Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Mesa auxiliar de acabado tipo mármol con jarrón de flores

Hablemos de mármol. ¿Es tendencia o, en realidad, sigue siendo un clásico? Muchas personas podrían aceptar la segunda respuesta, ya que, durante miles de años, el mármol se ha utilizado en la construcción y decoración de edificios de gran importancia y obras artísticas inolvidables. Por poner algunos ejemplos, hay mármoles de calidad en la Acrópolis ateniense, en el Taj Mahal en la India, o en la estatua Niké de Samotracia, entre otros. Sin embargo, el mármol no tiene por qué formar parte solamente de lugares y creaciones tan majestuosos. Consigue que tu interior sea actual e inevitablemente elegante gracias a las piezas con acabado en mármol. A continuación, te explicamos cómo puedes hacerlo.

Colores en el mármol

Compuesto por elementos como la calcita, la dolomita y la aragonita, el mármol es un material natural, y eso lo dota de un carácter único que no tienen otros materiales (diseñadores como Hayón o Wang lo utilizan para sus cocinas o primeras colecciones de interiores, respectivamente). Por todo esto, la elección de un mueble de mármol supone la obtención de una piza irrepetible para tu casa. Aunque parezca contradictorio, es el exceso de contaminación el que provoca la existencia de varios tipos de mármol, puesto que la caliza que está en su base pierde color y genera variaciones.

El mármol ligero de Carrara, en Italia, es, tal vez, uno de los mármoles más conocidos y populares. Asimismo, en China también se emplea mucho; concretamente, allí se extraen el mármol amarillo (Honey-Onyx), el azul y el verde. Eso sí, el ejemplo de mármol más diferente lo encontrarás en Noruega, con un discreto color rosa, muy adecuado para los estilos minimalistas, que, desde luego, aporta un punto de color a todo espacio en el que se aplique.

¿Natural o artificial?

Ahora que sabes algo más del color, te toca escoger el acabado del mármol, y es que no todos tienen el mismo. Muchas veces, puedes estar ante un mármol artificial y no darte cuenta. Para saber si vas a adquirir un mueble de auténtico mármol, o si el que tienes en casa es cien por cien natural, deberán cumplirse los siguientes requisitos:

  • De entrada, el mármol natural pesa mucho más que el artificial, ya que está hecho a base de piedra natural.
  • A diferencia del mármol real, las cada vez más logradas imitaciones del mármol son hidrófugas y no son tan sensibles a las manchas.
  • Por supuesto, el precio es otro indicador. Los muebles hechos con mármol real son bastante más caros que los artificiales. No es sencillo extraer la piedra natural con la que se hace un mueble de mármol, de ahí su elevado coste.

Muebles y objetos decorativos en mármol

Como te decíamos, ya no solo encontrarás mármol en las encimeras de la cocina o del baño. Por ejemplo, las mesas de centro hechas en mármol están triunfado considerablemente entre los consumidores debido a su versatilidad para ajustarse a cualquier estilo decorativo. En la cocina, puedes incluir un mueble de cocina o una parte de la isla en mármol (claro, cuídalo mucho y presta atención, pues el mármol es un material altamente sensible y la cocina una zona en la que puede sufrir problemas).

Con respecto a los objetos de decoración, también dispondrás de bandejas, posavasos, tablas de cortar, candelabros, cajas, etc., en mármol. ¿Lámparas? ¡Sí! Muy originales y con personalidad, sin duda. Con los múltiples colores disponibles (de los que ya conoces su existencia), crearás un ambiente muy especial en tu casa.

Cómo combinar tus piezas con acabado tipo mármol 

Cómoda con elementos decorativos y lámpara de mesa de tipo mármol blanco

Combinación de las piezas de mármol

Si no sabes cómo combinar el mármol a pesar de nuestras recomendaciones, te damos tres posibilidades que nunca suelen fallar.

  1. Mármol y materiales naturales. Con fibras y materiales naturales, como el ratán, conseguirás recrear un espacio de lo más nórdico.
  2. Mármol y metal. Son la combinación perfecta para mesas auxiliares, mesas de centro o incluso mesas del comedor. Si además las mezclas con unas buenas patas hechas en metal dorado, habrás alcanzado el nivel máximo en gusto ornamental.
  3. Mármol y madera. Si quieres huir de la frialdad, incorpora madera de calidad a tu proyecto decorativo. En la cocina es muy habitual, con cuencos y otros instrumentos de madera sobre bases de mármol, o simplemente con una sencilla bandeja de mármol sobre la mesa de tu salón.
  4. Mármol y textiles. El mármol está tan de moda, que hasta en estampados textiles lo puedes encontrar. Sí, sí. ¿Cómo? Pues en cojines, por ejemplo, con originales estampados de mármol sobre un sofá gris que pudiera parecer un poco apagado. ¡Le darás así más vida!
Sala de estar con mesa de efecto óptico mármol negro con jarrón de flores

Nuestro principal miedo: ¿cómo elimino la suciedad del mármol?

Como el mármol forma parte de la familia de elementos de caliza, es fundamental ser extremadamente cuidadoso en su limpieza o se dañará. Las manchas en seco pueden eliminarse sin mucho problema; sin embargo, las húmedas deberás quitarlas cuanto antes, o el material perderá su color original. Evita los productos de limpieza agresivos a toda costa. Si tomas nota de estas sencillas reglas de cuidado, tu mármol quedará intacto años y años.

Llena tu casa de este noble material, cuyo uso ha perdurado durante siglos, y haz que tu casa esté a la moda, pero, a la vez, luzca elegante. ¿Te interesa alguno de los mármoles que te hemos nombrado? ¿Lo utilizarás en la cocina o en el salón? ¡Adelante!