THE WESTWING COLLECTION DAYS: ¡HASTA -50% EN MÁS DE 1.000 PRODUCTOS!

¡Regístrate ahora y consigue un vale regalo de 30€!

Desde sus humildes comienzos como fibra vegetal versátil, el yute se ha convertido en un material de referencia en el mundo de la decoración de interiores. Su encanto rústico, su perfil ecológico y su gran versatilidad lo han elevado a una posición destacada en el diseño contemporáneo. En este artículo nos adentramos en los diversos usos del yute en la decoración, explorando su perfecta integración con otros materiales en nuestros hogares. A través de combinaciones innovadoras y aplicaciones imaginativas, descubrimos cómo el encanto natural del este material aporta calidez, textura y un espíritu respetuoso con el medio ambiente a los espacios interiores modernos.

¿Qué es el yute? 

El yute es todo un chute de energía positiva para la decoración de tu casa. Esta fibra natural, y su característico brillo sedoso dorado, es uno de los materiales de moda por su estilo, naturalidad y resistencia sin igual. Fresco, bonito y fácil de combinar, el yute te ofrece un mundo de posibilidades decorativas. Pero es que, además, se trata de uno de los materiales más sostenibles. Así que, apuesta por piezas de yute. El planeta (y tu casa) te lo agradecerán.   

Sabías que… El yute es la segunda fibra vegetal más importante después del  algodón, en términos de uso, consumo mundial, producción y disponibilidad. 


Cómo combinarlo con otros materiales

La clave para crear un interior visualmente atractivo radica en el arte de combinar materiales. El yute complementa sin esfuerzo una amplia gama de elementos, realzando el carácter de tu espacio. Combinarlo con materiales como madera, metal y vidrio infunde tu decoración con un contraste equilibrado, añadiendo profundidad e intriga.

Considera una mesa de centro de yute y madera, donde la rusticidad del yute se entrelaza con la calidez de la madera, creando un punto focal armonioso. Para un toque de elegancia industrial, combina cojines de yute con acentos de metal, logrando una delicada fusión de texturas que estimulan los sentidos. El delicado juego entre yute y vidrio se puede aprovechar en lámparas colgantes o arte de pared, irradiando un aura de elegancia.


Cómo incorporar este material en cada habitación

El yute es un material muz versátil y lo puedes incluir en cualquier habitación de casa. Aquí tienes algunos ejemplos:

  1. Sala de Estar: Dale un aire cálido colocando una alfombra de yute debajo de tus muebles, junto con cojines de yute que invitan a la relajación.
  2. Comedor: Eleva tu experiencia gastronómica al colocar un camino de mesa de yute en tu mesa de comedor, complementado con lámparas colgantes para un brillo íntimo.
  3. Dormitorio: Infunde tu dormitorio con serenidad a través de cortinas de yute que enmarcan tus ventanas, mientras que un cabecero tapizado en yute emana un aire de sofisticación tranquila.
  4. Cocina: Canaliza el encanto rústico al adornar las sillas de tu cocina con cojines de yute.
  5. Baño: Transforma tu baño en un refugio tipo spa con alfombrillas de baño de yute, y cestas de almacenamiento para un toque de lujo.

Elementos decorativos de yute 

Visto lo visto, seleccionar el yute para elementos de tu casa no solo responde a criterios estéticos o decorativos, sino que se trata también de una cuestión de sostenibilidad y ecología. ¡Pero es que encima queda genial en ambientes veraniegos, rústicos, modernos, nórdicos y boho! Inclúyelo en tu casa mediante los siguientes productos: 

  • Textiles: posee una gran resistencia a la tensión, bajo coeficiente de extensibilidad y garantiza una mejor respirabilidad de los tejidos. Con las fibras de yute se hacen textiles para cortinas, asientos de sillas o butacas, fundas de cojines, caminos de mesa y tapices. Muchas veces están mezcladas con otras fibras, tanto sintéticas como naturales. 
  • Cestas: para almacenaje de todo tipo, las cestas de yute aportan naturalidad a tu despensa, lavadero, baño, dormitorio infantil o salón. Disponibles en una gran oferta de formas y tamaños, se adaptan a tus necesidades. 
  • Lámparas: de techo, de suelo o de sobremesa, las lámparas de yute crean ambientes acogedores y aportan naturalidad. ¡Para cualquier estancia de la casa! Las amamos.  
  • Alfombras: son las grandes protagonistas de salones y comedores de verano, tanto interiores como exteriores. Gracias a todas las características que te hemos explicado, ofrecen una pisada fresca y saludable. Al poderse tintar con facilidad, las hay de todos los colores, así como de varias medidas. Una alfombra de yute se adapta al espacio donde se quiera colocar con enorme flexibilidad.  

Otros pequeños detalles para elevar el look

Si quieres añadir pequeños detalles de este material de moda te recomendamos:

  1. Maceteros: Introduce un toque de verdor en tu decoración al alojar tus plantas favoritas en encantadores maceteros de yute.
  2. Camino de mesa: Infunde tu experiencia culinaria con encanto rústico al colocar un camino de mesa de yute debajo de tu vajilla.
  3. Cortinas: Aprovecha la textura relajante del yute a través de bonitas cortinas de exterior que filtran suavemente la luz del sol.
  4. Otomanas: Agrega una capa de confort y estilo con otomanas tapizadas en yute, fusionando forma y función sin problemas.

¿Cómo limpiar una alfombra de yute? 9 Consejos para una buena limpieza

Lo básico para limpiar una alfombra es aspirarla, pero también debes limpiarla más profundamente de vez en cuando. Aquítienes nuestros mejores consejos para manterner tu alfombra perfecta a lo largo del tiempo: 

  1. Cuando se derrame un líquido, lo ideal es actuar cuanto antes. Pon un paño o un papel absorbente sobre la mancha, sin frotar.  
  2. Utiliza un cepillo de cerdas suaves con una solución de agua y sal. Frota la mancha de fuera hacia dentro. Haz lo mismo por el otro lado de la alfombra. 
  3. Si la mancha es sólida, utiliza un cuchillo sin filo para quitar los restos adheridos y después con un cepillo de cerdas duras. Aspira y, si queda alguna marca, trátala como al resto de manchas: con un paño húmedo con jabón neutro. 
  4. Después de limpiarlo, utiliza el secador de pelo hasta que la humedad del interior de las fibras desaparezca. 
  5. Este tipo de alfombras se confeccionan trenzando las fibras, por lo que las partículas de polvo pueden traspasarlas. Para asegurar una limpieza eficaz, aspira semanalmente la alfombra por ambos lados.  
  6. Ten en cuenta que ciertos productos químicos son abrasivos con las fibras naturales y su aplicación puede estropearlas. Usa solo agua y jabón neutro. 
  7. Friega también el suelo en el que va colocada la alfombra y espera a que se seque para volver a ponerla. Así prevendrás la humedad, gran enemiga de este material. 
  8. Si es posible, después de pasarle un paño húmedo, tiéndela al aire libre un día de sol con algo de viento. Esto favorecerá también la oxigenación del tejido. 
  9. Para eliminar malos olores, espolvorea bicarbonato por toda tu alfombra de fibras, deja que actúe durante 15 minutos y después aspira. El bicarbonato es un desodorizante natural. 

El yute, con su atractivo atemporal y su relación respetuosa con el medio ambiente, ha ganado su merecido lugar como una tendencia codiciada en el diseño de interiores. Abraza el encanto del yute y emprende un viaje de elegancia, sostenibilidad e innovación en el diseño.