Lo conocemos como un estilo de decoración muy acogedor, cercano y amante de la naturaleza: el estilo casa de campo o estilo cottage. Y son precisamente estas características las que ahora están más que de moda de nuevo, incluso en la gran ciudad. Lo mejor de todo: con materiales naturales, colores claros y algunos accesorios juguetones, tú también puedes llevar el idilio y la desaceleración a tu casa en un abrir y cerrar de ojos. Por ello, respondemos aquí a las preguntas más importantes: ¿Qué caracteriza al estilo de las casas de campo? ¿Qué colores, muebles y piezas de decoración son realmente imprescindibles? ¿Y cómo se puede interpretar el estilo popular de forma moderna? Descubre los consejos de nuestros expertos en interiorismo y déjate inspirar.

¿Qué es el estilo de casa de campo? Los elementos clave

Antes de mostrarte cómo puedes incluir el campo en tu casa con el mobiliario adecuado, nos gustaría primero aclarar la cuestión: ¿Qué es el estilo cottage y qué lo distingue de otros estilos?

¿Qué es lo típico del estilo de las casas de campo?

En nuestra ajetreada vida cotidiana, cada vez anhelamos más la desaceleración, la sostenibilidad y el descanso en nuestro espacio privado. Queremos que el olor de los prados y los bosques, la belleza de las coloridas flores silvestres y el sabor de la fruta madura, esté presente incluso en las zonas urbanas.

Si no quieres comprar una segunda vivienda en el campo, deberías fijarte en el estilo de las casas de campo. Vida acogedora es la palabra mágica aquí. Porque el mobiliario de las casas de campo crea más conciencia de valor, sociabilidad y naturalidad. El resultado es un encanto rústico en el que nos sentimos inmediatamente como en casa.

Amueblar en estilo casa de campo: ¡así se hace!

¿Quieres un soplo de aire fresco del campo en tu casa? A continuación, te mostraremos cómo amueblar tu casa con un acogedor estilo campestre. Con nuestras ideas de colores, materiales y muebles, puedes convertir incluso una casa en medio de la ciudad en un lugar idílico y relajante. Ahora te revelamos las ideas más bonitas para vivir al estilo cottage.

Los materiales perfectos para el estilo de una casa de campo

Aquí el nombre lo dice claramente. Porque el entorno rural también ha inspirado el estilo de las casas de campo: La madera, el cuero, la piel, pero también el ratán, la piedra, la cerámica y el barro son muy típicos. Por lo tanto, las superficies son bastante ásperas y naturales. Por eso, los muebles y los accesorios del hogar pueden mostrar signos de uso: las antigüedades y los objetos de segunda mano están muy presentes en este estilo.

En cuanto a los textiles para el hogar, el algodón y el lino son también muy comunes. La artesanía también es muy popular: ¡apuesta por armarios y otros muebles con detalles torneados o tallados!

Los colores naturales se adaptan al estilo campestre

Distintos tipos de madera, mucho blanco, crema y tonos tierra neutros como el beige y el marrón son característicos del estilo de las casas de campo. Con ellos, llevamos la naturaleza a nuestros hogares. Resulta aún más refrescante cuando se combinan con suaves acentos de color en verde, rojo o azul. Así podrás cambiarlas una y otra vez y decorar tu casa de una forma completamente nueva.

Nuestro tono favorito actual: el delicado verde lima. Este tono evoca la frescura en el interior sin ser demasiado llamativo. Pero otros tonos pastel, como el rosa empolvado, el amarillo claro y el azul bebé, también quedan muy bien en los interiores de las casas de campo. De este modo, nuestra casa se convierte en un maravilloso e idílico oasis de calma en un abrir y cerrar de ojos.

Sigue leyendo: ¿Te gustan tanto las pieles acogedoras como los tonos de madera oscuros y rústicos, pero no quieres prescindir de un poco de lujo? Entonces el estilo de chalet de lujo es justo lo que necesitas.

Patrones y estampados para el estilo de la casa de campo

Además de uno o dos acentos de color, los patrones y los estampados también son imprescindibles para el look campestre. Lo mejor es optar por variantes tradicionales como las rayas, los cuadros o los motivos florales. Las flores crean un ambiente acogedor y familiar. Los cuadros y las rayas, en cambio, pueden ser de colores algo más fuertes, como el azul oscuro o el rojo. Estos forman un bello contraste con los tranquilos tonos naturales.

Diseño de paredes en country chic: colores, cuadros, papel pintado y co.

Las baldosas, el ladrillo y las paredes con paneles de madera en blanco son los principales elementos del estilo de la casa de campo. Esto crea un aspecto especialmente tradicional. Si no te apetece hacer muchas reformas, también puedes utilizar papel pintado con el mismo aspecto. Las paredes sin enlucir también ofrecen interesantes contrastes para los muebles de estilo rústico.

Si, por el contrario, prefieres elegir un color para las paredes, deberías apostar de nuevo por los tonos tierra claros. Pinta tus habitaciones de un beige o marrón tranquilo, por ejemplo. A continuación, utiliza cuadros y lienzos a juego para añadir más color a la habitación.

Este es el mobiliario perfecto para una casa de campo

Ya sean mesas de comedor, cómodas, camas, etc: para llevar el estilo de la vida sencilla del campo a tu casa, los muebles de madera maciza son un must-have. Fabricados con maderas como el pino, el roble, el abedul o la teca, los muebles de madera también pueden pintarse de blanco o decaparse.

Los muebles tapizados deben ser sobre todo cómodos y las fundas deben ser de algodón o lino. Pueden tener formas redondas y diseños florales. Las fundas también son imprescindibles en el estilo cottage.

Si te gusta el romanticismo, también puedes integrar en tu interior muebles de estilo Shabby Chic. Los muebles de este estilo tienen bordes con pintura descascarillada, superficies de madera envejecida y metal oxidado. También son comunes las mezclas de estilos: ¡atrévete a combinar una mesa de madera de casa de campo con sillas de diseño moderno de estilo escandinavo, por ejemplo! De este modo, no correrás el riesgo de que tu mobiliario parezca demasiado recargado.

El suelo en el estilo cottage

Lo ideal es que el suelo del interior de una casa de campo sea de madera. En la clásica casa de campo, los suelos rústicos crean un ambiente acogedor. El estilo de casa de campo escandinava, por el contrario, se nutre de suelos de colores claros, como el parqué claro, el laminado o las tarimas. Si amueblas tu casa al estilo rural franco-marítimo, los suelos de piedra o las baldosas de terracota son una buena idea.

Consejo: A veces no se tiene la oportunidad de rediseñar completamente el suelo. Para que siga encajando en el conjunto, puedes ocultarlo con alfombras mullidas y pieles.

La decoración adecuada para una casa de campo: nuestros 7 favoritos

El mobiliario de estilo clásico de casa de campo cautiva con líneas redondeadas, muebles rústicos y colores agradables. Los matices claros y naturales se combinan con materiales naturales como la madera, la piedra, la arcilla, el lino o la lana. Estos elementos también son adecuados para la decoración. Estos accesorios se encuentran entre nuestros favoritos para la decoración estilo cottage:

  1. Espejos: Da protagonismo a tus muebles con espejos de pared bien colocados.
  2. Luz indirecta: Por la noche, las velas y la luz cálida crearán un ambiente acogedor.
  3. Textiles estampados: los motivos florales, pero también los tradicionales, como los cuadros, las rayas y los lunares, adornan manteles, cortinas y otros textiles para el hogar.
  4. Flores: ¡crea una auténtica sensación de casa de campo con flores frescas! Quedan muy bien en jarrones y macetas de arcilla, cobre o zinc. También añaden acentos de color al conjunto.
  5. Accesorios de cocina delicados: Para dar al ambiente la ligereza necesaria, utiliza una vajilla en un tono suave. Los utensilios de cocina tradicionales también subrayan el encanto de la casa de campo.
  6. Atrae la atención con colores pastel: crea una base en la que predomine un tono neutro. A continuación, ponga preciosos acentos en su casa con frescos tonos pastel. Pueden ser cojines decorativos, cortinas o una manta de lana, por ejemplo.
  7. Cuencos decorativos: Los bellos cuencos decorativos también quedan muy bien como llamativos colores en el sofá o en la mesa auxiliar. Los accesorios para el hogar también se pueden reorganizar o intercambiar una y otra vez según su estado de ánimo.

Consejo: recuerdos de viajes, las piezas de segunda mano de mercadillos o las fotografías en blanco y negro refuerzan el aspecto vintage y aportan un toque personal a tu casa.