salon rustico

Si eres un apasionado de la estética de los años 40, 50, 60 y 70 pero con un toque campestre, en Westwing te mostramos cómo poner en práctica la mezcla entre ambos estilos para lograr un salón rústico vintage de ensueño. Con los consejos y las ideas de estilo de nuestros expertos en interiorismo, puedes crear un espacio espacio íntimo y personal, que hable de ti y refleje toda tu personalidad. ¡Te damos todas las respuestas! 

4 Trucos para decorar en estilo rústico vintage

El estilo rústico vintage es una combinación perfecta que une lo mejor de la decoración rústica del pasado con un toque campestre, natural y muy hogareño. El estilo rústico por su parte aporta la delicadeza, calidez y sensación de hogar, el estilo vintage nos trae piezas de otras épocas con mucho encanto, una bonita manera de darle vida a muebles y detalles que han pasado de generación en generación y que tienen historia.

El objetivo es conseguir crear un espacio que una lo mejor de ambos estilos. ¡A continuación te damos todas las claves para creare un salón rústico vintage con mucho estilo!:

  1. Muebles de madera: Los muebles de madera son los auténticos protagonistas de los salones rústicos, para darle un toque vintage, combina algunos muebles de líneas más sencillas con otros antiguos o renovados que incluso pueden ser de algún color más vivo para dar un toque llamativo y más romántico.
  2. Apuesta por los estampados: Los estampados lo pueden faltar. No tienen por qué ser con motivos florales, también pueden ser de formas geométricas o con texturas. Utilízalos en cojines, cortinas, alfombras, tapizados para sillas, sillones… Incluso puedes ser un poco más atrevido incorporando una pared con un papel pintado estampado.
  3. Materiales: Además de la madera es habitual usar otros materiales como el mimbre, la forja, el lino, el algodón e incorporamos latón, el hierro y el juego entre fibras naturales como sintéticas.
  4. Flores y plantas: Son indispensables en ambos estilos. Si escoges flores silvestres o secas, además de durar más, conseguirás un efecto más pintoresco y de casa de campo.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Muebles para salones de estilo rústico vintage

Opta principalmente por muebles de madera, tanto en tonos claros como oscuros, todo dependerá del color que hayas escogido para las paredes. Si tus paredes son blancas puedes crear contraste con tonos de madera más oscura, pero si las paredes son por ejemplo de piedra o ladrillo, puedes escoger tonos más claros y mezclarlo con otros muebles blancos con algún toque en color negro.

No dudes en usar materiales como el hierro forjado, el metal y las texturas naturales en complementos como lámparas o en el acabado de los muebles como en las patas de la mesa o las sillas.

Incluye piezas vintage. Pueden ser antiguas reliquias familiares a las que volver a dar vida, muebles con historia que pasan de generación en generación y que van cargados de historias y de significado. Puedes restaurarlo tu mismo para darles un toque más fresco: sillas, sillones, sofás, mesas de centro, un baúl, cómodas… También puedes encontrar muebles vintage en rastros o incluso en tiendas, que por su gran demanda han optado por diseñar muebles con estilo desgastado.

Escoge muebles con acabados redondeados y formas coquetas, con colores que llamen la atención y destaquen sobre del resto de la decoración, pero sin abusar de ellos.  No te recomendamos recargar demasiado el espacio con muchas piezas antiguas o demasiado llamativas, es más práctico elegir algunas que servirán para dar el toque de personalidad al tu salón rústico vintage, y que el resto de muebles sigan unas líneas más simples para no distraer.

Los colores que mejor combinan con el estilo rústico vintage

Si vas a empezar a decorar tu salón en estilo rústico vintage o quieres darle un toque diferente a uno ya existente, estos son los colores que no pueden faltar. ¡Toma nota!

  • Blanco: Este color es la base desde la que debes partir. Pinta paredes y techos de este color y utilizado también en muebles y detalles.
  • Colores pasteles: Son una de las características principales del estilo vintage y también es utilizado en el rústico para crear espacios más delicados y coloridos. No dudes en introducirlo en textiles, como cojines, mantas, cortinas, alfombras… como en muebles restaurados de estilo vintage o retro.
  • Amarillo mostaza: Un color que está en tendencia y que sirve para crear contrastes, es muy versátil y aporta el punto de calidez y equilibrio perfecto par este tipo de estilos. Puedes añadirlo al tono de las sillas, sillones o si eres más atrevido incluso en el sofá.
  • Marrón: El rústico y el vintage lo utilizan como uno de los colores principales de su abanico. Es un color que recuerda a la naturaleza y a los bosques, y a la vez es un plus para dar un aspecto envejecido y elegante a muebles y detalles como jarrones o lámparas.
  • Verde y azul: Dos colores que inspiran naturaleza y que van a la perfección con este estilo de decoración. Muy útil sobre todo para decorar textiles.

Detalles que marcan la diferencia

Es posible que no te guste tener un salón demasiado sobrecargargado con muchos muebles robustos y piezas desgastadas o con colores. Es más sencillo elegir unos muebles de líneas más finas y de colores discretos, excepto alguna pieza como el sofá o una estantería que acapare la atención y de le el toque de carácter a la estancia, y añadir los toques con distintos detalles que le aporten la personalidad y el aire rústico vintage. Te damos algunas ideas:

  • Llena la librería de libros de ediciones antiguas con cubiertas de cuero de distintos colores o texturas.
  • Utiliza candelabros u objetos de cobre en tonos marrones y dorados, le darás un toque muy sofisticado y elegante.
  • Espejos con marcos envejecidos.
  • Una bicicleta antigua decorada con flores silvestres.
  • Lámparas de techo de mimbre y velas para crear ambiente.
  • Baúles de madera.
  • Jarrones de formas originales en tonos pastel con flores secas.
  • No te olvides de los textiles: alfombras cozy, cojines de distintas texturas, colores y estampados, cortinas…

¡Decídete por un salón rústico vintage!

Si te han gustado nuestros consejos, no dudes en crear tu propio salón rústico vintage, cálido, acogedor, con historia y, sobre todo, con toda tu personalidad. Descubre los baños rústicos vintage y dale un aire especial a toda la casa. ¡Inscríbete en el club de compras de Westwing! Tendrás acceso a las mejores ideas y consejos para decorar tu casa con estilo.