Llega la primavera y sentimos unas ganas tremendas de cambiarlo todo en casa. Queremos ver color, luz, ¡alegría! Y podemos hacerlo cambiando textiles, detalles e incluso la pintura de las paredes… o ponerle un poco de nuestro toque personal con algunas ideas DIY originales. Aquí te proponemos manualidades de primavera que podrás hacer de forma muy fácil para dar un toque de color divertido y único a todos los espacios de la casa. ¡Prepara tu mesa de trabajo que empezamos!

1. Tarros convertidos en jarrones

Hazte con tres o cuatro tarros de conserva de cristal iguales que te gusten. Si tienen algún relieve en el cristal, mejor quedarán. Quítales la tapa y píntalos con pintura mate de varios colores. Los tonos pastel son ideales para las manualidades de primavera. Ahora, puedes darles un toque final, anudándoles un cordón rústico. Esto les conferirá una apariencia más campestre. Y ya solo te quedará colocar en cada uno un ramillete de flores silvestres. Habrás conseguido hacer unos jarrones sencillos y originales para cualquier rincón de la casa, desde el recibidor hasta la cocina o incluso el baño.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

2. Unos cactus muy divertidos

La primavera nos remite a flores naturales pero esta vez te vamos a proponer una manualidad de primavera con flor falsa… ¿Flor falsa? Se trata de crear un cactus con piedras de río. Coge unos guijarros de río y píntalos con pintura verde. Utiliza varios verdes distintos. Una vez pintados, puedes darles un toque original y divertido con un pincelito y color blanco, haciéndoles líneas verticales o intentando reproducir sus espinas con pequeñas estrellitas o palitos. Ahora, en una maceta, clava los guijarros en vertical imitando los brotes de un cactus, y como estamos en primavera y queremos ver flor, engánchales unas bolitas rojas de peluche o lanita en algunos guijarros. ¡Un detalle ideal para decorar con color tu mesa de trabajo, por ejemplo!

3.  Un tapiz con flores

Los tapices y los detalles artesanales son una de las tendencias de la primavera verano del 2022. Por ello, nos apetece hacer una manualidad de primavera que se inspire en ellos. Puedes elegir un tapiz que te guste y, con flores y hojas que repliquen las tonalidades utilizadas en el tejido, crear una guirnalda que decore el tapiz y caiga por ambos lados como una hiedra.

4.  Un centro de flores vintage

¿Tienes una regadera antigua? ¿una sopera que no usas nunca? ¿unas tazas heredadas que solo muestras en la alacena como si fueran un trofeo? Dales una nueva vida para una de tus manualidades de primavera. Tan simple como desempolvarlas y decorarlas con flores. Estos centros de flor improvisados podrán decorar cualquier mesa, balda o aparador. Incluso, en el caso de la regadera, podrás colgarla de la puerta de entrada para darle la bienvenida a tus invitados con una idea muy campestre y de bello aire nostálgico.

5.  Un tablón primaveral para inspirarte

Coge un marco antiguo o que te guste en especial y con un alambre cobrizo o lana, ve envolviéndolo torciendo las vueltas de los hilos de tal manera que crees como una especie de red desigual. Podrás colgarlo donde más te guste y con unas pinzas pequeñas de colores pastel o doradas, ir colgando tus frases motivadoras, poemas de primavera o bien imágenes primaverales que te inspiren y te llenen de energía positiva con solo mirarlas.

6.  El washitape que lo cambia todo

¿Crees que tu mesa de trabajo es un poco aburrida? ¿Te gustaría darle un toque original y de color? Tan simple como decorar con washitape de colores vivos como la primavera el portalápices o la alfombrilla del mouse. ¡Verás cómo cambia!

7.  ¡Color en las cortinas!

Una manualidad de primavera genial para darle color a la habitación de los peques sin mucho cambio. Hazte con unos pompones pequeños de colores llamativos –o hazlos tú con lanas– y cóselos, como si fueran topos, a sus cortinas. Esto, claro, en caso de que las cortinas sean de color blanco. ¡Verás qué cambio dan las cortinas! ¡Os encantarán!

8.  Casitas para pájaros

Ahora, empezarás a pasar más tiempo en la terraza. ¿No te apetece decorarla? Te proponemos hacer unas pequeñas casitas para pájaros decorativas. Pero no de madera, sino de papel. Coge unos bricks y córtalos de tal manera que los dos laterales anchos acaben en punta y los laterales, rectos. Ahora, haz un agujero en uno de los frontales, el que quedará delante y fórralo con papel que te guste. Ya tienes la casita. Te faltará ponerle un techo. Con dos plaquitas de cartón, también forradas con otro bonito papel, podrás hacer las dos alas del tejado. Y ya solo te quedará encolar un pequeño bastoncito de madera bajo el agujero, como el que los pajarillos utilizan para entrar y salir de la casita. Varias casitas como esta, forradas con papeles distintos y de tamaños diversos, le darán un toque muy especial y primaveral a la pared de tu terraza.

9.  Un ramo de ramas secas pero con mucho color

Para hacer esta manualidad de primavera puedes pedir la ayuda de los más pequeños de la casa. Les encantará. Montaos una excursión al bosque. Recoged ramas de árbol secas y finas de una altura similar y, en casa, pintadlas con franjas de distintos colores. Solo os faltará colocarlas en un jarrón ¡et voilà! Un ramo de primavera de lo más original.

10.  Piñas primaverales

Como os hemos mandado de excursión al bosque, os proponemos otra idea estupenda para crear un centro de mesa primaveral sin flores pero con mucho color. Recoged piñas abiertas y, una vez en casa, pintadlas con colores pastel: azules, blancas, rosas… Que la pintura sea mate y tipo pintura de tiza, y que las piñas tengan distinto tamaño. Todas juntas en un bol de cristal crearán un decorativo centro que podrás poner en la mesa del comedor, sobre el aparador o en el velador del recibidor.

¿Te gustan nuestras manualidades de primavera? Seguro que leyendo se te han ocurrido unas cuantas más. ¡Da rienda suelta a tu creatividad y llena tu casa de primavera!