terraza-rustica-madera

La terraza de tu hogar puede ser el lugar perfecto para el estilo rústico, ya que es probable que sea el único espacio que esté en contacto con la naturaleza y el exterior. Además, este estilo decorativo tiene una combinación de colores, materiales y texturas que encajan a la perfección en cualquier zona abierta, capaz de brindar un look muy acogedor y único para disfrutar al aire libre con amigos, familia o incluso relajarse en soledad. En Westwing queremos que descubras las claves para decorar terrazas rústicas de la mano de los mejores interioristas, para sacarle el máximo partido y crear un lugar acogedor fiel a tu estilo.

6 consejos para diseñar terrazas rústicas

La decoración rústica es una de las más utilizadas para exteriores, no solo en casas rurales, sino también en zonas urbanas y grandes ciudades. La clave de este estilo está en buscar el equilibrio entre los elementos que nos recuerdan a la naturaleza, con otros más prácticos. Por eso, si buscas crear en tu terraza exterior un espacio relajado, hogareño y natural, no te pierdas nuestros consejos:

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Perfectos imperfectos

El estilo rústico es tu mayor aliado para sacar partido a aquellos “imperfectos” de tu hogar: Vigas a la vista, pinturas o materiales originales, molduras, contraventanas de madera envejecida… Todos estos elementos son la base fundamental del estilo y son clave para conseguir una decoración única y con mucha personalidad. Lo esencial es que encuentres cuales son los puntos fuertes de tu terraza y los potencies. 

Materiales

Lo más habitual en espacios de estilo rústico es encontrar paredes o elementos de piedra o madera. Pero… ¡No te olvides de las texturas naturales! Ya que serán tu mayor apoyo para crear ambientes cálidos. El mimbre, el ratán, el algodón y todo tipo de fibras naturales conseguirán hacer de cualquier espacio un lugar con mucho encanto.

Madera oscura para terrazas rústicas

La madera siempre está presente tanto en suelos y paredes, como en el mobiliario y otros elementos estructurales y decorativos. Los tonos más oscuros conseguirán dotar a tu terraza de un look muy elegante y campestre. Eso sí, no te olvides de combinarlo con paredes u otros muebles de colores claros como el blanco, que consigan aportar luminosidad y elevar la decoración total de tu terraza rústica.

Muebles desgastados

No deben faltar en tu terraza algunos muebles de aspecto desgastado y piezas únicas con historia. La clave es mezclar algunos muebles envejecidos con otros de líneas simples para que el espacio no se sature. Si no tienes ningún mueble con estas características, siempre puedes encontrarlo en un rastro o incluso hacerlo tu mismo aplicando, por ejemplo, una pintura a la tiza o lijándolo y añadiendo una capa pintura.

Flores y plantas

Esenciales para crear un espacio natural. Puedes colocar delicadas flores o algunas plantas o mini árboles, dependiendo del espacio que tengas en la terraza. Por supuesto que si buscas ideas para decorar terrazas grandes, los mini árboles son para ti. ¡Conseguirás ese toque rústico al instante!

Accesorios para terrazas rústicas

Relojes antiguos, mecedoras, cuadros, jarrones, espejos, jaulas de pájaros, baúles, flores silvestres… Son solo algunos de los accesorios que puedes incorporar para decorar con estilo una terraza rústica.

Decorar terrazas rústicas con sillas colgantes

¿Quién no ha soñado con tener un columpio en casa? Son súper decorativos y además favorecen el equilibrio, la creatividad y son relajantes. A medio camino entre el columpio y la hamaca, las sillas colgantes son capaces de dotar de personalidad tu casa, ya que son las auténticas protagonistas de cualquier estancia donde estén ubicadas. Por eso, si estás pensando en introducir un elemento original en tu terraza rústica y no quieres creer en los recursos típicos, esta opción puede ser perfecta para ti.

Puedes encontrar muchas opciones diferentes, pero vamos a dividirlas en dos tipos distintos. Por un lado, puedes optar por aquellas que quedan suspendidas al colgarlas de una viga o del techo. En este caso, debes de tener en cuenta que el lugar al que esté sujeta la silla colgante tiene que ser bastante estable y resistente al peso. Por otro lado, encontramos las sillas en forma de huevo, estas suelen ser más grandes y tienen una base de apoyo, por lo que no van colgadas de ninguna parte. Si añades unos cojines y una manta de tejidos naturales puedes conseguir un acabado muy cálido y acogedor, sin duda se convertirá en un espacio del que no querrás salir. Puedes encontrarlas de diversas formas y materiales, pero para dar un el toque rústico, mejor opta por la madera o el mimbre trenzado.

Sillas de forja para terrazas rústicas

Sin duda, el hierro es uno de los materiales más representativos del estilo rústico y es por ello que, unas sillas de forja pueden ser una opción muy decorativa para terrazas rústicas. Este tipo de sillas tienen numerosas ventajas: son perfectas para exteriores ya que llevan un tratamiento de pintura que las hace resistentes a cualquier condición climática y además requieren de poco mantenimiento.

Opta por sillas con líneas suaves, que te recuerden al rústico más mediterráneo. Puedes escogerlas de algún color neutro como el negro y el blanco, optar por un conjunto de sillas coloridas que aporten un toque de alegría al espacio o incluso elegir colores óxidos, muy versátiles y fácilmente combinables con muebles de madera. Además, puedes acompañarlas de unas mesas rústicas para completar el look.

Los cojines son un must si te decides por las sillas de forja. Son imprescindibles para dar comodidad al espacio y, además, si los escoges de distintos tonos o de texturas naturales, puedes hacer que el look cambie y darle un toque desde lo más delicado hasta lo más alegre y colorido.

Distintos estilos rústicos para tu terraza

Si eres fanático del estilo rustico, pero te gusta combinarlo de acuerdo a tendencias, estaciones del año o simplemente actualizarlo con piezas nuevas que vas consiguiendo, te traemos tres formas de combinarlo.

  • Rústico industrial: Combina la madera y las fibras naturales con otros elementos y materiales más modernos como el plástico, el aluminio o el metal. Combina el blanco con tonos grises, marrones, beiges, mostaza o tonos pasteles. La clave está en conseguir el equilibrio perfecto entre lo rústico y lo moderno.
  • Estilo rústico chic: Opta por colores más claros, como se trata de un estilo más relajado y fresco, debe apoyarse en colores que aporten luz. Mezcla tonos pastel y otros más vivos para dar contraste y añade flores y plantas, tanto en jarrones como en estampados para textiles. No se trata de convertir tu terraza en un escenario salvaje sino de crear la versión más romántica que puedas para este espacio.
  • Rústico nórdico: La unión de la calidez del rústico con la luminosidad del nórdico da lugar a un ambiente familiar y acogedor. Par lograrlo utiliza el color blanco como base y combínalo con muebles de madera. Incluye alguna nota de color a través de los textiles o pequeños detalles y crea un espacio lleno de encanto. Lo más importante es que no sobrecargues la terraza, por muy amplia que sea, añade solo aquello que realmente cumple una función y sea útil. No decores por decorar.

¡Añade un toque rústico a tu terraza!

Si te han gustado nuestros consejos para decorar una terraza rústica con mucho estilo, no te pierdas todas las propuestas de Westwing para conseguir resultados únicos para cualquier estancia de tu hogar, ¿te las vas a perder? ¡Sigue leyendo nuestras ideas para decorar terrazas y prepárate para sorprenderte!