baño de mármol negro

Cada vez son más los adeptos a hacer del baño un pequeño spa personal en el que relajarse y reponerse del estrés del día a día. ¿Has pensado en los beneficios de una ducha o bañera de hidromasaje para tu salud física y mental? ¿Y en el gusto de levantarse cada mañana y tener tu propio lavabo o tocador donde peinarte y maquillarte como una auténtica estrella de Hollywood? Te proponemos una sencilla guía de decoración de baño para conseguir un baño de lujo a través de los materiales pero también de los detalles y el estilo, y satisfacer, así, tus deseos más sibaritas.

Un baño con un look zen 

Baño vintage, nórdico, rústico, industrial… Podemos crear un baño de lujo en cualquier estilo, pero los que más lujo y sensación de bienestar desprenden suelen ser los baños modernos de aire zen. ¿Cómo conseguirlos? Aquí tienes 5 claves infalibles:

  1. Madera

    No puede faltar. Como pavimento, revestimiento, simple alfombra antes de acceder a la zona de aguas, o incluso a través de los accesorios.

  2. Iluminación cálida

    A base de velas, pequeñas lámparas de baño a ras de suelo o LEDS que iluminen la zona baja de la ducha o el espacio de la bañera.

  3. Presencia de cantos rodados

    Puede ser desde una alfombra o un pequeño camino en el pavimento realizado con cantos rodados, hasta un bol lleno de ellos o una lámina que los represente colgada sobre la bañera.

  4. Pequeñas macetas con orquídeas o bambú

    Plantas aptas para baños que aportarán detalles verdes que conseguirán irradiar la calma de la naturaleza.

  5. Una alfombra

    Aporta calidez. Mejor si es de fibras naturales o de algodón. Y si además es de color blanco roto funcionará perfecta para arropar el espacio.

Imprescindibles de un baño de lujo

En un baño de lujo cada usuario tiene su propio espacio. Si tienes niños y más de un cuarto de baño, lo ideal será tener un baño para ti y tu pareja, y otro para los niños. Así, hay más espacio para las cosas de cada uno y se gana  confort. Pero si solo contáis con un baño, tampoco hay problema. El secreto reside en organizar bien el baño para que cada uno tenga su propio espacio. Ideas que ayudan:

Dos lavamanos

Disponer de dos lavabos es sinónimo de lujo. Poder dividirse hará que las mañanas sean más relajadas sin necesidad de hacer turnos. Además, dos lavamanos implican el doble de espacio para guardar debajo o encima, si se cuenta con un armario espejo.

Almacenamiento organizado

Tener espacio sin más no es un lujo asegurado. Hace falta organizar ese espacio para que cada uno encuentre lo que busca al primer golpe de vista. Que no te falten: organizadores de cosméticos, separadores para dividir el espacio de los cajones, dispensadores de jabón (uno para cada lavamanos), cestas, bandejas… Todo lo que ayude a que cada objeto tenga su lugar y que cada persona sepa dónde están sus productos. Por otro lado, no dejes a la vista más que los cosméticos más exclusivos o bien detalles decorativos organizados sobre una bandeja que los recoja: una vela, un pequeño jarrón, un tarro de cristal tallado… Todo lo demás, guárdalo bien en armarios, cajones, cestos o cajas.

Un tocador

Un rincón para un pequeño mueble de tocador con su espejo y una silla o un taburete, es ideal para un baño de lujo. Acompáñalo de un espejo bien iluminado y añade otro de aumento; los hay de mesa, con un pie ligero, en dorado o metal negro.

Separación de zonas

“Aquí la zona de aguas, allí la de los inodoros, aquí la de tocador…”. Un baño de lujo tiene distintas zonas deliberadamente diferenciadas. ¿Algunas ideas? Separar el inodoro por una puerta o tras un pequeño murete; remarcar la zona del tocador con una pared empapelada con papel pintado resistente a la humedad, etc.

Un baño de lujo con una ducha de placer…

Una ducha con cortinas no nos inspira mucho lujo… Encajan mejor en este estilo las mamparas transparentes con el mínimo de herrajes. Porque a más transparencia, más sensación de espacio y más luminosidad, dos claves que no pueden faltar en un baño de lujo. Otra idea que acercará tu baño a un baño de lujo es que el plato de la ducha esté enrasado y sea del mismo material que el resto del pavimento del baño. Con ello se gana, de nuevo, sensación de amplitud, gracias a la continuidad visual.

Llega el momento de hablar de las griferías. Elige un cabezal de ducha XXL con distintos sistemas de caída de agua. ¿Más lujos? Añádele cromoterapia para lograr un baño de placer total e incluso bluetooth para conectarte a dispositivos electrónicos y así poder escuchar música, un audiolibro o información mientras te duchas. ¡Puro lujo!

… y una bañera relajante

Disponer de una bañera exenta te lo pone más fácil para conseguir el look de un baño de lujo, ¡y mucho más si dispone de hidromasaje! Si este es tu caso y tienes una bañera, para hacerla perfecta, añádele una mesita auxiliar en la que apoyar tu toalla, una alfombra cálida para acogerte al salir y un estante para poder dejar los geles, la esponja, las sales…

Si tienes un gran ventanal con bonitas vistas, ese es el lugar exacto donde debes instalar tu bañera porque no hay mayor lujo que relajarte mirando el paisaje mientras estás sumergido en un baño de espuma.

Sea una bañera o sea una ducha lo que tengas en casa, las convertirás en piezas dignas de un baño de lujo si eliges griferías en oro, latón o bronce. Este año siguen siendo tendencia y es innegable que ofrecen un look 100% lujoso. Aprovecha para cambiar los accesorios del baño y elegirlos también en estos materiales. Puedes encontrar del mismo estilo desde el dispensador de jabón hasta la papelera o la caja de pañuelos de papel.

¡Que no falten las toallas suaves y esponjosas! 

¡Fuera toallas rasposas! Si tienes un montón de estas en casa, ha llegado el momento de deshacerte de ellas y comprarte unas nuevas, a poder ser grandes, suaves y esponjosas.

Un baño de lujo es un baño que te cuida y las toallas, con su tacto, también deben hacerlo. Un baño de lujo tiene un punto sofisticado y sobrio. Olvídate, pues, de colores y estampados. Es mejor elegir toallas lisas de tonos que vayan desde el blanco hasta el negro, pasando por el gris plomo. Son tonos ideales para este estilo. Aun así, sí que tienes una opción de añadir color con las toallas en este tipo de baños: se trata de elegir estampados de aire japonés, con grandes flores y aves. ¡Ideales!

Nuestro consejo: Aprende a almacenar y doblar las toallas como en un hotel para darle el toque final de baño de lujo.

El lujo de los pequeños detalles

El verdadero lujo no siempre tiene que ver con grandes piezas o materiales muy exclusivos. Los pequeños detalles también pueden darle un cariz lujoso a tu baño. Esta es nuestra lista de accesorios de baño con poder que no deben faltar si quieres conseguir nivel y clase:

Velas aromáticas. En blanco y negro se llevan muchísimo, y ofrecen elegancia clásica.
Un jarrón con ramas verdes. De eucalipto es una buena idea, a la vez que perfuman y neutralizan malos olores.
Una alfombra que aporte calidez a la pisada frente al lavamanos o en medio del espacio.
Una lámpara de mesa sobre la encimera o una lámpara de pie. Añadirán luz cálida y mucha clase.
Una lámina decorativa porque sí, también en el baño se puede disfrutar del arte.
• Y piezas doradas. Absolutamente indispensables para un look lujoso.

¿Preparado para convertir tu baño en un baño de lujo? En Westwingnow ponemos las ideas y tú, la personalidad.

 Descubre nuestros productos para un baño de lujo