es sin duda una de las grandes ventajas del blanco cuando lo elegimos como tono predominante en el hogar y, en el salón, en diálogo con el marrón, conseguirá un efecto de lo más natural para hacer de esta estancia el remanso de paz que estábamos buscando.

Salones modernos blancos minimalistas

Un clásico ya, podríamos considerar, del diseño actual. La tendencia de decoración en blanco y el minimalismo son primos hermanos y se llevan muy pero que muy bien con el estilo nórdico. Decoración orgánica, combinaciones en madera al natural, mobiliario y diseño de líneas rectas, espacios ordenados y contrapuntos textiles y jugosos que invitan al relax. No nos extraña su triunfo: ¿quién no querría pasar la tarde en un salón así?

Salones modernos blancos con insólitos contrapuntos

Y ahora sí, vamos a por la opción atrevida. La base blanca para un salón muy moderno pero servida de la mano de una ruptura radical. Un efecto modernísimo que querrás conseguir si eres de los que persigue la originalidad y te encanta dejar a tus invitados boquiabiertos.

¿Cómo conseguirlo? Combina el blanco con tonos ácidos y llenos de vitalidad. Colores vivos al más puro estilo pop, en el que podrás desatar tu imaginación y atreverte a romper fronteras. Para aportar un plus de estilo, te recomendamos que elijas las notas de color de la mano de piezas de diseño únicas. ¡Lo nunca visto! ¡Salones modernos blancos con un imposible juego de color que no admiten imitaciones!