Parece todo un lujo dedicar una zona exclusiva para el lavado en un apartamento de dimensiones reducidas. Sin embargo, lo que parece misión imposible puede hacerse realidad si aplicas las dosis necesarias de organización a la hora de diseñar lavaderos pequeños. En Westwing hemos preparado para ti los mejores consejos con los que podrás crear una zona de lavado en tu hogar aunque solo dispongas de espacios pequeños sin tener que emplear demasiado espacio. Atento a las recomendaciones de nuestros interioristas para conseguir lavaderos pequeños bien organizados. Toma nota y construye un lavadero que será la envidia de tus visitas.

Acierta con la distribución en lavaderos pequeños

Son todo un rompecabezas cuando disponemos de falta de espacio. Pero lo primero para que nuestro lavadero pequeño sea un éxito es decidir dónde estará ubicada la zona de lavado y cómo distribuirla.

Puede formar parte de la cocina, del baño, del distribuidor o tener un espacio exclusivo, en el caso de los más afortunados que estén en busca de ideas para un cuarto destinado a lavadero pequeño. No importa donde se ubique, pero sí como sea su organización y distribución. Un lavadero es ideal para aprovechar pocos metros cuadrados en desuso y montar nuestra propia lavandería en casa. Con un poco de ingenio, conseguiremos, incluso, agregar una zona de planchado.

Eso sí: la integración será el criterio básico a seguir si decides que el lavadero comparta espacio con otra habitación, algo muy habitual en los hogares más pequeños. La decoración y el diseño del espacio lo harán posible: panela los electrodomésticos, integra un falso armario o emplea puertas correderas para dividir ambientes. Te desvelamos nuestros trucos paso a paso.

Diseña los lavaderos pequeños según las tomas de corriente

Es fundamental para decidir cuál será la ubicación del lavadero que tenga enchufes disponibles a los que conectar los electrodomésticos. Estas tomas de corriente condicionarán el lugar donde pondremos la lavadora y la secadora. Una vez que tenemos claro el lugar que ocuparán los electrodomésticos, ya podemos diseñar el resto del espacio.

Lavaderos pequeños y a medida

Es la mejor opción cuando disponemos de pocos metros útiles. Los armarios y muebles de medidas estándar difícilmente se adaptarán a un espacio reducido y caprichoso. No dudes en hacer muebles a medida para sacar el máximo provecho de cada centímetro.

Mima la iluminación de los lavaderos pequeños

Pequeños, sí, pero siempre bien iluminados. Cuida cada pequeño detalle de tu lavadero con una iluminación combinada de luces led, homogénea y sin zonas de sombra. Si tienes la suerte de contar con una ventana cerca, no dudes en instalarlo en un área de la casa con buena ventilación y luz natural.

Lavaderos pequeños con encimera

No es una utopía, es una gran opción. Si la lavadora y la secadora están juntas podrás instalar una cómoda encimera sobre ellas. Quedará de maravilla, aportará mayor sensación de integración en el espacio y además ganarás un espacio de almacenaje para los productos de limpieza, las pinzas o la cesta de la ropa. ¡Todos tus accesorios de lavado recogidos en un solo lugar y con mucho glamour!

Un toque distintivo en los lavaderos pequeños

Nos encanta llenar de estilo cualquier zona del hogar y los lavaderos, amigos, no iban a ser una excepción. Nos apasiona el efecto que las barras, los ganchos y los elegantes cestos de mimbre aportan al conjunto de la zona de lavado. Mímala con detalles y haz que cada accesorio sea especial. ¿Qué tal instalar bandejas de fibras naturales para depositar la ropa limpia? ¿Y si añades un plus de estética y elegancia eligiendo un precioso cesto para la colada?

Lavaderos pequeños que apuntan al techo

El diseño en vertical es un clásico en los espacios pequeños. En las paredes podrás colocar un tendedero e instalar a lo alto el espacio de almacenaje en tu lavadero.

Lavaderos pequeños que desaparecen

Si quieres que tu lavadero sea lo más discreto posible, la clave está en ocultarlo cuando esté en desuso. Panear los electrodomésticos conseguirá una perfecta integración de esta zona en el entorno. Puedes emplear puertas correderas para hacer desaparecer el conjunto del área de lavado cuando no la utilices o crear falsos armarios con espacio de almacenaje en los que guardar, por ejemplo, utensilios como la plancha y su tabla.

Armarios y estanterías en lavaderos pequeños

Lo avanzábamos en un inicio: lo ideal es que diseñes a medida todo el mobiliario de tu lavadero para sacar el máximo provecho.

Un buen lavadero necesita siempre el suficiente espacio de almacenaje para resultar servicial y permitir que todo se mantenga ordenado.

Los armarios serán ideales para guardar la ropa limpia antes de que pase por la plancha o para almacenar textiles como la ropa de cama, las mantas, las sábanas y las toallas, liberando espacio en el dormitorio.

Las estanterías son otro de los grandes aliados de todo buen lavadero. Necesarias para almacenar los productos de limpieza. Desde Westwing, con un poco de imaginación, te traemos, además, una propuesta insólita para aprovechar este espacio al máximo: las estanterías con varillas.

Además de aportar ligereza al conjunto, las estanterías con varillas con ideales para el colgado de ganchos o perchas. Como habrás adivinado, esto es de gran utilidad en tu zona de lavado, ya que incluir estanterías con varillas hará posible que tengas un espacio donde colgar la ropa limpia y planchada mientras trabajas en esta área.

Un espacio muy funcional que puede ser, además, muy elegante si armonizas estéticamente el mobiliario. Nos encantan los pequeños lavaderos en tonos blancos con contrastes en distintas escalas de gris, acompañados de pequeños elementos, como cestos y bandejas, en fibras naturales. Nos traslada de inmediato al frescor y al buen olor que desprende la ropa limpia y recién planchada.

Con todos estos consejos de diseño y decoración que los interioristas de Westwing han preparado para ti, ya sabes cómo convertir cualquier rincón de tu hogar en un de esos lavaderos pequeños, muy funcionales y, al mismo tiempo, llenos de estilo. ¡No le faltará de nada a este espacio dedicado a una de las tareas más importantes del hogar! Una vez más, lo práctico y lo estético se dan la mano con los mejores trucos de diseño de interiores.