dormitorio rustico

Con una calidez única y aires de casa rural o de campo, el estilo rústico es uno de los estilos más utilizados y demandados. Con unas características que lo dotan de elegancia descuidada y un ambiente natural, es ideal para cualquier tipo de casa y espacio. Pero, ¿Cómo adaptarlo a las distintas estancias? En Westwing te ayudamos a sacarle el mayor partido a tu hogar para decorar habitaciones rústicas. Si quieres darle ese toque único, toma nota.

6 Claves para decorar en estilo rústico

Los interiores rústicos tienen como objetivo lograr crear un ambiente relajado, confortable y tradicional que recuerde a la naturaleza. Te enseñamos algunas de las claves para decorar habitaciones rústicas y conseguir que cualquier estancia tenga un aire más campestre y encantador:

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

  1. Uso de materiales nobles: Cualquier estancia con aire rústico debe de tener la madera presente de alguna forma, puede ser en el suelo rústico, en muebles, vigas, puertas… Asimismo, este estilo también utiliza la piedra y el ladrillo como elementos decorativos secundarios. Es habitual encontrar paredes de madera o chimeneas forradas de piedra. También se utilizan frecuentemente los tejidos de algodón y accesorios de fibras naturales para crear espacios armoniosos y cálidos, por ejemplo, en cojines, alfombras y cortinas.
  2. Colores: Los tonos más recomendables son aquellos que inspiren y recuerden a la naturaleza, siendo los más utilizados colores neutros, azules, marrones, verdes o tonos cálidos. Pero sin duda la base de este estilo es el color blanco, tanto en paredes y techos, como en muebles y accesorios, utilizándose los tonos más oscuros para crear contrastes.
  3. Estampados con carácter: ya sea en mantas, cojines, o incluso en un papel pintado en la pared, en los espacios rústicos no pueden faltar estampados. De cuadros, vichy, tweed o con motivos florales, no dudes en introducirlos, pero sin abusar de ellos.
  4. Piezas antiguas: Una casa de estilo rústico no es lo mismo sin piezas antiguas, estas que han ido pasando de generación en generación y que dotan a cualquier habitación de una esencia y calidez inigualables.
  5. Accesorios: Unos cojines de lino o algodón, lámparas de rafia, adornos de mimbre… Todo lo que contenga fibras naturales será tu mejor aliado para aportar calidez y un aire muy hogareño a cualquier rincón.
  6. Flores: En los ambientes rústicos no pueden faltar flores y plantas. Puedes añadirlos en cualquier rincón para dar un toque de encanto, siendo las más recomendables las flores silvestres.

Habitaciones rústicas con madera

La madera es el gran aliado de este estilo, gracias a este material se puede crear un estilo más cálido y con encanto. Puedes integrarlo en suelos, paredes, techos, muebles… ¡Hay mil posibilidades!

Una de las grandes ventajas de decorar con madera es que es un elemento tan versátil que puedes añadirlo a todo tipo de estilos rústicos, desde el rústico más tradicional, hasta el rústico nórdico, pasando por el rústico moderno.

Si tu casa tiene techos de madera o vigas a la vista, ¡muestras! No las escondas, haz de estos aspectos el foco principal de tu decoración. Para un acabado más hogareño, es recomendable que la madera sea pura, mostrando sus vetas y nudos. Con un aspecto más desgastado y envejecido conseguirás mejores resultados.

Habitaciones rústicas de piedra o ladrillo

Estos dos materiales son una perfecta elección para habitaciones rústicas. Una única pared de piedra o ladrillo es suficiente para dotar a cualquier espacio de una personalidad y encanto que no dejarán a nadie indiferente. No satures el ambiente de piedra, si no quieres utilizar una pared  entera para añadir estos materiales, o bien tu casa rústica no tiene una pared original y no quieres empezar una obra, otra opción es recubrir la chimenea de piedra. No hay ningún elemento que combine mejor ni que dé tanto juego a un ambiente rústico.

Estilo rústico a todo color

¿Quién dijo que el rústico podía ser aburrido? El color también es un aspecto importante en la decoración rústica. No dudes en combinar los tonos blancos y beiges con otros como marrones, azules, grises y verdes para un toque más otoñal. Pero si prefieres una habitación colorida y viva, no puedes introducir tonos pasteles como rosa, amarillo, naranja… en textiles o en piezas envejecidas que puedes renovar tu mismo dándoles simplemente una capa de pintura y lijándolas. ¡El resultado es de lo más pintoresco!

¿Cómo decorar dormitorios en estilo rústico?

No es casualidad que el estilo rústico sea uno de los más buscados y deseados, y es que por su sencillez y su encanto inigualable, es fácil crear espacios acogedores y con mucha personalidad.

En este tipo de decoración se busca crear espacios luminosos y acogedores, por lo que la luz natural juega un papel muy importante en la decoración y puesta en escena. Es por esto que el color blanco juega un papel tan importante: hace que los espacios se vean más amplios, limpios y llenos de luz. Así mismo, te recomendamos elegir cortinas en colores claros que permitan la entrada de claridad en el dormitorio.

La cama es un elemento que toma mucho protagonismo en dormitorios rústicos y, por lo tanto, una buena forma de darle un toque único puede ser usando la cama como foco principal. Por ejemplo, una cama con base de madera será perfecta para lograr una decoración rústica, pero si no te convence esta opción, basta simplemente con añadir un bonito cabecero de madera para conseguir un efecto increíble. Para un acabado de lo más campestre, lo mejor es buscar un cabecero de madera sin pulir, que no esté altamente procesado, ya que la clave está en apostar por la madera al natural, con vetas, nudos e imperfecciones.

Elige muebles con personalidad, si tienes la suerte de tener en tus manos alguna pieza antigua de madera o hierro, como una cómoda, sillas o una mesa… ¡no te deshagas de ella! Aportará un toque muy característico a tu dormitorio, puedes dejarla con aspecto envejecido o restaurarla y pintarla en color blanco.

A la hora de elegir alfombras, ropa de cama, cojines y demás textiles, utiliza materiales naturales como el lino, el algodón o la lana, en el estilo rústico serán tus mejores aliados para aportar calidez. ¡Ah! Y que no se te olviden los pequeños detalles, añade tus flores preferidas, ya sean frescas o secas, unas fotos, cuadros o láminas y unas velas para dar ambiente.

¡Vive el estilo rústico a tu manera!

El estilo rústico muy versátil y fácil de combinar con otros como el moderno, el mediterráneo, el nórdico… No dudes en mezclar elementos de varios estilos y crear espacios llenos de encanto.

Si te han gustado nuestros consejos sobre habitaciones rústicas no dudes en registrarte en Westwing y descubre más ideas y trucos de decoración para crear una casa rústica moderna.