sofá y jarrón blanco y mesa de madera

La madera es un material que se adapta a cualquier estilo decorativo, tanto en el interior como en el exterior. Conocer los tipos de madera que hay es importante ya que cada madera tiene distintos usos y requiere a su vez diferentes cuidados. Gracias a la madera podemos hacer desde muebles, hasta suelos, pasando por estructuras, y tanto para interior como exterior. Además, la madera natural es un material de moda que da muchas posibilidades. Descubre todo lo que puedes hacer con la madera en casa y conoce algunas de sus variedades.

Clasificación de la madera

La madera natural es única. No hay dos muebles iguales de madera. El color, la textura, e incluso la resistencia varía de una madera a otra. Pero sí podemos hacer una división por tipos de madera según su origen.  

Maderas de especies frondosas

Las maderas de especies frondosas se suelen encontrar en árboles procedentes de Europa y el norte de América. Suelen ser maderas duras y se utilizan para construir estructuras y muebles de mayor calidad. Hablamos de maderas como las de cerezo, castaño, fresno, roble, nogal y haya.

En cuanto a los colores de la madera, es el tipo de maderas en el que hay una mayor variedad; y van desde el maderas oscuras como el nogal, de un marrón oscuro, hasta el rojizo del cerezo o hasta el claro de la madera de haya o de roble.

Maderas de coníferas

Las coníferas son maderas blandas y ligeras, muy fáciles de trabajar. Resultan más económicas que las frondosas, y por ello se usan para muebles como tableros que luego se chapan con otro tipo de madera. Hablamos de árboles como el abeto, el cedro o el pino, todos de madera de color claro.

Maderas tropicales

Las maderas tropicales son originarias de Asia, África y Sudamérica. Son maderas duras y muy resistentes, incluso en el exterior. Algunas de las más conocidas son la madera de ipé, teca, wengué, sapelli, iroko… Todas son maderas duras que se utilizan principalmente como maderas para exterior para tarimas, pérgolas, etc.

Diferencias entre madera maciza, madera auténtica y chapa de madera

Es cierto que puede haber cierta confusión entre los distintos tipos de madera. Una de las preguntas más frecuentes es ¿cuál es la diferencia entre la madera maciza, la madera auténtica y la chapa? Sin embargo, en realidad sólo se trata de diferencias en cuanto a las posibilidades de uso y procesamiento de las maderas. A continuación, te explicamos brevemente las diferencias y cómo puedes reconocer su calidad.

Madera maciza

Los muebles de madera maciza se fabrican con la misma madera maciza de principio a fin. Por un lado, esto los hace muy robustos y resistentes, pero al mismo tiempo crean un ambiente natural en la habitación donde se coloquen.

El macizo parcial es cuando sólo los frentes visibles de un mueble son de madera maciza, pero el interior es de aglomerado, por ejemplo.

Cuando hablamos de madera maciza hacemos referencia a las tablas aserradas directamente del tronco de un árbol, que pueden ser procesadas de muchas maneras. Las tablas se suelen cortar en tiras y se vuelven a pegar en sentido contrario al del crecimiento, lo que las hace todavía más resistentes.

Los tableros de madera maciza se mezclan a menudo con otros tipos de madera maciza para fabricar muebles. Además, los trozos sobrantes se suelen pegar para formar grandes tableros que se utilizarán posteriormente.

Una de las mayores ventajas del uso de la madera maciza es que es ecológica durante todo el ciclo de vida del mueble. Son estables y, dependiendo de la madera, también son resistentes a la intemperie, duraderas y convertibles y reciclables, ya que se pueden volver a lijar y reacondicionar tantas veces como se desee.

En cambio, la madera maciza puede deformarse, agrietarse o decolorarse según el tipo. Pero ¿no es precisamente esto lo que hace que los muebles de madera natural sean tan especiales?

Chapa de madera

En cuanto a la chapa de madera, esta se define como finas láminas de madera obtenidas directamente del tronco del árbol mediante corte, pelado o aserrado. Dichas finas láminas de chapa de madera se colocan encima de los tableros portantes como capa frontal.

Al igual que la madera maciza, las chapas son únicas, pero en comparación son mucho más productivas que la madera maciza, pues de un metro cúbico de madera se pueden producir unos 1500 metros cuadrados de chapa. Algo que convierte la chapa de madera en un material especialmente sostenible.

Al mismo tiempo, el encolado en los tableros de soporte le confiere estabilidad dimensional y evita que se deforme o se agriete.

Madera auténtica

Por último, hablamos de madera auténtica cuando toda la superficie es del mismo tipo de madera. Una pared de salón de madera maciza es de madera auténtica, pero un mueble chapado también puede ser de madera auténtica si este está hecho de la misma madera.

Nuestros muebles de madera maciza favoritos

Maderas industriales

Como ya hemos visto, existen distintos tipos de madera. Los muebles de madera maciza son muy populares, y recientemente la tendencia raw en la que el tipo de madera protagonista es la madera sin tratar, encontramos también decoraciones con troncos de madera. Sin embargo, debido a los elevados precios de la madera natural, han surgido otras alternativas.

Podemos encontrar muebles con distintos tipos de madera ya que la madera también se puede conseguir con otros métodos. Hoy en día se puede conseguir madera más asequible y realizada bajo procesos químicos. Existen varias opciones. Te contamos algunas de las maderas industriales que se pueden encontrar en el mercado:

Contrachapados

Los contrachapados son tableros fabricados a partir de la unión de varias chapas de madera natural con el sentido de la veta contrapuesto y utilizándose diferentes adhesivos para ello. Es muy habitual utilizar este tipo de contrachapados en la fabricación de muebles o de construcción. 

Paneles contralaminados

Los paneles contralaminados son piezas de gran envergadura mucho más resistentes y estables que incluso la madera natural. Tanto es así, que estos paneles se pueden usar en la construcción de una casa formando las paredes, los techos y los suelos. Incluso muchas casas en la actualidad se están haciendo a raíz de estos paneles contralaminados. 

Aglomerados

Se fabrican a partir de partículas de resina y están revestidos con melamina. Se utilizan principalmente en la fabricación de mobiliario de interior. El gran inconveniente que presentan es su baja resistencia a la humedad y la deformación que esta produce.

MDF

Los tableros de partículas de densidad media (en inglés, ‘medium density fibreboard’) se fabrica a partir de fibras o hebras muy finas de madera. Generalmente se utiliza el término MDF para todos los tableros de fibras, incluidos los de alta y baja densidad.

Tablero de fibras orientadas

Se trata de un punto medio entre los tableros de partículas y los contrachapados. Se forman a partir de la unión de diferentes capas en sentidos contrapuestos de virutas de varios centímetros. El resultado es un tablero muy resistente, similar a un contrachapado, con un precio sensiblemente inferior. Aunque actualmente se utiliza, sobre todo, como revestimiento o elemento estructural. También se puede utilizar para la fabricación de mobiliario, embalajes, etc.

Rechapados

Son tableros aglomerados o MDF sobre los que se pega una chapa de madera natural, de forma que tendríamos un tablero con la apariencia de una madera concreta.

Maderas plásticas o de composite

Este tipo de madera se obtiene uniendo fibras de madera y resinas. Las propiedades finales dependen en gran medida de los componentes utilizados, tipos de resinas y proporciones de cada uno de estos componentes.

Cómo personalizar tus muebles de madera

Si tenemos un mueble de madera en casa pero no nos gusta su color o simplemente queremos hacer un cambio de color, podemos optar por decapar la madera para darle un aire romántico, o bien, pintar la madera para dar un toque de color a la habitación. Si no quieres arriesgarte con el color de la pintura, te recomendamos que elijas pintar tus muebles de madera en blanco. El blanco es un color que nunca falla.

Otra opción es envejecer la madera. Si te gusta el estilo vintage, apuesta por los muebles de madera envejecida para un look retro.

Consejo: no olvides que después de cada tratamiento que hagas es importante barnizar la madera para conseguir que dure más tiempo.

Descubre los distintos tipos de madera en diversos colores y formas