recibidor mármol negro con fotos

Si crees que tu recibidor pequeño no tiene arreglo, sigue leyendo. Porque por muy pequeño o estrecho que sea, seguro que hay una solución para aprovechar al máximo el escaso espacio del que dispongas. Solo hay que escoger bien los muebles de recibidor, algunos elementos decorativos para darle un toque deco y tener en cuenta alguna de las geniales ideas que tenemos para ti… Et voilà! ¡Prepárate para dar la bienvenida, con mucho estilo, con tu recibidor pequeño! 

Cómo decorar un recibidor pequeño 

La escasez de metros se combate priorizando tus necesidades diarias, teniendo las ideas muy claras de lo que quieres y lo que no y… con mucho ingenio e imaginación. Por ello, te recomendamos que antes de ponerte manos a la obra, te sientes tranquilamente y valores tus necesidades y usos que quieras darle a tu recibidor. En función de ellas, será mucho más sencillo decidir qué es lo que más te interesa a la hora de decorar el recibidor

Puedes optar por que tu recibidor sea más bien un espacio inspirador, lleno de decoración, o, por el contrario, sea totalmente funcional. Aunque no son excluyentes, pues un recibidor puede ser decorativo y práctico a la vez, siempre nos solemos decantar por un aspecto antes que otro.  

Escojas la opción que escojas, es importante no recargar en exceso este espacio. Intenta mantener la calma y el orden. Un espacio desordenado siempre se verá más pequeño de lo que en realidad es, además de transmitir una sensación poco o nada acogedora.  

Ideas y consejos para decorar un recibidor pequeño 

  • Una solución muy socorrida para decorar un recibidor pequeño es instalar una balda a modo de estante. Si la pintas del mismo tono de la pared, conseguirás que quede completamente integrada en la decoración. 

Consejo: Puedes incluir algún elemento decorativo como un espejo (para conseguir un efecto de mayor amplitud) o un gran cuadro con algún punto de luz. No olvides incluir alguna bandeja o pequeño cesto para dejar tus objetos personales como las llaves, la cartera o el móvil. 

  • Unos percheros de pared, colgados a la altura de pequeños y mayores, o uno de pie, con un ligero diseño, son suficientes para crear un pequeño recibidor. De madera o metálicos, de diferente diámetro y escalonados, simulando el tronco de un árbol… La única pega que le encontramos es que deberás ser un poco más cuidadoso y estar pendiente de que quede ordenado para no dar una sensación de caos nada más entrar en casa. 

Consejo: Puedes incorporar una balda y espejo a juego para crear un ambiente más definido o crear una composición dinámica que decore incluso sin prendas colgadas.  Perfecto para cualquier estilo, incluso para un recibidor vintage.  

  • En recibidores pequeños y estrechos, las paredes son la clave. Organiza tu recibidor estrecho como un espacio de almacenaje vertical. ¿Cómo? Fija bonitos cestos de fibra natural en una de las paredes y asigna uno por persona. De esta forma, cada miembro de la casa tendrá su pequeño espacio para depositar sus llaves, cartera, etc. 

Consejo: Otra opción es instalar un perchero horizontal donde podrás colgar las chaquetas y abrigos y debajo, un estrecho banco o baúl que actúe de banco. Con este último, podrás aprovechar el espacio, por pequeño que sea, para guardar bufandas, guantes y demás complementos pequeños.  

  • Mediante un mueble de recibidor estrecho, con las medidas adecuadas, se puede conseguir un práctico y cuidado recibidor. Al tratarse de un recibidor estrecho, el mueble será de poco fondo, pero solucionará a la perfección la decoración. Desde armarios con puertas para guardar el bolso, bolsas y alguna mochila hasta zapateros como mueble principal.  

Consejo: Aporta un toque de color con un jarrón con flores naturales, algún cuadro y velas de diferentes alturas. Tendrás un recibidor moderno muy agradable.

  • Si cuentas con un recibidor-pasillo (aquel que es estrecho y alargado), apenas necesitas un par de elementos: una balda, como la que hemos mencionado anteriormente, y una alfombra es más que suficiente.  

Consejo: Con la balda conseguirás dejar a mano tus objetos personales, mientras que con la alfombra dotarás a tu recibidor de una entidad propia.  

  • Para no recargar el recibidor, te recomendamos a toda costa evitar los muebles muy voluminosos y en tonos oscuros. Es mejor seguir una misma paleta de tonos claros y neutros en cada una de las piezas decorativas de nuestro recibidor que intentar romper esta armonía con tonos o colores más oscuros. Si lo hacemos, corremos el riesgo de recargar en exceso un espacio pequeño.  
  • No olvides el enorme poder de la belleza de lo sencillo.  Muebles ligeros, de poco fondo, baldas voladas, tonos neutros y claros, puntos de luz estratégicos… Son algunas de las claves para conseguir una mayor amplitud visual en los tan habituales recibidores pequeños y estrechos.  

Esperamos que os hayan servido algunas de las ideas y consejos que, creemos, son imprescindibles a la hora de decorar un recibidor pequeño. ¡Descubre más  consejos sobre recibidores en nuestra categoría de recibidor y pasillo

¡Es la hora de ponerlos en práctica!