cama blanca

Lavar las sábanas, limpiar el dormitorio…pero, ¿qué ocurre con el colchón? Sin duda, el colchón es uno de los grandes olvidados a pesar de ser el elemento principal que usamos para descansar, y por tanto debemos darle un cuidado extra. El colchón necesita de vez en cuando también una buena limpieza, ya que el sudor o la humedad pueden deteriorarlo y también nuestro sueño. Te enseñamos cómo limpiar el colchón con uno de los remedios naturales más efectivos, el bicarbonato y el vinagre blanco. Y por supuesto, también algunos trucos de casa sobre cómo aprender a eliminar las manchas amarillas que pueden aparecer en el colchón. ¿Te quedas? 

Cómo cuidar y limpiar el colchón  

La limpieza del colchón es cuestión de salud. Aunque los colchones duren bastantes años, debemos cuidarlos desde el primer momento ya que puede interferir en nuestra calidad del sueño. Algunos pequeños trucos que puedes hacer a diario para su mantenimiento son:  

  • Cambiar las sábanas todas las semanas en invierno, y cada dos días en verano. 
  • Ventilar la habitación todas las mañanas al menos durante 20 minutos.  
  • Sacudir bien las almohadas, sábanas y edredón siempre antes de hacer la cama.  
  • Usar un buen protector de colchón para evitar que cualquier suciedad traspase.  
  • Girar el colchón, si nos lo indica la marca, para que no se deforme.  

Cómo limpiar el colchón con bicarbonato 

En Westwing, somos fans de usar productos naturales para la desinfección. Uno de los remedios naturales más efectivos para la limpieza del colchón es el bicarbonato. Pero, ¿cada cuánto hay que limpiar el colchón? Pues lo recomendable es hacerlo al menos de forma superficial una vez por semana y en profundidad dos veces al año.  

Gracias al bicarbonato se pueden limpiar los colchones de forma efectiva y eliminar todo tipo de bacterias. Para hacerlo necesitarás seguir estos pasos:  

  1. Quitamos las sábanas y el protector del colchón.  
  2. Utilizamos un paño húmedo con una solución de agua y jabón y frotamos por toda la superficie. Así podremos retirar la suciedad superficial. 
  3. Dejamos secar para evitar que penetre la humedad o usamos un secador para que sea más rápido.  
  4. Luego, con el colchón ya seco, espolvoreamos bicarbonato de sodio y dejamos actuar unas horas. Pasado ese tiempo retiramos el bicarbonato con una aspiradora de mano, ¡y listo! 

El bicarbonato conseguirá eliminar bacterias y neutralizar malos olores que hayan quedado en el colchón. Es un proceso de limpieza, como has visto, bastante sencillo y económico.  

Otros productos para de limpieza

Además del bicarbonato, existen otros remedios naturales que te ayudarán con la limpieza del colchón.  

  • Limón y agua: esta mezcla es perfecta para eliminar las manchas del colchón como orina, sudor o vómito. Se suele mezclar con agua y es bastante efectivo ya que ayuda a eliminar también los malos olores.  
  • Vinagre blanco: es otro de los remedios más efectivos para limpiar el colchón y acabar con las manchas. Se suele usar humedeciendo un poco de vinagre en un paño, y frotando sobre la zona afectada. 
  • Agua oxigenada: aunque no lo creas, también se usa para limpiar los colchones. Sobre todo cuando hay alguna gota de sangre. Para aplicarlo, también debemos ayudarnos de un paño.  
  • Jabón líquido: si no nos sirve ningún remedio natural, podemos acudir al jabón líquido. Humedecemos un paño con agua y añadimos un poco de jabón líquido. Frotamos la mancha, y luego limpiamos con agua.  

Cómo eliminar manchas en el colchón: orina, sudor, sangre y humedad 

La principal causa de manchas en los colchones son el polvo y la suciedad acumulada, así como el sudor. Sin embargo existen otros tipos de manchas que son más frecuentes de lo que imaginamos sobre todo en las camas de los niños.  

Cómo limpiar manchas de orina 

Son sobre todo muy frecuentes en los colchones infantiles. Saca las sábanas, el empapador y el protector y lávalos. Para limpiar las manchas de orina del colchón utiliza una mezcla de agua y bicarbonato de sodio.  

Si la mancha está seca, espolvorea en el colchón el bicarbonato, cúbrelo con plástico y déjalo actuar toda la noche. A la mañana siguiente, retira el plástico y aspira la mezcla. Si esto no funciona, puedes rociar sobre el colchón, un preparado con 235 ml de agua oxigenada y tres cucharadas de bicarbonato, lo dejas actuar y lo secas. ¡Y dirás adiós a las manchas de orina de los peques! 

Cómo limpiar el colchón con manchas de sudor 

En verano es muy común que sudemos cuando dormimos. Esto también lo sufre el colchón, donde se pueden llegar a acumular bastantes manchas. Lo más efectivo para eliminar el sudor del colchón es la utilización de una mezcla de una cucharada de amoniaco en un litro de agua con tres cucharadas de jabón líquido. No hay que empapar el colchón, solo frotar un poco la superficie con una esponja bien escurrida. 

Cómo limpiar manchas de sangre  

Una herida que se abre, una costra que se roza… Las manchas de sangre deben eliminarse lo antes posible, ya que penetran con mucha facilidad en los tejidos y son muy resistentes. 

  • Si la mancha es reciente, aplica un poco de agua oxigenada, espera a que salgan las burbujas y retira con un paño limpio blanco. Frotamos con un poco de agua para que no penetre en el tejido del colchón.  
  • Cuando la mancha de sangre está seca o ya ha penetrado en los tejidos, se debe usar una mezcla de bicarbonato y agua fría. Extendemos un paño húmedo sobre la mancha y dejamos actuar unos 30 minutos. Después retiramos con agua y secamos bien. 

Cómo limpiar el colchón con manchas de humedad 

Cuando las manchas de sudor se acumulan, sobre todo en colchones que no permiten la transpiración, aparecen las humedades. 

  1. Aireamos bien el colchón, preferiblemente al sol para eliminar la humedad. 
  2. Luego, pasamos la aspiradora y quitamos el moho si lo hubiera.  
  3. Aplicamos disolvente y finalmente enjuagamos bien con agua tibia y un poco de desinfectante. 

Un consejo: Si la humedad persiste o reaparece el moho, no lo dudes: cambia el colchón. 

¡Disfruta de un colchón limpio en tu cama nueva!