¡Ya es CYBER MONDAY! ¡Consigue hasta un -70% en las ventas de WestwingNow! >

Pasillo pintado de azul claro con cómoda y perchero en madera oscura y lámpara blanca

¿Sabías que dependiendo de los colores que utilicemos para pintar el pasillo y recibidor de casa puede influir en nuestro estado de ánimo? El color con el que pintes tu recibidor y pasillo es clave para aportar y transmitir una sensación más acogedora, luminosa e incluso impactante. Por ello, hemos seleccionado una variedad colores y tonos, que suelen funcionar en la mayoría de los casos. ¡Toma nota de los mejores colores para pintar tu recibidor y pasillo! 

Cómo combinar los colores del recibidor 

Tanto a la hora de decorar el pasillo como decorar el recibidor, debemos tener en cuenta que estamos ante zonas de paso en las que, habitualmente, se cuenta con pocos metros y escasa luz. Sin embargo, ya no solo son importantes las dimensiones y luminosidad de estas zonas, sino también la influencia que pueden tener y transmitir los colores en nuestro estado de ánimo.  

Al ser la primera y última zona que vemos al llegar e irnos de casa, debemos cuidar hasta el más mínimo detalle. Y la paleta de colores es, cuanto menos, primordial. Por ello, hemos reunido algunos de los colores para pasillos y los colores para recibidor que pueden ayudarte y servir de inspiración en esta difícil, pero divertida, elección.  

Blanco total, un acierto seguro 

Los pasillos estrechos suelen ir acompañados de recibidores pequeños o zonas de entrada. Para darle una sensación de mayor amplitud y luminosidad, te recomendamos utilizar el blanco total. Una apuesta segura y que nunca, nunca falla. 

De esta forma, podrás aprovechar las paredes para decorar con cuadros para pasillos y darle un toque más íntimo y personal.  

  • Al ser el color neutral por excelencia, nos transmitirá una sensación de limpieza y paz. La bienvenida perfecta, ¿no crees?  

Amantes del beige, es vuestro color

Toda la gama de beiges y colores crema son perfectos a la hora de decorar tanto el pasillo como el recibidor. Acompañado por el blanco del techo, ganarás en luminosidad y frescura. Pero, si quieres conseguir un ambiente mucho más acogedor, prueba a pintar también el techo del mismo tono de beige o color crema de las paredes.  

Recuerda añadir alguna pincelada de color (como el amarillo) en elementos decorativos como un cuadro o un jarrón con flores naturales. Crearás un ambiente muy relajado y alegre que invitará a no querer salir nunca de casa.  

  • El beige es otro de los colores neutros, junto al blanco, más utilizados. Al tener un matiz muy suave, nos transmitirá calidez consiguiendo un espacio muy relajado y reconfortante.  

Apuesta por el rosa

En la misma gama de tonalidades suaves, encontramos el rosa. Hace años, el rosa cuarzo fue uno de los colores Pantone del año y a muchos de nosotros simplemente nos encantó. 

Si no te atreves a pintar todas las paredes de tu recibidor y pasillo de rosa, puedes pintar medias paredes o algún punto clave que destaque, como una puerta. 

Combinado con el blanco, el rosa empolvado hará de tu recibidor y pasillo una entrada muy delicada y con el toque perfecto de frescura.   

  • El rosa proyecta la vitalidad de los tonos rojos, de una forma más relajada y suave. Es el color perfecto si buscas esa pincelada de color y energía para tu hogar.  

Color topo, el neutro ideal

No es ni gris, ni tampoco marrón. El tono topo o también llamado recientemente, greige, es perfecto para los que no quieren dejar las paredes ‘en blanco’ y quieren apostar sobre seguro sobre una pincelada de color. Es un tono muy agradecido a la hora de hacer combinaciones con otros colores más intensos. 

Juega con alguna silla, perchero o cuadros en un verde intenso y disfruta de la alegría que desprenderá tu hogar.  

Colores intensos para ganar personalidad 

Pinta de colores intensos ambas zonas de paso y moderniza tu recibidor y pasillo. Puedes pintar las paredes de un gris o azul intenso con los que crearás un ambiente envolvente y hacer elegantes combinaciones con materiales, como la madera, y determinadas piezas de color, como una alfombra estampada o algún cojín. ¡Conseguirás un ambiente muy personal y con mucha fuerza! 

  • Los colores grises aportan carácter y confianza, mientras que el color azul es el más popular entre los colores fríos. Añade algún color para que tu entrada parezca más grande y acogedora.  

¿Te atreves con el negro? 

El negro, en su justa medida, puede sorprendernos muy gratamente a la hora de pintar alguna de las paredes de nuestro recibidor y/o pasillo. Eso sí, combínalo siempre con blanco para ganar luminosidad y no volverlo más oscuro.  

Si te atreves a utilizarlo, te recomendamos que pintes toda una franja a la altura de los colgadores. De esta forma, a la larga conseguirás evitar las indeseadas e inevitables manchas que se producen en esta parte de la pared por el roce de los abrigos, chaquetas, etc.  

Combína el negro con dorados detalles en las paredes o accesorios para un look muy sofisticado.

Consejo: Recuerda que si eliges el mismo color para el recibidor como para el pasillo, crearás una sensación visual de mayor amplitud al darle ese toque de continuidad.  

¡Esperamos que os haya gustado (y ayudado) nuestra pequeña selección de colores para pintar tu pasillo y recibidor

¡Al pintar el pasillo, apuesta por decoración colorida a juego!