recibidor con mueble de forja

Los patios cordobeses son Patrimonio de la Humanidad. Y es que estos exteriores se han ganado el título a pulso por su belleza y originalidad. Si quieres crear un patio de este estilo en tu casa, te invitamos a conocer un poco de su historia y los tips sobre decoración de patios esenciales, para que recrees el tuyo. ¡Un patio cordobés con mucho poderío!

¿Qué es un patio cordobés?

El patio cordobés es un elemento exterior característico de las casas antiguas de la ciudad andaluza de Córdoba. Desde 1921 se celebra el famoso Festival de los Patios Cordobeses, la primera quincena de mayo, declarado en 2012 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Los propietarios de todos los patios exteriores participantes, dejan el espacio abierto, exhibiéndolos para deleite de turistas y visitantes.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Tipos de patio cordobés

Existen diferentes tipos de patios cordobeses -corral, “patinete” o patio de luces, huerto, parque o jardín- que se distinguen sobre todo por sus dimensiones, ubicación y ciertas peculiaridades arquitectónicas. Hay patios de planta más o menos cuadrada con arquerías en dos plantas y en los cuatro lados; con arquerías en tres, dos o uno de sus lados. Con galerías de arcos, murales con balcones, adinteladas con madera y barandillas, de balaustres, con galerías altas de madera o sin ellas.

En las galerías bajas los podemos encontrar sin arcos, con puertas y ventanas, con pilares en lugar de columnas, con vigas empotradas en los muros limítrofes, etc. Hay patios cordobeses que no tienen galerías y están simplemente limitados por muros en dos o una planta. Los hay alargados, irregulares, encadenados…

Por otro lado, sus suelos pueden ser de tierra fina o estar empedrados, enlosados con baldosas de mosaico hidráulico, de ladrillo o de mármol.

Dónde encontrar los patios cordobeses

Los patios cordobeses más antiguos datan del siglo X y los más modernos del XX. La mayoría son particulares o privados, pero también los hay colectivos o comunitarios, corrales o casas de vecinos. Otros son patios de edificios públicos, palaciegos o conventuales, hasta plazoletas.

Su razón de ser principal se basa en potenciar y favorecer las relaciones familiares y sociales, en un lugar marcado por el buen tiempo del Sur. Otro modo de clasificarlos es por su uso, privado, colectivo o familiar:

  • Patios cordobeses de viviendas unifamiliares particulares.
  • Antiguas casas solariegas convertidas en casas de vecinos donde, el alquiler de sus habitaciones, convertiría los patios en epicentro de la vida común.
  • Las casas unifamiliares adosadas con patios comunes como espacio de convivencia entre familias.

10 sugerencias sobre cómo hacer un patio cordobés

Si no vives en Córdoba, pero te apasionan este tipo de patios con jardín, puedes recrear su estilo en tu exterior siguiendo algunas pautas. Aquí tienes las principales características que deberás tener en cuenta para diseñar un patio cordobés, con mucho salero:

De elementos útiles a decorativos

En la mayoría de patios cordobeses actuales se han reciclado diversos elementos que antaño eran muy prácticos para la vida diaria en piezas meramente decorativas, con mucho encanto. Llaves antiguas, pilas de lavar, cocinas de carbón, pozos, accesorios de esparto, tinajas, botijos y platos de barro, decorados al estilo árabe, son elementos decorativos muy comunes en estos patios que puedes conseguir en anticuarios y mercadillos. Tampoco pueden faltar regaderas decorativas y prácticas o barreños de zinc. Faroles, toldos y alguna fuente crearán el entorno perfecto para un rincón de tertulia al aire libre, con una mesa y las clásicas sillas de madera y asientos trenzados con fibras vegetales.

Flores mediterráneas

Son los elementos que primero se te vienen a la cabeza cuando piensas en un patio cordobés. Sin ellas, este tipo de patios no tendrían sentido, perderían su esencia. Las especies más tradicionales de los patios de Córdoba son gitanillas, geranios, begonias, cintas, claveles, buganvillas, jazmines, limoneros y naranjos. La disposición de las plantas, especialmente de las enredaderas y parras, así como la colocación de las macetas, colgadas de las paredes, juegan un papel crucial en los patios cordobeses. Otra alternativa es apostar por un limonero (o cualquier árbol cítrico) en espaldera, una técnica árabe que permite dar sombra a las estancias sin quitar la luz. Plantados junto a muros y recortándoles las ramas transversales, trepan hasta el techo dando un agradable contraste entre el verdor de su ramaje con el blanco de la pared.

El riego en un patio cordobés

Los patios cordobeses pueden registrar hasta siete u ocho grados por debajo de la temperatura en los días de más calor. Para conseguir dicha sensación térmica refrescante no solo son importantes los materiales, sino también las plantas y flores. Fuentes, pozos y acequias están presentes en muchos patios cordobeses, sin embargo el riego tradicional ‘regadera en mano’ es lo más habitual.

Los colores

La combinación cromática más característica de estos patios es la de las paredes blancas de la cal y el azul añil de las macetas. Eso sí, también se pueden encontrar otras tonalidades como el verde, el granate o el albero sobre los muros encalados. Un patio cordobés destaca por su colorido, el cual se debe sobre todo a la variedad de flores que lo decoran.

Suelos rústicos

De barro, el empedrado o los mosaicos son los pavimentos encargados de potenciar el carácter tradicional de estos exteriores. Todos estos materiales tienen algo en común: cuando se riegan, facilitan la humedad, refrescando el ambiente y asegurando el mantenimiento de las plantas.

¿Y las paredes?

Se aconseja pintar las paredes de color blanco, mediante la antigua técnica denominada “encalar”, que consiste en blanquear las paredes con agua y cal. Otra opción es alicatarlas con azulejos de colores, creando diseños coordinados con las flores y el color de las macetas.

Mucha madera

Como suelen ser construcciones antiguas, podemos ver en ellos vigas, puertas, ventanas y escaleras de madera. Para protegerla, suele cubrirse con barnices protectores o pintura de color. Además, el poder insecticida de la cal usada en las paredes aumenta la vida de este material natural.

Muebles para un patio cordobés

El mobiliario de mimbre o forja es lo que más encaja en esta clase de patios. Las fibras vegetales le darán un aire más moderno y boho, mientras que los muebles de forja aportarán un aspecto más vintage.

Climatización y socialización

Son los dos aspectos centrales para la razón de ser de estos patios andaluces. En las regiones del sur puede hacer mucho calor en verano, así que estos exteriores de las casas estaban concebidos para proteger a sus habitantes del sol y las altas temperaturas. Además, era y sigue siendo el lugar de reunión por excelencia, gracias a la privacidad, el buen ambiente y frescor que regala. Acondiciónalo con alguna guirnalda de luz para las noches.

Consejo Westwing: Persianas y cortinas para cubrir las ventanas y balcones que dan a este patio, suelen utilizarse persianas de esparto y cortinas alpujarreñas.

Cómo modernizar la decoración de un patio cordobés

Se nos ocurren varias intervenciones para hacer de un patio cordobés un espacio exterior más moderno y actual.

  • Paredes, siempre blancas: no hace falta que emplees la clásica técnica del encalado. Pintando las paredes de tu patio con pintura blanca especial para exteriores será suficiente.
  • Macetas de diseño moderno: actualiza tu patio cordobés con macetas de colores pastel, para darle un look más similar al estilo nórdico.
  • Una pared diferente: alterna muros decorados con macetas, plantas y flores, con una pared en la que colgar sombreros de paja artesanales, cestos de fibras vegetales o espejos con marcos de mimbre.
  • Tarima de madera para el suelo: no aportará tanto frescor como las baldosas de barro o de mosaico, pero le dará un aspecto más moderno a tu patio cordobés.

Y hasta aquí nuestras propuestas sobre cómo inspirarse en el patio cordobés para hacer uno en casa. ¿Te animas?