Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

salon en verde salvia

El campo de la decoración ha dado la bienvenida a un nuevo color de moda: el verde salvia. Gracias a su sofisticación, el “greenery” se ha hecho un hueco en nuestros hogares en muebles y textiles desde 2017. Su marca de distinción es su aspecto verde, un tanto grisáceo, discreto y cálido. ¿Quieres saber cómo puedes añadirlo en tu casa? Fíjate en las siguientes ideas para hacerlo correctamente.

Efectos de color

El verde refleja esperanza, satisfacción, vitalidad, naturaleza, y algunos rasgos más, todos bastante positivos a partir de lo que se dice desde la teoría del color. Debido a esto, observamos el verde en numerosos lugares, en nuestro día a día, que deben vincularse al bienestar. Sin embargo, muchas personas no saben cómo utilizar y combinar el color verde. El color salvia entra dentro de esta gama cromática y, por tanto, también desprenderá relajación y calma, lo que nos llevará a emplearlo en lugares como el baño, el dormitorio o el salón, donde buscamos precisamente eso.

Junto con colores claros, el efecto es muy natural. Por ejemplo, el blanco y el beige consiguen llenar de armonía cualquier espacio en el que se utilicen. El blanco y el verde salvia equilibran bastante la atmósfera de la habitación decorada; aportan frescura y renovación. Te aconsejamos que añadas un tercer tono para complementar y aportar una ligera intensidad, como el naranja o un tono más próximo a la terracota o el albaricoque. Con respecto al beige y el verde salvia, podemos decirte que unidos, y en materiales como el lino, la rafia, el cuero o la madera, son una elección perfecta y deslumbrante.

Ideas para incorporar el verde salvia

Como has comprobado, este verde combina muy bien con tonos neutros. Además de su combinación, es importante que sepas integrarlo para no perder ni un ápice de su versatilidad. Anota lo siguiente:

  1. Paredes. Aunque no te lo creas, este color está ganando mucho terreno en la decoración de habitaciones infantiles. Su carácter suave es una opción idónea para que los niños descansen bien. Al ser un tono claro, genera una sensación óptica de mayor amplitud, y permite su combinación con colores más vivos. Asimismo, el salón también mejora mucho cuando se añade este verde: puedes pintar únicamente una pared para darle un punto moderno. Los papeles pintados funcionan del mismo modo. Además de en las paredes, coloca elementos ornamentales con este color (como alfombras, jarrones, cuadros, etc.) para completar el look. Unas banquetas o unos cojines de diferentes estilos son otra solución decorativa bastante adecuada (en tonos turquesa o tierra, con estampados étnicos o tropicales, grandes o pequeños…).
  2. A la mesa. Elegancia y espectáculo para los sentidos. Añade unas servilletas de lino en verde salvia, a juego con una vajilla, y cierra esta decoración de mesa con un jarrón de cristal basado en el mismo tono. Con eucalipto fresco, por ejemplo, conseguirás una frescura final más que deseada.
  3. Cocinando en verde. Por último, debes saber que no solo las zonas de descanso de la casa funcionan bien con el verde salvia: la cocina adquiere un aire moderno y renovado con este color. En las encimeras, en la pared, en los muebles o incluso en los accesorios, notarás un cambio importante si lo añades. Algo tan sencillo como un cuenco con tomates rojos, frescos y hermosos romperá la neutralidad del verde y elevará tu cocina a otro nivel.

Ahora que has aprendido qué efectos tiene este tipo de verde, y cómo puede incorporarse en tu casa en combinación con otros colores, ya sabes que no necesitas renunciar al descanso para seguir siendo elegante.