Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Foto con un montón de piedras blancas a la derecha y piedras verdes a la izquierda

Mármol, granito, pizarra…¡Seguro que te suenan! Son algunas de las piedras naturales más populares y utilizadas en interiorismo. Podrás verlas en suelos, encimeras, hasta incluso en figuras decorativas. La revolución de la piedra natural está aquí, y nosotros queremos enseñarte cómo puedes incluirla en casa. ¿Te gustaría descubrirlo?

El mármol: la piedra natural más deseada

Por norma general, antes veíamos el mármol únicamente en las encimeras de las cocinas. Con el paso del tiempo esta piedra natural llena de elegancia, paso también a otras zonas de la casa. Fue todo un boom, y pudimos ver el mármol en prácticamente cualquier rincón de la casa. Ahora se ha convertido en un clásico ya consolidado de la decoración por su versatilidad y atemporalidad. Pero, ¿de dónde viene el mármol?

Orígenes del mármol

Fue en la antigua Grecia cuando pudimos ver por primera vez el mármol. Un mármol natural empleado sobre todo en la construcción de estatuas y edificios antiguos, siendo un símbolo de poder y clase, debido a que el mármol era muy caro. Posteriormente, el mármol pasó también a manos de los romanos y árabes. Por eso, sobre todo en muchas zonas de Italia y España podemos ver monumentos y edificios con interiores hechos de mármol.

El mármol en la actualidad

Hoy en día, el mármol es un material igual de sofisticado pero no tan caro. Tampoco lo solemos ver ya con tanta frecuencia en la construcción sino más bien en suelos y elementos decorativos. Sobre todo desde hace unos años se ha convertido en una piedra natural muy usada por decoradores. Esta piedra le da mucho estilo a nuestro interior. Un clásico renovado que además por su acabado combina prácticamente con todo. Otro de los puntos fuertes del mármol y por el cuál nos encanta, es que es muy fácil de limpiar al mismo tiempo que resistente.

Propiedades del mármol

  • Resistencia: como te decíamos el mármol es una de las piedras naturales más fuertes, y si lo cuidamos perfectamente puede durarnos años y años.
  • Fácil de limpiar: otra de las propiedades y ventajas del mármol, es que es muy fácil de limpiar en comparación con otros materiales. No requiere de una limpieza continuada, y debemos tener mucho cuidado con los productos que usamos ya que podemos deteriorar su forma natural antes de lo previsto. 
  • Atemporal: lo más que nos gusta del mármol es que se adapta muy bien tanto a un estilo industrial como a un look glam. Es un material muy versátil que podemos encontrar también en multitud de formas y acabados.

Muebles de mármol

Cada vez existen más piezas en mármol, más allá de las típicas encimeras. Vemos el mármol en multitud de rincones de la casa. Te enseñamos algunos de los más populares dependiendo de las habitaciones:

  • En la cocina: además de las populares encimeras, los utensilios de cocina también se han impregnado de la tendencia del mármol. Es muy habitual ver el mármol mezclado por ejemplo con madera en tablas de cocina, tarros o incluso morteros.
  • En el salón: las mesas de centro son sin duda, las más deseadas. Podrás ver estos muebles combinados con materiales como madera o incluso metal. También existen otras opciones como figuras decorativas con acabados en mármol.
  • En el baño: puedes agregar mármol a través de accesorios decorativos como dispensadores de jabón o portacepillos. También los muebles de lavabo en mármol son una buena alternativa para esta habitación debido a la resistencia de esta piedra.

Cómo limpiar una mesa de piedra natural

El mármol es un material muy fácil de mantener, pero es cierto que no debemos exponerlo a productos químicos muy agresivos. De lo contrario, conseguiremos deteriorar mucho antes las propiedades naturales del mármol y su bonito aspecto. Toma nota de estos consejos:

  1. Lo ideal para mantener las mesas de mármol relucientes y sin arañazos, es pasando un paño suave por la superficie.
  2. Puedes acompañar la limpieza de productos naturales y antibacterianos como el bicarbonato.
  3. Mezcla bicarbonato con agua y aplica sobre la mesa con el paño de forma muy suave.
  4. Luego aclara con un poco de agua fría y seca bien. Esto último es importante ya que si dejamos que se seque la mesa al aire puede ir perdiendo brillo.

Suelo exterior: piedra natural para zonas al aire libre

Para el exterior, debemos elegir una piedra que decore pero que también sea bastante resistente a las condiciones externas. Existen diferentes tipos de pavimentos, pero sin duda la piedra natural es la mejor alternativa. Es resistente, duradera y perfecta para aguantar durante años en nuestra terraza.

Las mejores opciones son los suelos de pizarra o cuarcitas. La pizarras como suelo de exterior son todo un clásico. Es una de las piedras naturales más utilizadas por su resistencia. Su estética y elegancia, también la convierten en una de las preferidas, ya que combina con casi todos los estilos de casa. Otra de las piedras naturales, también bastante utilizada es la cuarcita. Este tipo de piedra es bastante duro y resistente a los cambios muy drásticos de temperatura.