comedor con mesa de marmol y sillas grises

Las piedras naturales son tantas, tan variadas y poseen tantos usos y aplicaciones en decoración e interiorismo que nos dejan, literalmente, de piedra. Se trata de uno de los materiales de moda que, a la vez, es todo un clásico ancestral en el mundo del hogar. Y si algo sigue vigente desde hace tantos siglos… ¡por algo será! La piedra natural nos regala la naturaleza y que, bien tratada, la podemos incluir en nuestra cocina mediante encimeras, en revestimientos de paredes, suelos, lavabos, lámparas, objetos decorativos, etc. Descubre qué piedras naturales se llevan, sus propiedades y características, así como sus versátiles aplicaciones en casa.  

Ventajas de la piedra natural en decoración 

La piedra natural es uno de los materiales de construcción más antiguo que se conocen. Además de sus cualidades estéticas, entre las que destaca la exclusividad de su belleza (ya que al ser 100% natural no hay una piedra igual a otra), sus propiedades prácticas son excelentes. Durabilidad, reutilizable, inercia térmica, aislamiento acústico, ignífuga… son solo algunas de sus ventajas.  

Los tipos de piedra natural que están más de moda en decoración son: 

  • Sinterizada. Piedra natural compuesta por minerales provenientes del granito, del vidrio, el sílice y óxidos naturales. Extremadamente resistente. Ideal para interior, exterior, fachadas, etc. ¿Qué es eso de la sinterización? Las materias primas (cuarzo, óxidos, sílice, vidrios, feldespato…) se calientan en grandes hornos hasta alcanzar la temperatura suficiente para que la estructura interna del material resultante se reorganice y logre una compactación casi del 100%. 
  • Mármol. Muy resistente a la humedad, su belleza y luminosidad son inigualables. Eso sí, requiere de pulido cada cierto tiempo. 
  • Pizarra. Dura y compacta, es resistente, impermeable y de gran duración. Su característica textura rugosa y tonalidad intensa la convierten en un elemento decorativo y funcional a partes iguales. 
  • Granito. Es la más dura y resistente a la erosión. No tiene casi poros, lo que la hace perfecta para todo tipo de espacios domésticos donde haya mucho trote. 
  • Cuarcita. Lisa o rugosa, con bonitas vetas y colores, es perfecta para exteriores. 
  • Caliza. Es dura y nada porosa. Presenta unas ligeras vetas en tonos naturales. En los últimos años, está ganando terreno en revestimientos y pavimentos de estilo actual. 
  • Arenisca. Roca sedimentaria de color variable, es resistente al desgaste, la erosión y la corrosión. Se puede cortar y pulir para crear piezas ornamentales. Las placas de piedra caliza y arenisca son capaces de potenciar detalles concretos de la decoración como avances de chimeneas, esquinas, columnas y otros detalles arquitectónicos. 

¿En qué objetos se utiliza la piedra? 

La piedra natural conquista el interiorismo con sus múltiples soluciones decorativas. Se puede aplicar en: 

  1. Pavimentos

    Un suelo de piedra natural aporta una elegancia incomparable a una casa. En baldosas de formato grande, se obtiene un pavimento que da amplitud a los espacios. Super resistente, este tipo de suelos pueden resultar un tanto fríos; nada que una buena alfombra no pueda solucionar. Existen tantos acabados de piedras naturales, que elegir será complicado. Además, no se trata de un material especialmente barato… pero dura tanto tiempo que sale rentable. Si no quieres hacer todos los suelos de casa en este material, resérvalo para las zonas húmedas, como cocinas y baños.

  2. Revestimientos

    Es una de las principales aplicaciones de la piedra natural en el ámbito doméstico. Revestir las paredes con grandes placas de piedra natural es el recurso más usado por los arquitectos en sus proyectos. Por ejemplo, la piedra natural para fachadas está más de moda que nunca. Otro tipo de revestimiento de piedra natural son las paredes de piedra natural en interiores. Su variedad de diseños, formas y colores ofrece una paleta atractiva, sin olvidarnos de que es una materia libre de tóxicos, 100% natural, para los amantes de las casas sostenibles y saludables.

  3. Encimeras

    Otra de las aplicaciones más comunes de la piedra natural en interiorismo es la de su forma en encimeras de cocina. Estas cumplen un papel fundamental, aunque a la vez es uno de los elementos que más sufre, ya que sobre ellas se llevan a cabo todo tipo de tareas. Por eso, a la hora de escoger una superficie de trabajo se ha de tener en cuenta que el material con el que se ha fabricado sea resistente al rallado, a las altas temperaturas y que su mantenimiento sea fácil. La piedra sinterizada es el material de moda en este sentido.  
    Además de las populares encimeras, los utensilios de cocina también se han impregnado de la tendencia del mármol. Es muy habitual ver el mármol mezclado por ejemplo con madera en tablas de cocina, tarros o incluso morteros. 

  4. Lavabos

    El baño también es terreno para las piedras naturales. Los lavamanos más elegantes se realizan en este material. Pero ojo, con el paso de los años y el fluir del agua, la piedra, si no está bien tratada, se puede ir erosionando.  
    En esta estancia también puedes agregar mármol a través de accesorios decorativos como dispensadores de jabón o portacepillos.  

  5. Objetos decorativos

    Como ya hemos apuntado, los objetos de mármol son tendencia. Accesorios de baño y cocina, pies de lámparas, ¡hasta imitaciones para fundas del portátil! Ah, y en el exterior también cuentan con importantes aportaciones, como las clásicas fuentes de piedra natural para jardín o los bancos.

  6. Muebles de mármol

    Cada vez existen más piezas en mármol, más allá de las típicas encimeras. Vemos el mármol en multitud de rincones de la casa, como en el salón, donde las mesas de centro de este material son sin duda, las más deseadas. O en el comedor, con sobres de mesas increíbles. Podrás ver estos muebles combinados con materiales como madera o incluso metal. Los más usados son el mármol blanco, pero también negro.

¿Cómo limpiar una mesa de piedra natural?

El mármol es un material muy fácil de mantener, pero es cierto que no debemos exponerlo a productos químicos muy agresivos. De lo contrario, conseguiremos deteriorar mucho antes las propiedades naturales del mármol y su bonito aspecto. Toma nota de estos consejos: 

  • Lo ideal para mantener las mesas de mármol relucientes y sin arañazos, es pasando un paño suave por la superficie. 
  • Puedes acompañar la limpieza de productos naturales y antibacterianos como el bicarbonato. 
  • Mezcla bicarbonato con agua y aplica sobre la mesa con el paño de forma muy suave. 
  • Luego aclara con un poco de agua fría y seca bien. Esto último es importante ya que si dejamos que se seque la mesa al aire puede ir perdiendo brillo. 

¡Incorpora la piedra en tu decoración! 

¿En qué estilos está presente la piedra natural? Pues en realidad, en todos. Desde ambientes contemporáneos, pasando por los de estilo nórdico o rústico, hasta los más clásicos. Lo bueno de este material de moda es que es atemporal.  

Ya sabes, ¡la piedra natural está de moda y es muy versátil!

Nuestros accesorios de piedra natural favoritos