Banco toallero de madera oscura

Doblar bien las toallas es un challenge que no todo el mundo consigue y sin embargo es algo clave. No solo porque el baño se ve mucho mejor y más ordenado, sino porque las toallas bien dobladas nos ayudan a coger una sin desordenar las otras y, además, se logra ganar espacio de almacenamiento para más toallas u otros productos. Los hoteles lo saben muy bien. Y los expertos en orden como la gurú Marie Kondo, también. Por eso es a ellos a quien hay que preguntar, y lo hemos hecho. Aquí tienes las claves para aprender cómo doblar toallas como un profesional de la organización y conseguir más belleza, más orden y más espacio en tu baño. Te interesa, ¿verdad?   

5 pasos para doblar toallas como en un hotel 

Uno de los detalles que definen un buen hotel son sus toallas blancas, suaves y bien dobladas. Nos esperan colocadas sobre la cama o en el estante del baño y cuando entramos en la habitación y las vemos, siempre nos hacen preguntarnos por qué en casa no nos quedan igual. Podemos ponerle remedio porque no es nada complicado. Fíjate: en solo 5 pasos, aprenderás cómo doblar las toallas como en un hotel. 

  1. Abre la toalla sobre la cama o sobre una mesa y ponla plana en horizontal. 
  2. Dóblala por la mitad formando un cuadrado. 
  3. Dóblala de nuevo para conseguir ahora un rectángulo.  
  4. Divide mentalmente el rectángulo en tres partes iguales. 
  5. Dobla el tercio derecho sobre el tercio central y luego, el tercio izquierdo sobre el que acabas de doblar.  

¡Y listo! Ya sabes cómo doblar las toallas como en un hotel. Fácil, ¿no? Esta fórmula para doblar toallas hará que tu baño se vea más armónico si tienes las toallas a la vista sobre una estantería o sobre un taburete, pero también embellecerá tus armarios al abrirlos. Es un método perfecto, sobre todo, si guardas las toallas en armarios en columna, porque las toallas quedan apiladas de forma estable y no se desordenan fácilmente. 

Cómo doblar toallas como Marie Kondo 

Cuando uno se plantea la decoración de baño, las toallas son un elemento básico. Elegirlas bonitas es lo primero. Cuidarlas bien con lavados respetuosos y suavizantes ecológicos que las mantengan esponjosas es otro dato a tener en cuenta, y aprender cómo doblarlas para mantenerlas siempre en orden, a mano y ganando espacio, es otro reto que debemos conseguir. Aquí, si hay una experta, esa es Marie Kondo, la famosa gurú del orden en casa. ¡Copiemos su sistema! 

Marie Kondo apuesta por doblar las toallas enrolladas haciendo un rulo, cuando tu baño es mini o guardas las toallas en un cajón o en una cesta. Aprendamos cómo doblar las toallas como Marie Kondo en un rulo perfectopaso a paso:  

1. Extiende la toalla plana frente a ti en sentido vertical.  
2. Dóblala por la mitad a lo largo. 
3. Dobla el extremo más cercano a ti y llévalo hasta un tercio de la toalla. 
4. Ahora enrolla la toalla desde el nuevo extremo que ha quedado junto a ti hasta el final.  

¡Hecho! Ya tienes un rollo ideal para guardar tanto en horizontal dentro de un cajón estrecho como en vertical dentro de uno tipo gavetero, o bien en un cesto de fibras naturales o de tela, que siempre quedan bien en estantes a la vista o dentro de los armarios. Pero también puedes optar por otro método de almacenamiento muy decorativo: los rollos colocados en forma de pirámide sobre una estantería. ¡Pruébalo!  

Las toallas que nunca se desmontan 

No es el título de una película de ciencia ficción. Es otro método con el que aprenderás cómo doblar las toallas como Marie Kondo para que nunca se desmonten en tu armario o en tus estantes. Fíjate: 

  1. Coloca la toalla plana en horizontal sobre una cama o sobre la mesa. 
  2. Dobla la toalla por la mitad formando un cuadrado. 
  3. Divide la toalla mentalmente en tres franjas horizontales iguales. 
  4. Dobla la franja que queda junto a ti hasta la mitad de la toalla. 
  5. Ahora, dobla la otra franja y colócala sobre la que acabas de doblar, haciendo la toalla estrecha y larga. 
  6. De nuevo, divide mentalmente esta franja estrecha en tres partes iguales.
  7. Dobla el tercio que tiene la doblez de la toalla sobre el tercio central. 
  8. Y ahora, coge el otro tercio, el que tiene los extremos de la toalla, dóblalo del mismo modo que el anterior, pero mete los extremos dentro del agujero que forma la toalla doblada.  

Habrás creado una especie de sobre que mantiene la toalla cerrada como en un paquete, de tal forma que no puede abrirse si no lo haces tú expresamente. Para guardar las toallas dobladas como sobres, lo ideal es hacerlo en un cajón como si fuesen libros, es decir, en vertical. Es uno de los secretos de Marie Kondo para ganar el máximo de espacio. 

¿Con qué sistema te quedas? ¿Con el de cómo doblar toallas como en un hotel? ¿O quizás cómo doblar las toallas como Marie Kondo? Sea cual sea el método que escojas para ti, lo que es seguro es que conseguirás más orden en el baño y más espacio para guardar más y mejor. 

Enamórate de nuestras toallas: