Pared con mariposas

Una pared aburrida es uno de los elementos prohibidos en el manual del buen interiorista. Y es que, aunque a menudo pasan desapercibidas en un inicio cuando planificamos la decoración de nuestro hogar, por su extensión y magnitudes las paredes tienen una gran importancia y un gran potencial en la transformación de espacios. Para que sepas todas las claves de ello, traemos una guía de ideas para decorar paredes y convertirlas en un elemento protagonista. Vamos a ello.

5 revolucionarias ideas para decorar paredes de salón

Te avanzábamos que el aburrimiento está prohibido en esta atrevida propuesta que te traemos desde Westwing. Si estás cansado de las paredes demasiado sobrias de un lugar que ya no te dice nada, te ayudamos a que una de las estancias reinas de la casa recupere la presencia que merece con estas 5 ideas para decorar paredes de salón.

1. La biblioteca perfecta

Potencia la funcionalidad y estética de la pared del salón convirtiéndola en la suculenta biblioteca que te invita a sumergirte en ella durante horas.

Además de ser una solución ideal en apartamentos con poco espacio, destinar una de las paredes del salón a la instalación de una biblioteca es una decisión llena de utilidad en cualquier hogar. Para llevar la estética de tu biblioteca un paso más allá te proponemos que ordenes los libros por colores, creando distintas gamas cromáticas, y por tamaño, lo que contribuirá a generar una sensación de armonía.

Si eres de los que busca inspiración en las grandes bibliotecas del mundo, no temas entonces al efecto “horror vacui” y lánzate a llenar los huecos de tu biblioteca colocando libros en posición vertical y horizontal. Muy práctico, además, en caso de que seas uno de esos lectores empedernidos con una casa absolutamente llena de libros. ¡Genial!

2. Busca la vitalidad

Vamos a poner a tu servicio dos de los elementos de interiorismo infalibles para llenar de potencia cualquier espacio: la pintura y el color. ¿Tienes una pared aburrida? Hazla destacar y provoca un contraste con el resto pintando la pared en color block de un tono vivo. ¿Te apetece un tono fresco y ácido o quizás un atrevido naranja? El impacto está asegurado. Con esta técnica conseguimos crear un punto focal donde tu atención y la de tus invitados se dirigirá inevitablemente.

Si te interesa este concepto, pero eres más de combinaciones sobrias y matizadas, sin demasiadas estridencias, puedes probar a crear contraste eligiendo un tono complementario a las otras tres paredes en una de las partes del salón. Decántate por el mismo tono con mayor oscuridad o intensidad. ¡El efecto es delicioso!

3. La jungla en casa

Esta es una de nuestras opciones preferidas que, además, lleva tiempo marcando tendencia. Los jardines verticales son una idea deliciosa para dejar que la naturaleza invada tu hogar. Y es que los ornamentos orgánicos son, precisamente, en muchas ocasiones, la mejor decoración posible.

El salón, una de las estancias donde a menudo contamos con las paredes más generosas, es perfecto para instalar uno de estos jardines, tanto buscando un efecto óptico de continuidad y frondosidad como un diseño modular, mezclando las plantas con cajoneras en madera y otros elementos decorativos y de almacenaje.

4. La cerámica, tu nuevo fetiche

Trasládate a la Grecia clásica con un capricho extraordinario: una pared compuesta por pequeñas piezas de cerámica. Además de ser un material muy resistente y fácil de limpiar que no te dará demasiados quebraderos de cabeza, ¡proporciona un resultado estético absolutamente espectacular!

5. Reviste las paredes en piedra, ladrillo o madera

Dejar a la vista el acabado y textura de materiales como la piedra, el ladrillo o la madera es un gran acierto estético. Elige el que más se adapte al estilo de tu hogar: el ladrillo nos encanta para los salones industriales de techos altos, la versatilidad de la madera aporta calidez a cualquier estancia y la piedra nos traslada a auténticos refugios de montaña. ¡Estamos seguros de que encontrarás el tuyo!

4 ideas para decorar paredes de dormitorios y darle una nueva vida

Presidir los sueños de los habitantes de una casa no es una tarea menor. Por eso las paredes de los dormitorios tienen tanta importancia. Si buscas un lavado de cara, ficha estas ideas para decorarlas que querrás copiar ipso facto. ¿Preparado?

  1. Tu lado más creativo

    ¿Has pensado alguna vez en la pared de tu habitación como un enorme lienzo en blanco? Ha llegado el momento de darle vida con un buen mural. De motivos tropicales, abstracto o geométrico al más puro estilo millennial, ¡atrévete a dar el paso!

  2. ¡Vaya papelón!

    Donde esté un papel de pared potente dispuesto a revestir nuestra pared de los mejores motivos, que se quite el resto. Lleno de expresividad y textura, el papel pintado ya no solo es cosa de los 70s. Dale un toque muy personal a tu dormitorio con esta fantástica apuesta.

  3. Un toque fluorescente

    Te proponemos una de las ideas más intensas y efectistas para tu dormitorio. La instalación de una cabecera con luces de neón. ¡Guau! El efecto óptico es inigualable y las combinaciones en lo que a recreación de ambientes se refiere… ¡Infinitas! Te sentirás en un lounge de lujo.

  4. Espejito, espejito

    ¿No crees que tu reflejo pueda ser un elemento decorativo muy potente? De hecho, lo es: instala en la cabecera de tu cama una pared espejada y disfruta del resultado. Tu dormitorio ganará en amplitud y luminosidad al instante.

¿Te ha gustado nuestra propuesta? Desde Westwing te aseguramos que este recopilatorio de ideas para decorar paredes devolverán a la vida cualquier estancia de tu hogar y no dejarán a nadie indiferente. ¡Ya ha llegado el momento de ponerse manos a la obra y disfrutar del resultado!

Descubre los productos que te inspirarán a decorar las paredes