¿A quién no se le ha caído alguna vez un chicle en la ropa? Mancharse la ropa con un chicle es un poco engorroso, y algo difícil de quitar. Pero ¿cómo quitar las manchas de chicle? Tranquilo, no es imposible, ni tampoco dejar la ropa como nueva. En Westwing conocemos muchos trucos sobre limpieza y el cuidado de la ropa, y también sobre qué hacer cuando nos manchamos algunas prendas con chicle. A partir de ahora mancharse con un chicle será solo una simple anécdota cuando veas lo fácil que es dejar la ropa como nueva. ¡Toma nota de nuestros 6 trucos infalibles!

Truco 1: Utilizar bolsas de hielo

El hielo será uno de nuestros mejores aliados cuando se nos pegue el chicle a la ropa. Lo primero que debemos hacer es llenar una bolsa con hielo y pegar directamente sobre el chicle. El objetivo es congelar el chicle y que así, poco a poco, se vaya despegando de la ropa. Dependiendo del tamaño del chicle debemos esperar más o menos tiempo. Una vez hayamos podido despegar el chicle de la ropa, y con la ayuda de un raspador (si fuera necesario), aplicamos un poco de quitamanchas y lo llevamos posteriormente a la lavadora. Te recomendamos que utilices el mismo lavado de siempre dependiendo del tejido de la prenda.

Truco 2. Agua hirviendo

Es una técnica muy diferente a la anterior. Para ello, debemos dejar la prenda en una palangana o en un cazo. Luego calentamos agua caliente y dejamos que llegue a ebullición. Con mucho cuidado añadimos el agua caliente a la palangana y dejamos la ropa sumergida durante un minuto al menos. Con suavidad frotamos donde está el chicle con la ayuda de una esponja, cepillo de dientes, o cepillo de la ropa. De esta forma, conseguiremos que poco a poco el chicle se vaya despegando. Igual que con el truco del hielo, intentamos lavar la ropa de la forma habitual. Aunque primero se recomienda usar siempre quitamanchas en la zona del chicle por si han quedado restos de grasa.

Truco 3: Vinagre

El vinagre es uno de los remedios naturales más utilizados. Se puede usar el vinagre para prácticamente todas las labores de limpieza de la casa. Incluso para quitar un chicle de la ropa, el vinagre es muy efectivo. Para eliminar los chicles de la ropa con vinagre te recomendamos poner a hervir en un cazo, o incluso en el microondas un poco de vinagre. Cuando ya haya hervido el vinagre, con mucho cuidado lo añadimos sobre el chicle. Con un cepillo de dientes, o con cualquier utensilio que no estropee la prenda, vamos retirando el chicle con cuidado. Luego lavamos la prenda como siempre en la lavadora.

Truco 4. Planchando la ropa

A priori puede parecer algo descabellado, pero planchado la ropa se puede eliminar los chicles. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo. Calentamos la plancha a temperatura media, y colocamos la prenda sobre la tabla. Luego, añadimos un cartón sobre el chicle o papel de horno, y planchamos la prenda por la parte posterior. Es importante que al hacerlo no usemos el vapor de la plancha. Simplemente con el calor, el chicle se irá desprendiendo poco a poco y quedará pegado al cartón o papel de horno.

Truco 5. Alcohol

El alcohol que todos tenemos en el botiquín de casa nos sirve para eliminar el chicle de la ropa. Echa un poco de alcohol sobre un algodón y luego directamente sobre el chicle para que quede bien impregnado. Deja que actúe unos minutos y con suavidad frota con la esponja hasta que no quede nada. Luego, lava la prenda en la lavadora con normalidad.

Truco 6. Jabón líquido

Con jabón líquido también resulta útil quitar el chicle de la ropa, pero no es recomendable usarlo en prendas delicadas. Para usar este truco te recomendamos mojar la prenda con agua y cubrir con jabón. Con la ayuda de un cepillo de dientes, frota y así se irá desprendiendo el chicle. El jabón líquido no es tan efectivo por lo que debemos frotar bastante la prenda para que el chicle se desprenda; de ahí que no recomienda el uso de jabón con ropa delicada.

Esperamos que nuestros trucos ya sepas cómo quitar chicle de la ropa  la próxima vez, y no olvides que en Westwing tenemos muchos más consejos de lavado: cómo lavar la almohada o lavar las cortinas.

Cuida tu ropa antes y después de lavarla