estanerias blancas con toallas y frascos negros en un baño

El orden es bien recibido en toda la casa, pero si hay una estancia en la que se haga imprescindible es en el baño. ¿Por qué? Porque las mañanas del día a día no suelen ser muy relajadas… El reloj apremia y los trabajos y las escuelas no esperan. Por lo que encontrar lo que necesitas al instante, sin rebuscar en cajones y desordenarlo todo con los nervios y las prisas, es de agradecer. ¡Estamos aquí para ayudarte! A partir de hoy, sabrás cómo ordenar el baño como el mejor experto en organización del hogar.  

Antes de ordenar el baño, hay que desordenarlo 

Para ordenar bien el baño, hay que desordenarlo. Utiliza el método de la gurú del orden Marie Kondo para ordenar los armarios de casa y aplícalo en el baño.

  1. Paso 1

    ¿Qué propone Marie para empezar? Tener una bolsa a mano (la necesitarás), sacarlo todo de armarios y cajones, dejar cestos y baldas vacías, y hacer un repaso profundo de todo. ¿Qué usas y qué necesitas realmente? Lo que no utilices o lo que hayas acumulado sin motivo, mételo en la bolsa y sácalo de tu baño. No tengas piedad. 

  2. Paso 2

    Para que un baño sea cómodo, no debe estar repleto de tarros, cosméticos, peines y demás amontonados. Debes poder abrir un cajón y encontrar a la primera justo lo que necesitas. La acumulación nos hace perder tiempo buscando lo que realmente necesitamos y es desorden asegurado. 

  3. Paso 3

    Todos, todos, tenemos mil muestras de cosméticos y aromas que nos han regalado en perfumerías y que no utilizamos, o packs de bienvenida de hoteles que nos guardamos “por si acaso”, pero ese “por si acaso” todavía no ha llegado y solo ocupan espacio que puede sernos muy útil.  

Ponlo donde lo usas 

Ahora que ya te has quedado con lo que realmente necesitas, ¡empieza el trabajo que hemos venido a hacer aquí! ¿Cómo ordenar todos estos productos y objetos en el baño? Creando secciones. Sepáralos en grupos.

Productos de higiene por un lado. Cosméticos y maquillajes por otro… Y una vez tengas los grupos hechos, colócalos donde los usas. Justo en ese rincón, deberás pensar luego cómo ordenarlos mejor ayudándote de los accesorios de baño necesarios.  

Los recambios, en su caja 

Si eres previsor, seguro que aparte de la pasta de dientes que estáis usando, tienes otra esperando su turno. Lo mismo con el gel de ducha o, por supuesto, con el papel higiénico.

No tiene sentido que estos productos estén siempre a mano porque solo los necesitarás cuando se te acaben los que estás usando. ¿El consejo de los expertos en organización del hogar? Disponer de una caja o una cesta en un armario del baño o en una balda, que no sea la de más fácil acceso, y guardarlos allí. Cuando cojas un recambio verás fácilmente que debes reponerlo y, por otro lado, te evitarás tener abiertos varios productos iguales a la vez.  

Guarda y ganarás orden 

Cuanto más puedas guardar en cajones y armarios mucho mejor, porque mil productos a la vista crean sensación de caos y desorden. Y más si no tienen el mismo estilo decorativo. Evítalo guardando cuanto puedas y dejando a la vista solo los accesorios que tengan el mismo look (jaboneras, tarros, bandejas…) o esos detalles que aportan un toque personal como un jarrón con flores, o unas velas, por ejemplo, para crear un baño de lujo.

Marie Kondo aconseja, en particular, dejar la encimera del mueble bajolavabo libre de objetos porque es una pieza que se lleva todas las miradas y si se ve diáfana, el baño gana sensación de orden y limpieza. 

Sécalo todo 

No cuesta nada y es un gesto que puedes incorporar en tu día a día de forma fácil. Si cuando acabas de arreglarte la encimera está llena de agua o la grifería manchada de gotas, todo se verá más desaliñado. Pasarle un trapo y secarlo todo, hará que la grifería se vea más reluciente y la encimera perfecta. Un detalle simple, pero con muchísimo efecto. 

Ordenar el baño es también decorar 

¿Cómo ordenar el baño sin pensar en la decoración de baño? ¡No es posible! Porque ordenar no solo es poner esto aquí y aquello allí, sino ponerlo en el espacio adecuado. Cestas de fibra, cajas, tarros… Hay mil ideas que nos ayudan a ordenar con estilo nuestro baño. 

Lo ideal para que el baño gane orden y también estilo es elegir todos estos elementos a juego. Si te gusta la madera, hay accesorios de baño de madera. Que prefieres el cristal, también. Y si tu baño es moderno o sofisticado, puedes optar por otros materiales como el acero en dorado envejecido o la cerámica en negro mate. De hecho los baños negros, son lo último en cuartos de baño.

Los accesorios imprescindibles para ordenar el baño

Los cajones y los armarios necesitan separadores para ser realmente útiles y no acabar guardando montañas desordenadas de mil productos. Y más en el caso de los baños, donde muchos productos son pequeños y con tendencia a perderse en el fondo de los muebles.

En Westwing encontrarás mil soluciones distintas que encajan en todos los espacios para separar productos diferentes y ordenarlos bien. Desde cestas para guardar tus toallas dobladas, cajas para tus repuestos y hasta organizadores con apartados de varios tamaños para guardar todo tipo de cosméticos y complementos. 

Aprender cómo ordenar el baño no es difícil, como acabas de ver. Pero necesitas aliados. Los accesorios de baño son tu mejor ayuda. Hazte con cestas, cajas, tarros, separadores… y conseguirás un baño más práctico y mucho más bonito. ¡Palabra de Westwing!   

¡Ordenar el baño es más fácil con nosotros!