baño rustico vintage

La moda es circular y lo retro siempre vuelve. Actualizado, eso sí. Aunar lo antiguo y hacer que luzca con aspecto renovado es tendencia. Lo rústico y lo vintage se dan la mano en todas estas propuestas de cuartos de baños que hemos seleccionado para ti desde Westwing. Te conquistarán los baños rústicos vintage por su combinación única de madera, piedra y metal con toques muy personales y acabados retro. Un resultado que no te esperas y querrás copiar al instante. Llénate de inspiración y lleva la mejor decoración a tus momentos de relajación en la bañera.

Baños rústicos vintage con una insólita bañera

Introducir el elemento vintage dentro de este estilo y hacerlo con acierto se consigue en muchas ocasiones eligiendo una pieza de diseño única. Cuanta más protagonismo adquiera en el baño, mejor, y lo cierto es que en lo que a baños rústicos se refiere la bañera es el elemento clave. Por ello, será todo un acierto emplear un objeto reutilizado, como un bebedero, o hacerse con una elegante bañera antigua que robe todas las miradas.

Los complementos también juegan un importante papel en esta ocasión: las encimeras de madera maciza y los detalles en latón en tiradores y elementos decorativos se encargan de generar el efecto perfecto.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Baños rústicos vintage en medio de la ciudad

No tienes que renunciar a todo el confort de lo rústico por mucho que tu piso esté situado en medio del mundanal ruido. Muy al contrario, tomar elementos de este estilo te ayudará a configurar poco a poco ese oasis de relax que estás buscando.

En los baños rústicos vintage que se ubican en un contexto urbano nos encanta aportar un toque más moderno y actual e inclinarnos hacia el estilo industrial. Los techos altos, los espejos con marcos metálicos de grandes dimensiones presidiendo el lavabo, la madera vintage blanca y el mobiliario industrial en metal y líneas rectas combinan a la perfección con las propuestas más tradicionales a las que nos tiene ya acostumbrados el estilo rústico.

¿Cómo agregar los materiales del estilo industrial al cuarto de aseo? Hazlo en las encimeras, en los tablones y hasta en los biombos que se transforman en paredes de cristal. ¿Te gusta el resultado tanto como a nosotros?

Baños rústicos vintage con grifería antigua

Oh, sí: algo capaz de traernos de inmediato el sabor del pasado y hacerlo con mucho estilo son los glamurosos acabados antiguos. Sitúalos en grifos y tiradores y verás qué espectáculo cuando los combinas con la madera envejecida que le sienta igual de bien a lo rústico y a lo vintage.

Un lavamanos rústico en madera o metal o, incluso, una bañera antigua que puedes hacer tú misma recuperando una pila en desuso le darán un aire retro inconfundible. Conjuga, sin miedo, esas piezas que son antiguas y resultan actuales a su vez.

Si quieres completar la estampa añadiendo un efecto shabby chic, agrega flores tanto en jarrones como en los motivos de los textiles y los tapizados.

Baños rústicos vintage en piedra

Un toque de efecto auténtico en este tipo de baños es dejar una de las paredes en crudo, con materiales que se muestran en toda su rudeza como la piedra. El contraste con la calidez de las alfombras y los elementos decorativos en mimbre genera ese efecto “guau”.

La piedra, con mucha sabiduría, también puede triunfar aplicada a otros elementos como el lavabo. Una pieza elegante y resistente que es un alegato al buen gusto por sí mismo.

Nos encanta el efecto de sofisticación que este conjunto consigue y las texturas que la piedra nos regala allá donde se ubica.

Baños rústicos vintage con suelos sorprendentes

En pavimentos no está todo dicho. Sobre todo si nos atrevemos con la fusión rústica y vintage en nuestro baño. El suelo porcelánico es una excelente opción cuando buscamos un material con la capacidad de imitar la madera y más funcional y resistente en su limpieza diaria y ante las humedades típicas de este espacio de la casa.

Además, la diversión está servida si eliges una cuidada selección de motivos: suelos con mosaicos y motivos geométricos, duchas con azulejos a juego y muebles muy retro que rematan la armonía del ambiente.

Baños rústicos vintage sin bañera

No nos hemos vuelto locos: esta opción es tendencia, sobre todo en baños rústicos de pequeñas dimensiones. Y es que no es obligatorio contar con una amplia bañera vintage para conseguir el efecto propio de este estilo. En ocasiones, basta con una ducha acristalada que deje entrar la luz y armonice con el conjunto. Atrévete a prescindir de cortinas y apuesta por un espacio diáfano para un efecto aún más amplio y natural.

Baños rústicos vintage con un áurea inconfundible

Si hay algo que define este estilo decorativo es lo personalísimo que resulta. Son aquí los pequeños detalles los que suman y triunfan a la hora de ir configurando el espacio poco a poco. Por ello, dejar que asome un sutil desgaste en todos los elementos elegidos para acabados y mobiliario será todo un acierto. El auténtico “deterioro” delicadamente estudiado que tanto nos gusta de lo vintage.

La belleza de los acabados desgastados es sencillamente irresistible y, en muchas ocasiones, ni siquiera percibimos que está operando. ¿Verdad que te has quedado fascinado muchas veces tratando de averiguar cual era el secreto decorativo de este estilo? ¡Ahora ya tienes la respuesta!

Un efecto de pintura desconchada y envejecida en los baúles de almacenaje o en los marcos de madera que flanquean los espejos del baño, la rudeza de los materiales en bruto, las vigas de madera al natural que quedan expuestas sin tapujos y elementos de decoración rústica que no tratan de ocultar el paso del tiempo sobre sus superficies. El secreto mejor guardado de los baños rústicos vintage que nos fascinan estaba justo ahí. Ha llegado el momento de ponerlo en práctica y hacerlo muy nuestro. Con estos consejos de decoración, estamos seguros de que el baño pasará a ser tu nuevo rincón fetiche en el hogar.