Accede a las mejores marcas hasta -70%

Habitación con elementos decorativos de mimbre

Las fibras naturales están de moda, y una de ellas es el mimbre. El mimbre se ha convertido en uno de los materiales más deseados ya no solo de la temporada de verano, sino también del resto del año. Frescura, calidez, elegancia, y mucho, mucho estilo, son algunas de las características del mimbre. Descubre la capacidad de este material para decorar y todas las opciones que puede darle a multitud de espacios de la casa. ¿Te animas a descubrirlo? 

¿Qué es el mimbre? 

El mimbre es una fibra vegetal que se extrae de árboles como los sauces. En un primer momento, este tipo de material se solía utilizar sobre todo en la elaboración de cestas. Actualmente, podemos encontrar el mimbre en cestas pero también en otras piezas como muebles. Su elegancia y naturalidad, han convertido a este material es uno de los más populares en decoración. Además, ya no solo podrás verlo en terraza sino también en el interior.  

Ideas para decorar con mimbre 

El mimbre como el resto de fibras vegetales, es muy fácil de combinar. Es un material muy versátil y atemporal. Aunque en un principio este material se utilizaba sobre todo en épocas de primavera y verano, ahora ya lo podemos ver también el resto del año. Decorar con mimbre es muy sencillo. Si buscas un look sencillo y natural, este es el material que necesitas. Podrás utilizarlos en multitud de accesorios y muebles. Te damos algunas ideas de cómo puedes combinarlo en diferentes espacios de tu casa:  

  • Cocina: la fibra y la madera en la cocina se convierten en la pareja perfecta. Aprovecha esta conexión para crear una cocina con mucho estilo y encanto. Añade accesorios en mimbre como salvamanteles, o haz de este material el protagonista de la cocina con unas sillas que presidan la mesa del comedor. Si tienes mucha luz natural en la zona de la cocina, conseguirás incluso que los muebles de mimbre brillen más. Tanto si quieres darle un estilo más rústico como más exótico, el mimbre es una de las opciones que más nos gustan.   
  • Dormitorio: en esta habitación solemos buscar tranquilidad. Las fibras naturales son la mejor alternativa para poder contar con paz, y más descanso en el dormitorio. ¿Cómo puedes añadir mimbre en esta habitación? Muy fácil, con cestas de mimbre o incluso algo más original un cabecero hecho de salvamanteles de mimbre. Coge unos 8 salvamanteles (la cantidad dependerá de la medida de la cama) aproximadamente, y crea un mosaico en la zona del cabecero de la cama. Intercala los salvamanteles en distintas posiciones. Puedes colocarlos con un pegue directamente en la pared o con un colgador, ¡y así de rápido y asequible! Sí, con este DIY tan sencillo podrás darle un look de lo más original al dormitorio.  
  • Baño: los baños son espacios de relax y desconexión. Cuando llega el momento del asearnos, ya sea por la mañana o por la noche, desconectamos totalmente. Es nuestro momento zen, donde ponemos nuestra lista de música favorita y nos dedicamos tiempo para nosotros. Disfruta de este momento en el baño, pero tenlo todo organizado. La organización en la zona del baño es fundamental, sobre todo porque solemos tener bastantes productos de belleza. Una buena forma de tenerlo todo bien organizado es con cestas de mimbre. Conseguirás mantener la armonía del baño, al mismo tiempo que tienes todo en orden. ¡Marie Kondo estaría muy orgullosa! 

Cestas de mimbre: un terraza con mucha planta 

¡Ay como nos gusta una terraza! Aunque cuentes con una terraza mini, el mimbre tiene que ser uno de los protagonistas. El mimbre es uno de los materiales más elegidos para añadir actualmente al aire libre. Sillas, sofás, mesas, y muchas cestas. Utiliza las cestas de mimbre para organizar los textiles del exterior pero también como maceteros. Conseguirás darle al exterior mucha naturalidad con las cestas de mimbre. Puedes incluso customizarlas pintando la mitad de la cesta del color que más te guste. Incluso si quieres darle un toque más exótico puedes agregarle algunas borlas hechas por ti. Tendrás unas cestas con mucho encanto y además únicas.  

Sin embargo, este tipo de fibras naturales, por mucho que nos gusten, necesitan un cuidado extra. Por desgracia, no son tan resistentes como el metal o el plástico. Estos son algunos de los cuidados básicos que debes hacer para que materiales como el mimbre te duren mucho más tiempo en el exterior:  

  1. Pasa la aspiradora

    Si son alfombras mejor simplemente aspira la suciedad, y evita cualquier tipo de producto químico. 

  2. Usa un cepillo de dientes

    Utiliza un cepillo de dientes para poder limpiar esas zonas más difíciles de acceder. Quitarás la suciedad en un instante.  

  3. Usa agua y jabón

    Para eliminar la suciedad del mimbre utiliza agua y jabón, y olvídate de otros productos que puedan desgastar esta fibra vegetal.  

  4. Evita la exposición constante

    Si puedes tapa los muebles de mimbre cuando llueva o haga demasiado sol. Si evitas de forma constante los agentes externos, los muebles y accesorios de mimbre te durarán mucho más tiempo.