Un burro con ropa de colores nute

Ay (suspiro), cómo te gustaría tener un vestidor… Pues ojalá todos los deseos fueran tan fáciles de cumplir. Solo necesitas una pared despejada y 40 cm de zona de paso delante, para poder moverte con comodidad. Si cuentas con un espacio más grande o una habitación específica para ello, las opciones se multiplican. Con estas ideas de cómo hacer un vestidor low cost, al fin tendrás tu zona de armarios deseada, con poco presupuesto.  

5 ideas para crear tu vestidor low cost 

1. Primero, define el lugar 

Saber en qué sitio de la casa colocarás tu vestidor a veces no es fácil. A menudo, los árboles no te dejan ver el bosque, y si no tienes un cuarto vacío parece que no puedas tener tu vestidor. Aunque lo ideal realmente sería destinar una habitación contigua o cercana al dormitorio o baño como vestidor, no siempre es posible.  

Toma medidas en tu dormitorio y si te dan los metros, adelanta la cama al centro de la estancia y, tras el cabecero, podrás crear un pequeño pasillo donde instalar un armario o un minivestidor abierto.  

¿Y si el único espacio que queda libre en casa para crear un vestidor es abuhardillado? Aunque no puedas colocar módulos altos para colgar ropa larga, sí puedes crear armarios cerrados o abiertos con baldas y cajones para guardar la ropa doblada, complementos, zapatos… 

Los diseños a medida suelen ser más caros, pero tienen la ventaja de aprovechar cada centímetro y recoveco. Como suele ser una solución para espacios pequeños, no habrá muchos módulos, así que no se encarecerá el precio final, pero sí se le sacará el máximo partido al espacio.  

2. Barras colgadas desde el techo o fijadas entre paredes 

Esta es sin duda la solución más económica y minimalista para un lograr un vestidor low cost. Se trata de instalar unas simples barras de pared a pared o directamente desde el techo, para colgar chaquetas, camisas y jerséis. La parte baja puedes completarla con cajoneras, cómodas, cestos o bancos, para la ropa doblada o zapatos. 

3. Sin puertas, ahorrarás 

Si optas por un vestidor abierto, te ahorrarás el coste de las puertas, que puede ser considerable. Las puertas encarecen un 20% el precio final del armario y si son lacadas pueden llegar a duplicarlo.  

Si tienes miedo de que tu ropa se llene de polvo o si el orden no es lo tuyo y temes que se vea caótico, unas bonitas cortinas pueden ser la alternativa barata, práctica y decorativa. Es una forma de cerrarlo con estilo. 

4. Los estantes son clave 

Y si te decimos que con una simple barra y unos estantes puedes organizar tu vestidor low cost en cualquier rincón. Son los elementos imprescindibles para poner las camisetas, por un lado, y pantalones, camisas y vestidos colgados por otro. Necesitarás mínimo un fondo 40 cm para que te quepa todo bien, descartando los cajones para no desperdiciar ni un centímetro. Es importante que las perchas sean todas iguales y mantener una distancia mínima entre ellas de un dedo, para que las prendas respiren y sea fácil manipularlas. 

5. Módulos ‘transformer’ 

Para que tu vestidor sea funcional, echa mano de piezas especiales como pantaloneros y falderos con guías hidráulicas, barras telescópicas y las extraíbles.  

Más ideas de un vestidor low cost 

  • La importancia de los muebles auxiliares: Si deseas un vestidor que no parezca low cost, el consejo es que lo subas de nivel con la decoración. Una pequeña butaca en una esquina, para calzarte, o un galán de noche o burro con ruedas para dejar la ropa que no está sucia pero sí puesta, una bandeja con tus perfumes o un espejo de cuerpo entero con marco para ver cómo te queda el modelito. 
  • Accesorios para organizar joyas y complementos. Son un must. Los hay de todo tipo: organizadores metálicos para collares, expositores para las gafas de sol, cestas de tela o material plástico con compartimentos para cinturones y fulares… 
  • Una buena iluminación será clave para que el ambiente sea acogedor y práctico. Unos apliques o focos en lo alto de los armarios, una lámpara de techo de cristal en mitad de la sala o unas velitas para que huela bien serán buenos aliados. 
  • Unas cajas de tela, todas iguales, para las baldas más altas, donde guardar la ropa de fuera de temporada, aportarán una imagen armónica.  
  • Una alfombra en el centro del vestidor es todo un acierto. Selecciona un modelo cuyas medidas se ajusten a las dimensiones del vestidor, para que se vea proporcionada. 
  • Empapela el fondo del armario o la pared, si solo tienes baldas y barras, ya que este sencillo gesto le dará un aspecto más elegante a tu vestidor.  Una pared con vida te dará mas espacio.
  • Si los metros te lo permiten, pon una isla central, donde guardar los complementos. Si no quieres invertir en una isla a medida, junta por el reverso dos cajoneras de poca profundidad y tendrás tu isla para vestidor low cost.  

Coge la cinta métrica y toma medidas 

Para que tu vestidor low cost sea realmente práctico, a la hora de colocar baldas y barras deberás tener en cuenta estas medidas estándar para cada área: 

  1. Las prendas largas necesitan un hueco de, al menos, 160 cm de largo. 
  2. Para las prendas cortas, te bastará una longitud entre 75 y 90 cm. 
  3. Las camisas precisan 45 cm de altura por 50 cm de ancho. 
  4. Los estantes para jerséis necesitan 30 cm de distancia entre ellas.  
  5. El fondo de armario más habitual es de 60 cm.  
  6. Analiza bien la ropa que tienes antes de planificar tu vestidor, ya que  solo así se adaptará a tus necesidades. Si tienes más ropa de colgar que doblada, necesitarás más barras que cajones y eso, económicamente, es una buena noticia.  

Ya ves, si quieres ¡puedes! Fíjate en el más famoso vestidor de todos los tiempos: el de Carrie Bradshaw de Sex and the city. Tampoco era para tirar cohetes de grande (para toda la ropa que tenía), pero estaba en el lugar ideal (conectando dormitorio y baño), con una distribución enfrentada de barras y cajoneras y color, mucho color. El tip final es este: ¿y si pintas o escoges un mobiliario de color intenso para tu vestidor? Lo subirá de nivel y nadie dirá que es un vestidor low cost.  

¿Estás buscando accesorios para crear un vestidor sin gastar mucho?