¡Ya es CYBER MONDAY! ¡Consigue hasta un -70% en las ventas de WestwingNow! >

recibidor blanco con muebles vintage sillón verde

El recibidor y pasillo son zonas que, en mayor o menor medida, representan el alma de su propietario. Hay quien se identifica más con un recibidor vintage o un recibidor moderno. Al ser la primera impresión de una casa y dejar entrever la decoración del resto del hogar, es importante cuidar y mimar hasta el más mínimo detalle. Porque, como ya sabemos, cada detalle cuenta. Si quieres hacer de la entrada a tu hogar una experiencia y un lugar único y especial, apuesta por un recibidor vintage con mucha personalidad.

Cómo decorar un recibidor vintage 

¿Te gustaría conseguir una zona llena de encanto y con una personalidad arrolladora?  Decora el pasillo y recibidor vintage con aires del pasado rescatando, recuperando y reutilizando desde puertas antiguas, marcos desgastados hasta todo tipo de piezas y objetos vintage.

¿No tienes tiempo material para ir en busca y captura de tesoros antiguos o simplemente no es lo tuyo? Puedes recurrir a la gran variedad de diseños nuevos de estilo vintage que parecen, y son, auténticos tesoros del siglo XXI. 

Toma nota de las siguientes ideas que te ofrecemos para decorar el recibidor con ese aire vintage que tanto nos gusta.  

Seis ideas para decorar el recibidor al más puro estilo vintage:

  1. Apuesta por muebles decapados. 

Ya sea con un pequeño armario, un aparador o una bonita alacena de estilo vintage, serán muebles de recibidor más que suficiente para conseguir dar estilo a tu recibidor. Si tienes un recibidor pequeño, centra la atención en un solo mueble que tenga este efecto decapado y no necesitarás mucho más para triunfar.  

  1. El toque de los espejos envejecidos.  

Por suerte, contamos con una gran variedad de espejos de diseño nuevo que parecen recuperados de la casa más antigua de nuestro pueblo o ciudad. Auténticas maravillas que no solo decoran por sí solas, sino que aportan ese toque tan peculiar, 100% vintage. 

Recuerda no colocar ningún espejo enfrente de la puerta de entrada. También busca el ángulo perfecto para que tu recibidor parezca más amplio de lo que realmente es.   

  1. Bancos tapizados o mini sofás de capitoné.  

Si las medidas de tu recibidor lo permiten, puedes hacerte con un bonito banco de madera envejecida y tapizado en una tela que nos evoque a cualquier tiempo pasado (nos parezca o no mejor). También puedes optar por un sofá o incluso una de esas cómodas butacas, con acabado en capitoné. Es un acabado acolchado con hendiduras creadas por los botones que son una auténtica delicia para los amantes del estilo vintage.   

Corres el riesgo de no poder (ni querer) levantarte nunca, pero la estética será perfecta.  

  1. Lámparas con pantallas de cristal labrado o ahumado con color.  

No podemos concebir un recibidor de estilo vintage sin este tipo de lámparas. Ya sean de sobremesa, de techo o apliques, las lámparas con pantallas de cristal son sinónimo de un estilo y buen gusto que perduran en el tiempo. Pasen los años que pasen.  

El toque perfecto para conseguir esa luz tenue y evocadora del pasado que transformará el recibidor en un ambiente cálido y muy acogedor. 

  1. Decora con complementos y accesorios vintage. 

Desde material de oficina antiguo, libros y revistas de otra época, vinilos e incluso cámaras de fotos. Coloca este tipo de complementos y accesorios y traslada el alma vintage a tu recibidor.  

Si tienes espacio, puedes colocar estos accesorios en una vitrina de metal desgastado (también de estilo vintage) para que queden recogidos en un mismo espacio en forma de tesoro.  

  1. Papel pintado de flores.  

Empapela una o todas las paredes de tu recibidor con un bonito papel pintado de flores de estilo antiguo. Las flores transformarán tu recibidor de un momento a otro y, además, decorarán por sí solas creando un espacio muy personal y acogedor.  

También puedes pintar las paredes del recibidor para decorarlas o puedes utilizar alguna zona de una de las paredes para crear una composición de fotos o láminas antiguas. Una idea perfecta para lucir dichas fotos y/o láminas con unos preciosos marcos antiguos. Y si te cansas de ellos, no te preocupes. Siempre puedes renovar e ir alternando las fotos o marcos en un futuro.  

¡Y hasta aquí, nuestra lista de ideas para decorar el recibidor vintage

Sin embargo, no queremos despedirnos sin antes mencionar que el estilo vintage acepta combinaciones con otro tipo de estilos que logran crear ambientes más clásicos, actuales o incluso rústicos. Todo depende del mueble, complementos y forma en que los pongas.  

No olvides que el estilo de tu recibidor será la primera impresión que percibirá cualquier persona que entre en tu casa. Atrévete a mezclar, contrastar y combinar diferentes piezas de diferentes estilos. Así conseguiras el estilo que más te represente y con el que más cómodo te sientas. 

¡Deja volar tu imaginación!